Embajador ruso critica escultura de violación durante la guerra

por Andreas el 18 Octubre, 2013

en Sueltos

La aparición de una escultura de cemento en Gdansk el sábado pasado que representa a un soldado del Ejército Rojo violando a una mujer embarazada ha provocado la ira tanto en polacos como en rusos. El artista podría enfrentar una pena de dos años en prisión.

El artista, Jerzy Bohdan Szumczyk, quiso representar la tragedia y "todo el sufrimiento" de las víctimas de violación, pero ahora se enfrenta a sufrir una pena de hasta dos años en prisión. Los fiscales han comenzado una investigación contra el artista de 26 años de edad, sobre un posible cargo de incitación al odio racial o nacional, aunque su escultura de cemento estuvo expuesta sólo una noche. Fue erigida sin permiso en la norteña ciudad portuaria de Gdansk, junto a un tanque soviético, un monumento que data de la era comunista rememorando a los soldados del Ejército Rojo que liberaron la ciudad  en 1945.

Reacciones

La razón de la acalorada reacción es el tema de la escultura de tamaño natural de Szumczyk: que muestra un soldado –identificable como ruso por su casco– arrodillado entre las piernas de una mujer con avanzado estado de embarazo tumbada en el suelo. El soldado tiene agarrado el cabello de la mujer en la mano izquierda, mientras que con la mano derecha pone una pistola en la boca de la mujer. El título de la obra, "Komm, Frau," una frase en alemán que quiere decir "Ven, mujer".

La Policía retiró la escultura sólo unas horas después, pero la intención ya había sido lograda. Según el Moscow Times en idioma inglés, el Embajador de Rusia en Varsovia, Alexander Alexeyev, dijo que estaba "profundamente indignado" y que Szumczyk había "contaminado con su psudo arte la memoria de 600.000 soldados soviéticos que dieron sus vidas en la lucha por la libertad y la independencia de Polonia."  Alexeyev también pidió una "reacción apropiada" de las autoridades polacas.

El incidente ha levantado mucha polémica en los medios de comunicación y en foros de Internet. Una persona escribió que la escultura no es un insulto a los soldados rusos, sino un grito silencioso de las víctimas. Otros destacaron que la violencia sexual ocurrió en todas partes y no sólo en la Segunda Guerra Mundial.

El periodista Marek Gorlikowski también opinó críticamente en un comentario para el diario polaco Gazeta Wyborcza, escribiendo: "ese monumento no es la manera de conmemorar a las víctimas de las violaciones".  Agrega que debe erigirse un monumento apropiado, tal vez en el Museo de la Guerra Mundial en Gdansk, pero lo que hizo esa noche no les hace justicia.

Las violaciones de mujeres por los soldados soviéticos fue especialmente frecuente en los últimos meses de la guerra, aunque se desconocen cifras exactas. En Gdansk, las víctimas fueron principalmente mujeres alemanas, pero también rusas y polacas, que habían sido prisioneras de los alemanes. Antes de la guerra, la ciudad Libre de Gdansk – Ciudad Libre de Danzig en alemán – tenía tenía una población de mayoría alemana. En Rusia, la discusión de los crímenes cometidos por el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial ha sido un tema tabú que los ha mantenido ocultos.

Der Spiegel: ‘Pseudo-Art’: Russian Ambassador Slams Wartime Rape Sculpture


Artículo anterior:

Siguiente artículo: