Película sobre la Batalla de Moscú en 1941 genera controversia en Rusia

por Admin el 23 Noviembre, 2016

en Sueltos

Los 28 de Panfilov, cuenta la gesta de una división rusa que luchó a muerte para defender a Moscú, pero algunos están cuestionando la veracidad de la historia.

Panfilov-28

A cada estudiante soviético le enseñaron acerca de las hazañas de los últimos 28 miembros de la división de Ivan Panfilov, que hacia finales de 1941 lucharon a muerte para detener un ataque a Moscú de tanque alemanes en uno de los episodios más conocidos del esfuerzo de guerra soviético.
 
"Rusia es enorme, pero no hay hacia dónde retroceder – Moscú está detrás de nosotros", dice uno de los soldados del Ejército Rojo, armado con cócteles Molotov y granadas, pero al final el ataque se detuvo.
 
La historia, ahora tema de una película sobre la gesta de los 28 de la División Panfilov, se estrena en Rusia esta semana, mientras la controversia retumba en el hecho de que muchos de los detalles de esa última resistencia a muerte – tanto en la película como en versiones anteriores – parecen haber sido un invento.
 
Las discusiones sobre la película y la mitología en el episodio en general comenzaron en la primavera pasada, cuando Sergei Mironenko, director del Archivo de Estado Ruso, dio una entrevista diciendo que mientras que de hecho la batalla en las afueras de Moscú fue sangrienta, no era como muchos la han entendido.
 
Sus palabras provocaron tal indignación que durante el verano el Archivo publicó en Internet un informe militar soviético interno de 1948 sobre los acontecimientos, que llegaron a la conclusión de que un periodista del periódico del Ejército Rojo había creado los detalles de la historia, inventando frases e ignorando el hecho de que algunos de los soldados sobrevivieron y uno se cree que es de los que se rindieron a los alemanes.

La leyenda fue cocinada para encajar en la orden soviética de que los soldados debían luchar hasta la muerte en lugar de rendirse.
 
‘El mundo entero en vilo nos está mirando, porque justo aquí nos estamos defendiendo hasta morir’, dice un soldado en el trailer de la película.
 
Vladimir Medinsky, el Ministro de Cultura, reaccionó con furia a la intervención, diciendo que no era el trabajo de los Archivos hacer evaluaciones históricas y si Mironenko quería cambiar de profesión, debe hacerlo. Poco después, Mironenko fue despedido.
 
El político nacionalista Vladimir Zhirinovsky dijo en las últimas semanas que él había convocado a una reunión de gobierno para que Mironenko fuera despedido. Afirmó que su tío había luchado en la División Panfilov y dijo que los que se quejaban por el número exacto, estaban saliéndose del contexto. "Es inaceptable, para empezar, que alguien de los Archivos le diga a todo el país que en Panfilov no hubo héroes", dijo.
 
Más adelante el ministro Medinsky fue más lejos en defensa de la película y su repulsión por aquellos que cuestionan la historia.
 
"Es mi profunda convicción de que incluso si esa historia fue inventada desde el principio hasta el final, aunque Panfilov nunca haya existido, aunque no hubiera nada en absoluto, es una leyenda sagrada que es simplemente inadmisible mancharla. Y las personas que tratan de hacerlo son despreciables."
 
Medinsky dijo que le gustaría enviar a esas personas, que "meten sus dedos sucios, en la historia de 1941" volver a la época de la guerra en una máquina del tiempo y dejarlos en una trinchera para enfrentar los tanques alemanes armados con sólo una granada de mano.
 
En los 28 de la División de Panfilov se incluyeron a muchos asiáticos centrales, y el mes pasado el Presidente Putin y el de Kazajstán, Nursultan Nazarbayev, vieron la película juntos.
 
Con Putin, la victoria en la Segunda Guerra Mundial se ha convertido en el principal bloque de construcción de la identidad rusa moderna y la crítica al Ejército Rojo o las menciones de los lados más oscuros sobre los esfuerzos de guerra son inadmisibles.
 
El lugar enorme de la guerra en la psique nacional es comprensible, teniendo en cuenta que la Unión Soviética perdió más de 20 millones de ciudadanos durante la guerra. Pero a algunos les incomoda que la mitología haya superado a la realidad.
 
Alexander Morozov, profesor de historia y Presidente del Consejo Editorial de una revista sobre la enseñanza de la historia en las escuelas, llamó a la película un "gran error" y dijo que mitificar la guerra solo confundiría a los niños.
 
Le dijo a la Radio Ekho Moskvy: "debemos decir la verdad, por supuesto. Sí, hubo una batalla, sí hubo heroísmo. Sobre eso es la película que han debido hacer. Pero como ha sido hecha, al ver esta película… si te pones en línea encontrarás un montón de información sobre esta batalla, y minarán tu confianza con este tipo de cosas."
 
The Guardian: Russian war film set to open amid controversy over accuracy of events


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*