En Okinawa protestan por décadas de crímenes de militares de Estados Unidos.

por Admin el 19 Junio, 2016

en Sueltos

La protesta masiva de okinawenses el domingo es la última en más de medio siglo de descontento por la presencia de millares de tropas de los E.E.U.U. en la isla.

okinawans-protest

El domingo, 65.000 residentes de Okinawa realizaron su mayor concentración desde 1995 para protestar por la presencia de bases militares en la isla, debido al alto número de crímenes cometidos por las tropas estadounidenses estacionadas allí.

La isla sudoccidental japonesa acoge a la mayor concentración de militares de Estados Unidos en Japón, que son más de 50.000 en total, además de 40.000 dependientes y otros 5.500 civiles estadounidenses empleados por el Departamento de Defensa.

El Mitin del domingo, que se ha extendido incluso a Tokio, fue organizado en protesta por la violación y asesinato de una joven de 20 años el mes pasado, presuntamente por un contratista estadounidense y ex Marine estadounidense.

El domingo RT de Rusia compiló una lista de los incidentes que han puesto a prueba el compromiso Japón en el Tratado de Seguridad que firmó con Estados Unidos en 1951, según el cual Estados Unidos tiene derecho a establecer bases militares en el archipiélago a cambio de un compromiso para defender a Japón en caso de ataque externo.

Más tarde, en 1960, Japón y Estados Unidos firmaron el Tratado de cooperación mutua y seguridad, que permite a militares de Estados Unidos vivir en Japón sin necesidad de registrarse con las autoridades japonesas de inmigración como lo hacen todos los extranjeros que ingresan al país.

Las autoridades japonesas sólo reciben información sobre el número de soldados estadounidenses en las bases y en contraste con la libertad que tienen las fuerzas estadounidenses a los japoneses no se les permite entrar en una base de Estados Unidos, bajo amenaza de arresto.

En noviembre de 1949 en un artículo de la revista Time esa publicación  fue a primera en exponer la mala conducta de las tropas estadounidenses en Okinawa, donde fueron estacionadas desde que Japón fue derrotado en la Segunda Guerra Mundial. Después del final de la guerra, Okinawa siguió siendo un Protectorado de Estados Unidos hasta 1972, cuando la isla fue devuelta al gobierno de Japón.

Llamándola "La isla olvidada", en el artículo se informó que entre marzo y septiembre de 1949 los militares estadounidenses cometieron 29 asesinatos, 18 violaciones, 16 robos y 33 asaltos contra los 600.000 habitantes de la isla.

En 1955, una niña de seis años llamada Yumiko Nagayama fue asesinada y violada por un Marine de Estados Unidos en Okinawa. El soldado estadounidense Isaac J. Hurt fue juzgado por cargos de violación y asesinato por una corte marcial de Estados Unidos en la isla. Aunque fue encontrado culpable, su caso fue posteriormente apelado y el soldado fue trasladado a Estados Unidos donde fue dejado en libertad.

okinawans-protest-2

Un cuarto de siglo de resentimiento estalló en diciembre de 1970 durante la asonada de Koza, cuando unos 5.000 okinawenses se enfrentaron a 700 soldados de Estados Unidos después de que un vehículo conducido por un soldado estadounidense borracho atropelló a un hombre cerca de la Base Aérea de Kadena en Okinawa. Durante los disturbios del 20-21 de diciembre, aproximadamente 60 estadounidenses resultaron heridos, 82 personas fueron detenidas, varios edificios en la base aérea fueron destruidos o fuertemente dañados y 80 vehículos fueron quemados.

La mayor protesta hasta la fecha en la isla ocurrió en septiembre de 1995, después de que tres Marines estadounidenses apostados en la base de Campo Hansen alquilaron una camioneta van y secuestraron y violaron a una niña japonesa de 12 años de edad. Estalló la rabia pública y 90.000 japoneses salieron a las calles a protestar contra los crímenes de Estados Unidos en Okinawa.

En julio de 2000 el Presidente Bill Clinton se vio obligado a pedir disculpas a los okinawenses por los crímenes de los soldados estadounidenses cuando asistió a la Cumbre del G8 en Okinawa. Su visita fue precedida por una protesta de 25.000 manifestantes que formaron una cadena humana alrededor de la base Kadena en Okinawa central. La protesta fue en respuesta luego de la detención de un infante de Marina de Estados Unidos por agredir sexualmente a una niña de 14 años de edad y de un aviador por un supuesto incidente de ataque y fuga.

Sputnik: Okinawans Finally Snap After Decades of US Military Depravity


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*