Con memorable desfile China conmemora fin de la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 3 Septiembre, 2015

en Sueltos

Pekín, 3 de septiembre (Xinhua) — Miles de tropas chinas, junto con sus homólogos procedentes de 17 países, marcharon en la Plaza de la Tian’anmen; con tanques y vehículos blindados con drones montados en vehículos y misiles de varios tipos incluyendo intercontinentales. Surcaban el cielo escuadrillas de aviones y helicópteros.

desfile-china-2

China realizó un masivo desfile militar el jueves para conmemorar el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial y lo que llama la guerra de resistencia del pueblo chino contra la agresión japonesa.

Fue un desfile perfecto para mostrar al mundo cuán lejos ha llegado el país después de una amarga victoria siete décadas atrás y también hasta qué punto podría llegar por su duramente ganada paz.

UN DESFILE POR LA PAZ

En muchos sentidos, el desfile del jueves – el 15° desde 1949 y en parte una de las mayores conmemoraciones de la Segunda Guerra Mundial en China que ha estado en preparación durante meses. Fue el primer desfile del día nacional no celebrado por la nueva China en el corazón de Beijing y la primera que han invitado a tropas extranjeras para marchar con ellos.

desfile-china

Es también el primer desfile militar de China presidido por el Presidente Xi Jinping como líder máximo del país.

En la tribuna de Tian’anmen donde el difunto líder chino Mao Zedong anunció el nacimiento de la nueva China hace 66 años, Xi, vestido con un traje al estilo Mao estrictamente cortado, con el cuello alto, destacó la aspiración de China por la paz.

"China seguirá comprometida con el desarrollo pacífico. Los chinos amamos la paz. No importa cuánto haya costado, China nunca buscará la hegemonía o expansión. Nunca pensará en infligir un sufrimiento a cualquier otro país", dijo Xi.

XI también anunció en su discurso que China reducirá el número de sus tropas en 300.000 hombres.

El presidente chino se unió a decenas de jefes de Estado y gobierno así como organizaciones internacionales incluyendo al Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon, el Presidente ruso Vladimir Putin y a la Presidenta Park Geun-hye de la República de Corea.

Los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia enviaron representantes del gobierno para participar en el desfile. El ex Canciller alemán Gerhard Schroeder y el ex primer ministro británico Tony Blair también estuvieron presentes.

Guardias de honor desfilaron sobre una alfombra roja que se extendía entre dos parterres con forma de muralla en la Plaza Tian’anmen con enormes carteles en los que se leía 1945 y 2015 al izar la bandera nacional con la Marcha de los Voluntarios – un marcha popular durante la guerra que se convirtió en el himno nacional – interpretado por una banda militar de 1.000 músicos.

"La victoria en la guerra de resistencia contra la agresión japonesa fue la primera victoria completa ganada por China en su resistencia contra la agresión extranjera en épocas modernas,", dijo Xi en su discurso antes del desfile.

Hace ya 84 años China fue arrastrada a la guerra tras la invasión de Japón del noreste de China en 1931. En los catorce años que siguieron, más 35 millones de soldados y civiles fueron muertos y heridos en China, el principal teatro oriental de la Segunda Guerra Mundial.

Japón firmó su rendición formal el 02 de septiembre de 1945, y China celebra su victoria al día siguiente.

UN DESFILE PARA RECORDAR

Mientras pasaba revista a las tropas en una limusina negra, Xi Jinping saludó a sus "camaradas" del Ejército Popular de Liberación (PLA) y la Policía Popular Armada  que estaba en atención a lo largo de la Avenida de Chang’an de Beijing.

Más de 10.000 hombres y mujeres saludaron a Xi y exclamaron "Siga la celebración! La lucha para triunfar! La conducta ejemplar!" .

En el cielo, volaban helicópteros llevando la bandera nacional de China y la bandera del PLA. Otros 20 helicópteros volaron en una formación que decía "70" en el aire, seguido de siete aviones de entrenamiento lanzando humo de colores.

En tierra, con el pecho erizado con medallas, los veteranos de la Segunda Guerra Mundial desfilaron en buses descubiertos en medio de aplausos.

Para muchos de los veteranos de los veteranos, este aniversario podría ser el último que verán.

Con noventa años de edad Zhang Yuanhe, vestido con  uniforme militar gris hecho especialmente para el desfile, le fue muy grato recibir la invitación para participar en el desfile.

"Es un gran honor", dijo Zhang, quien se unió al Ejército Rojo dirigido por el Partido Comunista de China a la edad de 15 años.

Más notablemente, los veteranos se unieron en el desfile militar por primera vez con sus homólogos de las fuerzas de Kuomintang (KMT) que combatió a los enemigos de la mismos hace 70 años al mando de Chiang Kai-Shek.

Muchas de las fuerzas dirigidas por el KMT huyeron a Taiwán en 1949 después de perder la guerra civil con el CPC.  La confrontación entre el continente y la isla en las décadas siguientes hizo imposible que las dos partes reconocieran la contribución de los otros en la guerra.

La situación ha empezado a cambiar en los últimos años con la mejora de las relaciones a través del estrecho de Taiwán.

Fu Longqian, con 92 años de edad, fue uno de los veteranos del KMT invitados a las celebraciones del jueves.

"El país no nos ha olvidado y es una gran cortesía la invitación, dijo el ex artillero que enfrentó los disparos en importantes batallas, incluyendo la batalla de Changsha, entre el KMT y los japoneses.

UN DESFILE POR LA UNIDAD

El punto culminante para muchos de los 40.000 espectadores presentes y cientos de millones más que vieron el desfile en la televisión o a través de Internet fue la primera participación de tropas extranjeras en un desfile militar chino en Beijing.

Casi 1.000 soldados extranjeros procedentes de 17 países marcharon con sus homólogos del PLA.

Era la primera vez que tropas extranjeras han sido invitadas a un desfile militar chino en la Plaza de Tian’anmen.

China fue el primer país en enfrentar la embestida de las potencias del eje en 1937, dos años antes que la Gran Bretaña y Francia, y cuatro años antes que los Estados Unidos, dijo Rana Mitter escribió en su libro 2013 "El Aliado Olvidado."

Pero la guerra antifascista de China comenzó incluso antes realmente. En 18 de septiembre de 1931, cuando ejército japonés invadió China en el noreste, marcando el punto de partida de la lucha del pueblo chino contra el fascismo.

En los 14 años que siguieron, incluyendo la antigua Unión Soviética y los Estados Unidos entre otros, todos los países  llegaron en ayuda de China en su lucha por la libertad nacional.

Xinhua: China Headlines: China holds epic V-Day parade


Artículo anterior:

Siguiente artículo: