Pierde su licencia el famoso club de strip tease Windmill Theater de Soho en Londres

por Admin el 12 Enero, 2018

en Sueltos

Por David Brown – The Times – Después de capear el Blitz durante la Segunda Guerra Mundial y el escrutinio de la censura del Primer Ministro Chamberlain, el más famoso club nocturno de Gran Bretaña fue derrotado ayer por mujeres activistas.

The Windmill Theatre, que aparece en la película Mrs Henderson Presents, del año 2005, perdió su licencia de club con espectáculos sexuales después de que los organizadores de la campaña contrataran agentes jubilados de la Policía para llevar a cabo una investigación encubierta.

La convertida sala de cine en lo que fue el distrito de la luz roja del distrito de Soho en el corazón de Londres adoptó el lema "Nunca Hemos Cerrado" en el resoluto desafío de sus actuaciones con desnudos durante la guerra.

Laura Henderson, una excéntrica viuda que gerenció el club durante la Segunda Guerra Mundial, fue interpretado en la película por la Dama Judi Dench (Dame Commander of the Order of the British Empire, es el equivalente femenino de Caballero del Imperio Británico), quien recibió una nominación a los Oscar por su actuación en la película.

Sin embargo, el señor Oscar Owide, con su dominante personalidad, sucesor de la Sra. Henderson, fue culpado por la caída del club. El señor Owide, que una vez fue descrito como el "más grande chulo de Gran Bretaña", fue el propietario del Windmill Theater a partir de la década de 1990, mientras el distrito Soho experimentaba un cambio dramático, con compañías de publicidad, bufetes de abogados y clubes con miembros exclusivos  que sustituyeron a muchas de las antiguas empresas.

El grupo que realizó la campaña, insiste en que "no creen en la objetización de la mujer", contratando a los funcionarios policiales jubilados para hacer visitas encubiertas al club el pasado mes de octubre. Stuart Jessop, el abogado del grupo, que no puede ser identificado por razones legales, dijo que los investigadores fueron testigos de "tocamientos íntimos y actos sexuales de todo tipo".

Dijo que eran posibles delitos relativos a la prostitución, los burdeles, el soborno de los guardias de seguridad, y bailarinas ofreciendo  drogas a los clientes. Uno de los oficiales retirados, dijo que después de pagar £30 como cuota de inscripción se le ofreció un baile privado por £150.

La seguridad se hacía de la vista gorda por otras £10. La bailarina, quien se llamó a sí misma Summer, estaba desnuda mientras le tocaba íntimamente, mientras otros hombres en la zona VIP llevaban a cabo un acto sexual con otra bailarina, dijo.

Los organizadores de la campaña se opusieron a la renovación de la licencia, que permite la completa desnudez del strip-tease" hasta las 5.30 de la mañana todos los días, excepto el domingo, cuando el Windmill Theater cierra a las 3 de la madrugada.

Michael Bromley-Martin, asesor legal del club, le dijo al comité de licencias de Westminster: "The Windmill Theater ha sido una institución en Londres durante muchos años. Fue desde octubre que hubo un incumplimiento sistemático de las condiciones de la licencia."

Daniel, el hijo de Mr Owide, de 57 años, gerente ejecutivo del club, dijo que su padre era un "obsesivo por los controles". "Él estuvo en el negocio durante 60 años, y nadie tuvo ninguna injerencia en el club, especialmente en los últimos meses de su vida", dijo.

Después de la muerte de su padre, el club se transformó, con reglas estrictas para las bailarinas y personal de seguridad, dijo el Señor Owide. El club reconoció que hubo incumplimientos de las normas de la licencia, pero negó que cualquier actividad criminal hubiera tenido lugar.

Melvyn Caplan, el presidente del comité, dijo que la licencia no sería renovada, porque "no estamos convencidos de que las infracciones no vuelvan a ocurrir".

Nickie Aiken, el líder del consejo de la ciudad en Westminster, dijo después de la audiencia: "Hay una delgada línea entre lo sórdido y lo bohemio. Lo que estaba sucediendo en ese club estaba cruzando esa línea."

The Windmill Theater tiene 21 días para apelar contra la pérdida de su licencia. Oscar Owide, quien murió el mes pasado a los 85 años, fue multado con £200,000 en el año 2004 después de admitir estar gestionando empresas ilegalmente a pesar de que hace cuatro años recibió la prohibición de administrar negocios.

La pérdida de la licencia significa que The Windmill Theater no puede proporcionar "entretenimiento principalmente o exclusivamente para los fines de la estimulación sexual," sin embargo todavía puede vender alcohol.

The Times: Soho strip club the Windmill Theatre loses its licence

Exordio: The Windmill Theater


Artículo anterior:

Siguiente artículo: