Okinawa: Opositores a bases de EE.UU., tienen ahora contra-opositores

por Admin el 11 Mayo, 2014

en Sueltos

NAHA – Todas los días a alrededor de las 7 de la mañana, desde el polémico despliegue de los aviones Osprey en 2012, una docena de ciudadanos de Okinawa se plantan frente a la puerta de Oyama de la Base Futenma de EE.UU. en la Prefectura de Ginowan protestando contra la base estadounidense.

okinawa-oposicion

Cada vez que entran o salen vehículos de la base, los manifestantes agitan pancartas exigiendo "¡No! a la Base" y gritando "Marines Go Home!" Pero desde el año pasado, unos 20 contra manifestantes se han reunido en el lado opuesto de la calle con pancartas mostrando mensajes sorprendentemente amistosos a favor de la presencia militar estadounidense. "Ustedes son nuestros buenos amigos" y "Gracias por proteger a la isla", dice una pancarta.

"Queremos que la gente sepa que también hay gente en Okinawa que simpatizan con las bases militares y los soldados estadounidenses," dijo Yasunori Tedokon, de 50 años, uno de los organizadores de la contra manifestación. Este residente de la cercana Urazoe comenzó, en marzo del año pasado, la contraprotesta de todos los viernes por la mañana.

Mientras que los okinawenses históricamente han exigido que el gobierno reduzca la carga de la presencia militar de Estados Unidos, ha habido una reacción visible contra el activismo antimilitar entre algunos residentes. Esta Prefectura acoge un 75 por ciento de todas las instalaciones militares estadounidenses en Japón.

Los activistas pro-EE.UU. afirman que los sentimientos públicos de los okinawenses han estado históricamente demasiado inclinados a la izquierda. Las crecientes tensiones con China por las islas en disputa en el mar de China Oriental parecen estar detrás del cambio, pero los expertos también señalan que hay una inclinación hacia el conservadurismo entre  los jóvenes okinawenses.

Una mujer de 75 años de edad que participa en la manifestación diaria anti-base frente a Futenma dijo que los contra manifestantes les gritan y les toman fotos.

"Nosotros debemos devolver el golpe pero estamos simplemente en minoría", dijo.

El mes pasado, una reunión de ciudadanos opuestos al traslado previsto de Futenma al Distrito Henoko de Nago, en el norte de Okinawa, atrajo una multitud de varios cientos de personas a una playa de Henoko. Los opositores del movimiento quieren que la base aérea sea trasladada fuera de la prefectura.

Un día después, el señor Tedokon visitó el sitio de reunión para quitar pancartas, banderolas y listones que los manifestantes dejan en las cercas que rodean el Campo Schwab de la Infantería de Marina de EE.UU., en demostración de protesta.

"Es vergonzoso para los okinawenses desfigurar el paisaje urbano con banderolas y listones", dijo.

En marzo, un grupo de jóvenes hizo un llamamiento a los peatones en un bullicioso distrito comercial en Naha, expresando su oposición a los activistas por la paz en Okinawa.

Mediante el familiar etiquetado de incitación al odio dirigidos a ciudadanos activistas en otros lugares, los activistas por la paz acusan a los de Okinawa de ser "todos miembros de sindicatos y grupos de extrema izquierda".

"La opinión pública aquí está demasiado inclinada a la izquierda, y estamos tratando de llevarlos al centro," dijo Soshi Morita, el líder de 38 años de edad del Equipo Okinawa.

Aquellos críticos del antiguo movimiento activista de paz en Okinawa constantemente hacen referencia a la creciente amenaza de China en el Mar de China Oriental.

Okinawa volvió a soberanía japonesa en 1972, después de haber estado bajo administración militar de Estados Unidos desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Asahi Shimbun: Backlash against anti-U.S. military activists on rise in Okinawa


Artículo anterior:

Siguiente artículo: