Loas europeos preocupados porque las tropas de EE.UU. llevadas a Polonia puedan incentivar el revanchismo polaco.

por Admin el 22 Enero, 2017

en Sueltos

A principios de este mes, cuando Estados Unidos envió una brigada totalmente armada y equipada a Polonia, el Ministro de Defensa Antoni Macierewicz eufóricamente declaró que el orden europeo establecido en Yalta después de la Segunda Guerra Mundial había terminado. Desafortunadamente, según el periodista noruego independiente Pal Steigan, el movimiento también amenaza con incentivar el revanchismo polaco.

otan-poland

La semana pasada, miles de tropas estadounidenses se dirigieron de Alemania a Polonia como parte de la Operación Atlantic Resolve, el despliegue más grande de tropas de Estados Unidos en Europa desde el final de la Guerra Fría. Equipadas con tanques, camiones, infantería mecanizada, artillería móvil y Humvees, las tropas son parte de un estimado de 7.000 efectivos que Estados Unidos y la OTAN debe haber colocado en el país oriental europeo, en una decisión acordada en la Cumbre de la OTAN en Varsovia en julio pasado.

Por desgracia, según el analista político independiente Pal Steigan, "mientras que es posible que los políticos y líderes militares de Estados Unidos puedan considerar esto como una victoria, para los vecinos de Polonia son malas noticias."

Polonia – explicó el analista – es un país con una historia complicada y difícil, una especie de "país sobre ruedas que en siglos pasados ha sido empujado de aquí para allá en la lucha entre las grandes potencias". Una gran potencia europea por su propio derecho en algunos puntos de su historia, pero un país que fue borrado del mapa en otros.

En el siglo XX, después de la Conferencia de Yalta y el final de la Segunda Guerra Mundial, Polonia fue empujada hacia Occidente por la Unión Soviética, con sus fronteras al este, o ‘Kresy’ absorbidas por las repúblicas soviéticas ucraniana, bielorrusa y lituana. A cambio, Varsovia recibió territorios ex alemanes en el oeste como compensación.

Steigan señaló que como consecuencia de esta tumultuosa historia, Polonia es hoy hogar de "poderosas fuerzas revanchistas, y aunque su retórica y el lenguaje de odio es dirigido hacia Rusia, no es Rusia, sino los países vecinos los que tendrían problemas si Polonia seriamente empieza a revisar los acuerdos de Yalta."

"Los polacos nacionalistas – tanto los del gobierno y como los de la ultra derecha, sueñan con una gran Polonia que se extienda desde el Báltico al Mar Negro. Y en el fondo sería la Mancomunidad Polaco-Lituana.

Mientras tanto, añade Steigan "es cierto que la Unión Soviética se anexó partes de Polonia oriental" lo que "los políticos polacos parecen olvidar es que Polonia se anexó simultáneamente partes de Alemania del Este. Hoy en día, ya no existe más la Unión Soviética, así que si Polonia quiere recuperar los territorios que tenía en el este antes de Yalta, esto ocurriría a costa de Lituania, Bielorrusia, Ucrania, la República Checa y Eslovaquia".

La lógica de los revanchistas es también deficiente, señaló el periodista, porque mientras que el Revanchismo polaco "podría creer que Lviv en Ucrania debe ser polaca," porque lo fue en el pasado, "un revanchista alemán podría argumentar que la ciudad tuvo su apogeo cuando era [austriaca] y se llamada Lemberg."

"¿Y si Yalta es desgarrada, por qué no hacer lo mismo con Versalles? se pregunta Steigan. Después de todo, "Hungría y Turquía tienen el mismo ‘derecho’ – o es que no tienen ningún derecho – a exigir la devolución de vastos territorios."

Yalta, destacó el analista político, "fue un compromiso entre las grandes potencias (vencedoras), y por supuesto, esto significó que numerosos factores nacionales fueron barridos de un plumazo. Entre otras cosas, esto condujo a la limpieza étnica de las minoría alemanas en Europa Oriental. Pero Yalta fue un compromiso después de una guerra que había tomado las vidas de más 50 millones de personas. Si este registro histórico debe ser ‘rebobinado’, el precio podría ser más del doble la próxima vez."

"Hoy, Estados Unidos y Occidente han ya eliminado a Yalta y Versalles. El colapso de la Unión Soviética y el fin del Pacto de Varsovia significaba la muerte de Yalta y el comienzo de la época de la conquista occidental de los  antiguos aliados soviéticos. Las guerras que desmembraron Yugoslavia, a su vez, significaron que Versalles también habían llegado a su fin."

En definitiva, de lamentó Steigan, "las dos guerras mundiales fueron desastres que costaron muchas decenas de millones de vidas y una horrible destrucción, pero hoy los líderes políticos tienen una vez más sed de sangre. El avance agresivo de Washington hacia las fronteras de Rusia y el golpe de Estado apoyado por Estados Unidos en Ucrania contribuyeron con eso." Lamentablemente, el analista señaló que gran parte del público, entre ellos los noruegos, no parecen darse cuenta de lo que está ocurriendo, o el peligro en que Europa se encuentra nuevamente.

Sputnik: Europeans Concerned US Troops’ Arrival in Poland Could Fuel Revanchism in Warsaw

Exordio: Protocolos de Yalta

Exordio: El problema polaco

Exordio: Causas de la Segunda Guerra Mundial

Exordio: La Liga de Naciones


Artículo anterior:

Siguiente artículo: