Contra la visión distorsionada de la historia japonesa

por Admin el 3 Mayo, 2014

en Sueltos

Shinzo Abe, Primer Ministro de Japón, se mantiene firme en su disposición a modificar la Constitución de su país, pese a la oposición que presentan pequeños sectores políticos.

Mientras tanto, el gobierno conservador de Japón está considerando que sea requisito que los libros de historia de las escuelas fomenten el patriotismo e incluyan opiniones nacionalistas sobre la Segunda Guerra Mundial, un deslinde de los actuales textos. A continuación se presentan extractos de los libros de texto más populares empleados actualmente y el texto conservador sugerido, que los nacionalistas en el gobierno tienen la esperanza de que sea el nuevo estándar en la educación.


 

Shoseki Tokio
Texto típico actual del 9º Grado

Ikuhosha
Propuesta de texto conservador

TEMA:    
Establecimiento de la Constitución del Japón "En agosto de 1945, Japón se rindió, aceptando la declaración de Potsdam, y así terminó la Segunda Guerra Mundial. Japón comenzó entonces a crear un gobierno pacífico y democrático, despojándose del militarismo. El gobierno creó un proyecto de Constitución basado en la redacción hecha por el G.H.Q. (Cuartel General de las Potencias Aliadas)".

"Las potencias aliadas que derrotaron a Japón en la Segunda Guerra Mundial pensaban que el sistema político de Japón bajo la Constitución Imperial del Japón fue la principal causa de la guerra… El General MacArthur, Comandante Supremo de las potencias aliadas, solicitó enmiendas a la Constitución, y el gobierno japonés elaboró una revisión basada en la Constitución Imperial del Japón. Sin embargo, el G.H.Q. rechazó esa Constitución y en una semana ellos mismos redactaron otra, antes de exigirle al gobierno japonés a adoptarla.

"El gobierno japonés tradujo y ajustó el proyecto que fue escrito originalmente en inglés…"


Pacifismo "Japón causó graves daños a otros países durante la Segunda Guerra Mundial y a su vez tuvo enormes pérdidas. Entonces la Constitución de Japón hizo que el pacifismo fuera su principio básico, renunciando a la guerra y haciendo esfuerzos por la paz eterna en el mundo. En el Artículo 9º se estipula la renuncia a la guerra, a no mantener un poder bélico y a no reconocer el derecho a la beligerancia del Estado."

"Japón, después de su derrota en la Segunda Guerra Mundial, fue desarmado y ocupado militarmente por las fuerzas Aliadas. Las potencias Aliadas solicitaron firmemente el desarme, el cual debe reflejarse también en la Constitución de Japón.

"Por lo tanto, Japón como nación decidió renunciar a la guerra como medio de solución de controversias internacionales, a no mantener un potencial bélico, y no reconocer el derecho de beligerancia del Estado. Este pacifismo fue aceptado por la gente en parte porque la posguerra en Japón empezó con los inmensos daños causados por la Segunda Guerra Mundial."


El Emperador como símbolo "Bajo la Constitución de Japón, el emperador no es un soberano sino el símbolo del Estado y de la unidad del pueblo (artículo 1º). El emperador no tiene discreción en política pues se dedica solamente a los actos de Estado establecidos en la Constitución. Todos los actos Estado que realiza el emperador deben ser asesorados y aprobados por el Gabinete." "El emperador representa el Estado del Japón, manteniéndose neutral, justo y benevolente, sin involucrarse directamente en la política siendo la encarnación de las tradiciones ancestrales de Japón, así como la consolidación de la unificación del pueblo".

NY Times: A Shifting View of Japanese History


Artículo anterior:

Siguiente artículo: