Europeos que vivieron durante la Segunda Guerra Mundial corren mayor riesgo de sufrir problemas físicos y psiquiátricos

por Admin el 21 Enero, 2014

en Sueltos

Una nueva mirada estadística a las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial sugiere que haber vivido en estado de guerra en Europa continental aumentó el riesgo de ser víctimas más adelante en la vida, de complicaciones físicas, psiquiátricas y sociales.  El estudio arroja nueva luz sobre la capacidad de los conflictos a gran escala de transformar el perfil de salud pública de una nación.

europe-at-war

El Dr. Joachim K. Winter, un economista de la Universidad de Munich y coautor del nuevo estudio, dijo en un comunicado de prensa que el examen estadístico viene en respuesta a la carencia evidente de una amplia investigación sobre el tema. "Dada la magnitud de la Segunda Guerra Mundial y la forma fundamental en que cambió al mundo, la literatura económica existente sobre su impacto a largo plazo es muy pobre," dijo. "Estudios de este tipo son importantes para ayudar a la sociedad a entender mejor las muchas consecuencias a largo plazo de un  conflicto militar".

El costo de los conflictos armados

Publicado en la revista "Review of Economics and Statistics", el estudio evaluó información médica y social de 20.000 personas mayores en 12 países europeos que participaron en el conflicto de seis años, que mató a 2.5 por ciento de la población mundial. Los resultados de salud observados, que incluyó un aumento en el riesgo de diabetes, depresión y enfermedad del corazón, fueron particularmente pronunciados en familias con ingresos más bajos, señaló el autor del estudio Dr. James P. Smith de la "RAND Corporation". "Mientras que un evento de la magnitud de la Segunda Guerra Mundial afectó a todas las clases sociales en toda Europa, la evidencia sugiere que los efectos más graves en las últimas décadas ocurrieron en la clase media, con la clase baja justo detrás de ellos en cuanto a la magnitud del impacto," explicó.

Además de los datos médicos, el equipo examinó también las estadísticas relacionadas con educación, logros económicos y matrimonio. Encontraron que quienes vivieron la guerra tenían bajos niveles de educación, y les tomó más tiempo completarla, tenían menos probabilidades de casarse y eran menos propensos a estar satisfechos con la vida en la vejez. Los investigadores teorizan que la dramática pérdida de padres jóvenes y de protectores puede haber contribuido a estos reveses sociales.

Finalmente, el equipo observó un incremento 5.8 puntos porcentuales en la probabilidad de la población asolada por la guerra de sufrir depresión. "La guerra tiene muchas consecuencias notables, pero también tiene un costo en la salud y el bienestar de los sobrevivientes en el transcurso de sus vidas," dijo a los reporteros la coautora Dra. Iris Kesternich.

Comprensión del impacto de la guerra

Lo que el estudio actual demuestra es que las consecuencias de un conflicto armado no se limitan a los años inmediatamente posteriores a su terminación. Al igual que los efectos de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki perduraron durante varias generaciones después del ataque, el impacto de la Segunda Guerra Mundial se extiende bien entrado el siglo XXI. Según Smith, "observando solamente los costos de la guerra durante el conflicto o inmediatamente después de terminado, se subestiman significativamente los costos totales de la guerra".

Los autores señalan también, en el caso de la Segunda Guerra Mundial, sólo parte de las naciones en el conflicto tuvieron muy poco impacto en el futuro de su ámbito social. "Lo que parece ser esencial en el largo plazo, en términos de crecimiento económico, no fue si los países formaban parte de los ganadores o de los perdedores en la guerra, sino más bien si fueron capaces de transitar hacia la democracia y las economías de mercado abierto", concluyó Smith.

Medical Daily: Europeans Who Lived Through WWII At Higher Risk Of Physical, Psychiatric Complications


Artículo anterior:

Siguiente artículo: