Gran cañón del acorazado USS Missouri es colocado en museo de Delaware, EE.UU.

por Admin el 21 Mayo, 2016

en Sueltos

Por Molly Murray, The News Journal — El cañón fue testigo de la firma del Acta de Rendición de Japón al final de la Segunda Guerra Mundial y ahora está instalado en el Parque Estatal de Cape Henlopen.

Fueron necesarias dos grúas con contrapesos de 80 toneladas, un equipo de instaladores y decenas de voluntarios para levantar el cañón de 16 pulgadas –uno de los cañones que fueron testigos de la rendición de Japón en la bahía de Tokio en septiembre de 1945– y deslizarlo en su ubicación permanente en Cape Henlopen State Park el viernes.

La instalación del cañón determina el siguiente paso en un plan para desarrollar un completo Museo de la Segunda Guerra Mundial en una sección del parque, que durante el inicio de la guerra fue el responsable de la defensa de la Bahía de Delaware y de su río, de los ataques enemigos. El recién instalado cañón apunta a hacia Nueva Jersey.

Un arma similar de 16 pulgadas proporcionó parte de la potencia de fuego que hizo que Fort Miles fuera un vínculo crítico en la defensa estratégica del Atlántico Medio.

El cañón fue colocado en un depósito de chatarra y luego fue descubierto hace cuatro años, en el complejo naval de Dahlgren, en Virginia. Tres de los cañones del acorazado USS Missouri han sido rescatados. Uno está en Cape Charles, Virginia, otro en Cape Henlopen State Park y el tercero en un Museo de la Segunda Guerra Mundial en Arizona.

Fue llevado en una gabarra por la Bahía de Chesapeake y luego se le montó en un vagón de ferrocarril, para después ser llevado por tren hasta la Península de Delmarva en Georgetown. Luego, fue trasladado a Lewes por ferrocarril, cruzando el puente de ferrocarril del Canal Lewes-Rehoboth en 2012.

Desde entonces, voluntarios de la Asociación Histórica de Fort Miles han raspado pintura y restaurado el masivo cañón y otras partes y piezas del arma.

Una base de hormigón 45 toneladas, una base inclinada de 35 toneladas y un yugo de 19 toneladas sirven de apoyo al enorme cañón. El peso combinado del cañón y la cureña es de 300 toneladas.

"El cañón es ahora la pieza central de nuestro Museo de Fort Miles", dijo Gary Wray, director del Fort Miles Historical Association.

Este cañón podía lanzar un proyectil de 16 pulgadas a su objetivo a más de 43 kilómetros de distancia

Un equipo de 48 sirvientes podía cargar disparar un obús por minuto.

Hasta ahora, ha costado un estimado de $1 millón entre donaciones del estado, entidades privadas  y la Fundación para la restauración e instalación del arma, además de miles de horas hombre de voluntarios de la Asociación Histórica de Fort Miles.

El esfuerzo siguiente está orientado a recaudar $ 2,1 millones para completar el Museo, dijo Wray.

Delaware OnLine: Big WWII Gun positioned at Cape Henlopen

Exordio: Rendición de Japón (29-8-1945)

Exordio: Actas de Rendición de Japón


Artículo anterior:

Siguiente artículo: