Para siempre, el amor de una ucraniana y un italiano durante la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 19 Mayo, 2013

en Sueltos

Una  escultura que muestra a dos ancianos, ambos abrazándose en un abrazo que desafía la edad, inmortaliza una reunión 60 años después del final de la Segunda Guerra Mundial y al caer la cortina de hierro que desgarró su amor.

Un nuevo monumento en Kiev dado a conocer este mes, preserva para las generaciones futuras la extraordinaria historia de la ucraniana Mokryna Yurzuk y el italiano Luigi Pedutto que finalmente fueron recompensados por no haberse olvidado.

Mokryna y Luigi se conocieron por primera vez en 1943 en un campo de trabajo en Austria, donde habían sido encarcelados después de ser arrestados y deportados por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial.

Ambos tenían alrededor de 20 años de edad. A pesar de la barrera del idioma, se enamoraron, ayudándose mutuamente a soportar las dificultades de la vida en el campo en una Europa devastada.

Mokryna y Luigi ambos trabajaron en el taller de costura y el joven italiano de vez en cuando intentó hacer algo bonito para su novia ucraniana, fuera de su trabajo diario.

Y durante los períodos de descanso, se sostuvieron mutuamente las manos y caminaban en silencio: ella no entendía el italiano y él sólo sabía unas palabras en ruso.

En 1945, cuando las fuerzas aliadas lanzaron una operación para liberar a los cautivos, Luigi con Mokryna y su hija Nadia escaparon del campo.

El italiano quería ir a Ucrania con su novia, pero era casi imposible para un extranjero entrar en cualquiera de las repúblicas de la Unión Soviética en aquel momento, porque la cortina de hierro había caído sobre Europa.

Después de la guerra, Mokryna y Luigi se casaron por su lado y tuvieron sus propias familias en Ucrania y en Italia. Pero luego ambos enviudaron.

Algún tiempo después, Luigi Pedutto envió una carta al programa "Espérame" de la televisión rusa, que también se transmite en Ucrania y está especializado en atender solicitudes de los televidentes para la búsqueda de familiares o personas cercanas desaparecidas.

El italiano tuvo suerte: su amada Mokryna fue encontrada en el remanso de un pequeño pueblo ucraniano en la región de Dnipropetrovsk de Ucrania central.

Es esa reunión en el estudio de TV ocurrida en el 2004, casi seis décadas después que se separaron, que escultores perennizaron ese momento en una escultura que ahora se encuentra en el Parque de Khreschatyi en Kiev.

En aquel entonces, el italiano muy emocionado lloró y agradeció al destino por darle la oportunidad de ver a su querida una vez más. Desde entonces, Luigi vista regularmente a Mokryna, para ayudarla en su casa.

Luigi visitó Kiev para asistir a la inauguración de la estatua que simboliza el amor que se mantiene a pesar de largos años de separación y privación de la posguerra.

Vestido con el uniforme del ejército italiano y con una larga pluma en el sombrero ceremonial, Luigi con 90 años de edad se le ve en muy buena forma, demostrando su emoción sólo cuando él quitó el velo del monumento recién levantado.

"Quiero agradecer sinceramente a la gente de Kiev, a los ucranianos. "Estoy abrumado con sentimientos", dijo el veterano italiano.

"Cuando fui a la escuela y tenía nueve años, mi maestro dijo: ‘muchachos, recuerden: todas las cosas difíciles que tienen que pasarte, tarde o temprano, te serán recompensadas".

"Creo que ahora he recibido una gran recompensa por la vida que he vivido y por todo lo que me pasó".

El monumento de Mokryna y Luigi ha sido simbólicamente colocados frente al llamado "Puente de los Amantes", que según la tradición está adornada con grandes y pequeños candados como promesas de amor eterno.

Las autoridades de Kiev dieron a conocer la escultura en la víspera de la fiesta del 9 de mayo, cuando Ucrania, junto con Rusia y otros Estados de la ex Unión Soviética, conmemoraron la victoria sobre Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

Mokryna Yurzuk no pudo asistir a la inauguración del monumento debido a enfermedad, explicó Elena, una de sus dos nietas, que fue en su lugar.

"Ella quería, pero no pudo. Nuestra abuela es muy introvertida, fue sólo hace poco tiempo que supimos los detalles de la historia con Luigi".

"Pero, quizás, es gracias a esa historia que la vida continúa", dijo Elena.

"Ella me dijo que estaba en un campamento en Austria, tenía un amigo italiano que la ayudó.

"A veces ella no puede recordar lo que sucedió ayer, pero recuerda lo que ocurrió hace muchos años".

Agregó que Mokryna no estaba interesada en la publicidad, a pesar del interés que hay en su historia. "Mi abuela no le gusta que haya agitación alrededor de ella, ella responde con mucha moderación a todo."

Yahoo News: Ukrainian’s WWII love for Italian immortalised in sculpture


Artículo anterior:

Siguiente artículo: