Emperador y Emperatriz japoneses visitan campos de batalla de las Palau

por Admin el 8 Abril, 2015

en Sueltos

TOKIO: El Emperador Akihito y la Emperatriz Michiko llegaron la tarde del miércoles a la isla nación de Palau, donde visitarán un campo de batalla de la Segunda Guerra Mundial, el último viaje en los esfuerzos del emperador para aliviar las heridas de un conflicto, que aún 70 años después sigue acosando a Asia.

emperor&empress

La pareja imperial asistió a un banquete organizado por el Presidente de Palau Tommy Remengesau y se unieron a los líderes de las Islas Marshall y Micronesia, también ex colonias del Japón imperial.

Unos 10.000 defensores japoneses, luchando en nombre del emperador Hirohito, padre de Akihito, murieron en una batalla de dos meses en 1944, en la minúscula isla de Peleliu de las Palau junto con unos 1.600 soldados estadounidenses. El 15 de agosto de 1945, sin saber que Japón se había rendido, 34 soldados japoneses se escondieron en la selva hasta abril de 1947.

"Visitando estos antiguos campos de batalla y orando por aquellos que perdieron la vida en esa guerra, (el emperador) no está tratando de glorificar la guerra, dijo Yoshitaka Shindo, un ex miembro del gabinete del primer ministro Shinzo Abe, en declaración a Reuters.

"Pero si los que murieron no hubieran vivido antes, no existiríamos ahora," dijo Shindo, cuyo abuelo comandó a las tropas japonesas en la sangrienta batalla de Iwo Jima. "Así que nunca debemos olvidar a nuestros antepasados."

Además de guardar luto por los muertos en la guerra, Akihito ha intentado ayudar a la reconciliación con antiguos enemigos. En 1992, se convirtió en el primer monarca reinante japonés en visitar China, donde todavía causan rencor  los recuerdos de tiempos de guerra.

Akihito y Michiko conmemoraron el 60° aniversario del fin del conflicto con un viaje a Saipan, territorio de los Estados Unidos, donde tuvieron lugar fieros combates en 1944.

Akihito, con 81 años de edad, a menudo ha instado a Japón que no hay que olvidar el sufrimiento de la guerra. Esos comentarios han atraído mayor atención en un momento en que Abe parece estar presionando por un menor tono apologético hacia el pasado de Japón.

"Ha estado diciendo que los japoneses necesitan reflexionar sobre su historia, incluyendo los capítulos oscuros," dijo Kenneth Ruoff de Portland State University, autor de "El Emperador del Pueblo: La democracia y la monarquía japonesa, 1945-1995."

Algunos jóvenes japoneses también se preocupan porque los recuerdos se desvanezcan.

"Hasta ahora, había veteranos y las familias de los difuntos que podían hablar acerca de sus experiencias," dijo Atsushi Hirano, de 22 años, un estudiante que viaja a antiguos campos de batalla para ayudar a recoger los restos y llevarlos a casa. "Pero esas personas son mayores ahora y es más difícil escuchar acerca de sus experiencias de primera mano".

Miembros de la menguante estirpe de veteranos de Japón están agradecidos por las peregrinaciones reales.

"Sentíamos que debíamos luchar por el país, por el emperador, por nuestras familias," dijo Masao Horie, sobreviviente de una campaña terrible en Nueva Guinea, donde más soldados japoneses murieron de inanición y enfermedades que en batalla.

"Estoy muy agradecido de que el emperador vaya a lugares como Saipan y Palau," dijo a Reuters, Horie de 99 años de edad.

Japan Today: Emperor, empress arrive in Palau for 2-day visit


Artículo anterior:

Siguiente artículo: