¿Cuán históricamente exacta es la película "Allied" (Aliados)?

por Admin el 25 Noviembre, 2016

en Sueltos

¿Los mejores espías no dejan tras de sí ningún rastro de evidencia, pero entonces cómo puede el público saber lo qué es vedad y lo qué es ficción?

Por Patrick Sauer (SMITHONIAN.COM) – A pesar de que la Segunda Guerra Mundial comenzó hace más de siete décadas casi la misma distancia temporal que hubo entre la Guerra Civil en Estados Unidos y la Segunda Guerra Mundial, el legado de la guerra perdura hasta hoy en día, particularmente en el cine. Para Steven Knight, el guionista británico de Allied, que se estrena esta semana, la permanencia de la guerra en la cultura popular es en parte atribuible a la naturaleza aparentemente inequívoca de la lucha entre los Nazis y los Aliados.

"En la Segunda Guerra Mundial, los aliados estuvieron luchando contra una clara fuerza maligna, hecho que exactamente no se puede afirmar que se haya repetido desde entonces. Fue la última vez en que existió una lucha global clara, entre los buenos contra los malos, si en una película aparece un personajes en uniforme Nazi, sabes exactamente lo que representa", dice Knight, quien también escribió "Dirty Pretty Things" y "Eastern Promises" y fue el creador de la serie de televisión "Peaky Blinders". ¿Pero qué sucede, cuando el engaño y el espionaje van a la pantalla, y los villanos no visten un uniforme? Allied explora ese brumoso campo de batalla, pero ¿cuánto de lo que se ve en la pantalla es copia fiel de la realidad? En lo que a Knight concierne, "Creo que al escribir una película, la idea de que algo debe ser ‘históricamente exacto’, es a menudo más sobre ser exacto con lo que los historiadores han escrito".

A diferencia de otras películas "basadas en una historia real", donde la fuente del material proviene de un libro bien investigado, la inspiración para Allied le llegó a Knight por casualidad. "Estuve adentrándome en la historia de Estados Unidos hace unos 30 años en Texas, en todos sitios. Sentado en un patio, una amiga de mi tía me contó que su hermano había servido como agente de inteligencia del "Special Operations Executive" (SOE) tras las líneas enemigas durante la Segunda Guerra Mundial, encontrándose con una maquí francesa a la que embarazó y que más tarde descubrió que era un espía y terminó matándola, ", dice Knight, que hoy tiene 57 años. "Era la clase de historia que no podía dejar pasar. Siempre supe que algún día sería una película."

En una columna escrita para The Telegraph esta semana, Knight dice no pudo verificar la veracidad de la historia, ni él nunca pudo encontrar una referencia a los sucesos en cualquiera de los libros sobre el SOE que leyó. En su investigación, Knight encontró que se cree que los alemanes nunca violaron la seguridad británica. Vacila, sin embargo, al decir que la historia fue inventada. Por su razonamiento, él estaba básicamente holgazaneando en ese momento de su vida, por lo que no podía imaginar que la mujer estuviera inventando una historia como si estuviera en presencia de un famoso escritor. También se pregunta por qué podría pensar que alguien  inventaría una historia familiar, así de buenas a primera, y además la forma como contó la historia parecía sincera. Escribe en The Telegraph, "También tengo la clara impresión que la historia fue contada  desde la más profunda emoción, sobre un recuerdo doloroso que se comparte".

La inspiración cinematográfica puede surgir desde la más aleatoria de las conversaciones, pero Allied también evolucionó durante la vida del Knight que creció en Gran Bretaña; donde su familia experimentó de primera mano la Segunda Guerra Mundial. Su padre sirvió en el 8º Ejército, combatiendo en el norte de África y Palestina, por lo que recibió condecoraciones reconociendo su valor, pero como muchos hombres de esa época, nunca habló de sus experiencias, dejando a su hijo en la oscuridad. ("Todo lo que  alguna vez contó es que jugaban a los indios y los cowboys," dice Knight.) Mientras tanto, la madre de Knight luchó en el frente interno, trabajando en una fábrica de armas en Birmingham, la segunda ciudad británica más fuertemente bombardeada por la Luftwaffe. Un día, ella se quedó en casa cuidando al hermano mayor del Knight, que estaba enfermo; una bomba cayó sobre la fábrica, matando a todos los que estaban dentro.

Allied es la historia del oficial de inteligencia Max Vastan de la Royal Canadian Air Force (interpretado por Brad Pitt), que se encuentra con la combatiente de la resistencia francesa Marianne Beausejour (Marion Cotillard) en una misión peligrosísima en territorio Nazi del norte de África en 1942. Se enamoran, pasan bastante tiempo dentro de un automóvil durante una tormenta de arena y terminan con un bebé y casados en Londres. Max Vastan, para su consternación, se viene a enterar que su amada pudo haber sido un espía alemana todo ese tiempo. Es una película tensa, con rasgos a lo Hitchcock, Bogart y Bergman, bordadas a mano alrededor de una historia que se ve bastante plausible como para sentirla que es verdad.

Como la última adición a las películas del género sobre la Segunda Guerra Mundial, Allied evoca una época y sentimientos honesto para su tiempo, pero que no se condice con los detalles, que es donde los guionistas y cineastas se meten en problemas. Notoriamente, la película "Batalla del Bulga" de 1965 , fue tan inexacta que el ex Presidente y Supremo Comandante aliado Dwight Eisenhower salió de su retiro para convocar a una conferencia de prensa denunciando la falsedad de la película. La película "Pearl Harbor" de 2001 fue martillada por los historiadores por sus errores grandes y pequeños, siendo el más notorio el momento a lo "Dr. Strangelove" cuando el paraplégico Presidente Roosevelt (interpretado por Jon Voight), gesticulando se levanta de su silla de ruedas tras impartirle una arenga patriótica a sus asesores. No se supone que la película era una comedia.

Allied comparte el ADN fílmico con "Notorious" de Alfred Hitchcock, un auténtico clásico del género de espionaje y tiene éxito como una combinación de verdad, ficción y la impenetrable niebla de la guerra que lleva de por medio. Para Knight, no se trata de un documental, lo que es importante es la fidelidad relativa a los personajes y la historia, no que sea históricamente "correcta" sobre lo que hoy conocemos.

"Diez o veinte años después de haber sucedido los eventos, los seres humanos miran hacia atrás y encuentran patrones para darle sentido a todo, pero cuando se ha vivido en esos tiempos, especialmente en tiempos de guerra, las cosas no tienen tanto sentido," dice el Knight. "Es caos y es miedo y es así que mucho de lo que sucede es fortuito. Aquí hay un ejemplo. Hubo un agente de los británicos (Pujol), casado con una española y viviendo en Londres. Su esposa le pidió volver a España. Ella le dijo a su marido, que si no nos vamos, ‘le contaría a los alemanes sobre el Día-D.’ No puedes crees que esa es la forma como se lleva una guerra.  Imagina las consecuencias".

Allied también le brinda a la audiencia una parte de la existencia de la guerra frecuentemente pasada por alto: las juergas de aquellos cuyas vidas en esos tiempos podían terminar en cualquier momento. Marianne y Max viven en el barrio de Hampstead de Londres, que era un paraíso bohemio de la Segunda Guerra Mundial para intelectuales judíos, refugiados de Europa continental, artistas, vanguardistas y otros surtidos libre-pensadores y amantes libres. ¿Qué mejor manera para esperar los bombardeos que a través de una dosis saludable de tabaco, bebida y sexo?

Una larga escena en Allied captura ese espíritu anárquico y salvaje. Como explica Knight con una sonrisa, "me encontré con un libro de memorias de un bombero de Hampstead durante la Segunda Guerra Mundial. Una casa fue bombardeada y quedó ardiendo hasta que llegó el equipo contra incendios y encontró una habitación llena de gente desnuda. Era una orgía masiva. Ellos siguieron con su entretenimiento hasta que el incendio fue extinguido. Todavía existe esa idea de que todos en Gran Bretaña ‘mantuvieron la calma y llevaron adelante sus vidas con una actitud indiferente. Al parecer, algunas personas estaban más preocupados con emborracharse y tener sexo."

Así, una historia de primera mano se cuenta por aquí, otra historia de segunda mano por allá. Eventos históricos y escenarios locales se mezclan al azar con anécdotas en Allied, que por sobre todas las cosas es un thriller. El trabajo de guionista es contar la historia que ellos quieren contar, no adherirse a los libros de texto. Y por lo menos un historiador prominente está de acuerdo en que esa es la forma como debe hacerse.

"Los historiadores sincera, patrióticamente y violentamente estarán en desacuerdo con unos y otros sobre la interpretación de los acontecimientos, por lo que la idea de que hay una ‘exactitud histórica’ en sí misma es una falacia," dice David Culbert, profesor de historia en la Universidad Estatal John L. Loos de Louisiana y co-editor de Cine e Historia de la Segunda Guerra Mundial.

"Es un ejercicio útil para saber lo que separa una representación de Hollywood sobre los acontecimientos que sucedieron realmente, pero no es la única pregunta que se necesita hacer. Leí una crítica de todas las equivocaciones hechas en la película "The Monuments Men" (Los Hombres de los Monumentos). Me encantó la película y no estuve preocupado por el grado de fidelidad con la historia. Está bien señalar los defectos, pero si todo el mundo aprendiera todo lo que sabe simplemente viendo películas de Hollywood, nunca conseguiría trabajo".

Culbert, en general, dice que él no es un fanático de las obras de Hollywood sobre la Segunda Guerra Mundial, diciendo despectivamente que están dirigidas a personas que "pasan su vida atrapadas en las congestiones de tráfico". Él dice que hay películas que vale la pena ver para entender la historia, empezando con Casablanca el antepasado espiritual de Allied, que Culbert señala para discutir el tema, pasado por alto de la África del norte controlada por Vichy. También admira "The Best Years of Our Lives" (Los mejores años de nuestra vida) por la forma como pinta el frente interno en Estados Unidos, pero dice que algunas de las mejores películas de la Segunda Guerra Mundial no fueron hechas en los Estados Unidos. Él pone por delante el film soviético "The Fall of Berlín" (La caída de Berlín), la película alemana "The Crew of the Dora" (La tripulación de Dora), y la película  británica "Millions Like Us" (Millones como nosotros) todas ellas que incluyen filmaciones hechas cuando realmente ocurrían los hechos.

"Me doy cuenta que esas no son películas para ver con una enorme bolsa de pop-corn," dice Culbert. "Lo mejor que podemos esperar de las películas de gran presupuesto no es la exactitud histórica, sino que sirvan para despertar en los espectadores el conocer más sobre la historia, lo que es más importante que el picadillo de los detalles."

The Smithonian: How Accurate Is the Movie “Allied


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 5 comentarios… leerlos debajo oañadir uno }

Silve Noviembre 27, 2016 a las 19:46

Llama la atencion el tono de la critica cuando se trata de una pelicula yanqui a diferencia de la critica a una pelicula rusa.

Responder

Andres Noviembre 28, 2016 a las 07:03

Un esperpento mas para los tontos cuando se cansan de buscar pokemones en los parques.

Responder

Natalia Noviembre 30, 2016 a las 10:09

Cuándo llegara a latinoamerica?

Responder

Admin Noviembre 30, 2016 a las 10:19

Se estrenó ya en varios países. Mañana 01 de diciembre en Argentina. Revisa tu cartelera de cine.

Responder

Admin Noviembre 30, 2016 a las 10:20

Puse el trailer en castellano de España.

Responder

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*