¿Cómo Japón y Alemania se convirtieron en potencias mundiales después de la guerra?

por Admin el 13 Agosto, 2015

en Sueltos

(MENAFN – AFP) Alemania y Japón se levantaron de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial para convertirse en potencias económicas mundiales en unas pocas décadas. Pero ¿cómo lograron esa hazaña, y lo que hoy es el legado de estos "milagros" económicos paralelos, tan rápidamente?

AFP_2479e082c443ffffa637230e37f47f055fbb9ea7

¿Cuál era el estado de ambos países después de la Segunda Guerra Mundial?

Ambas naciones estaban en ruinas.

Una proporción significativa de la población japonesa fue aniquilada durante la Segunda Guerra Mundial, incluyendo aproximadamente 210.000 personas que murieron, sólo en los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki.

Alemania también había perdido millones de soldados y civiles, con cientos de miles muertos más en la ocupada Europa del Este.

Los bombardeos de Gran Bretaña y Estados Unidos a las ciudades alemanas como Dresde, llevadas a cabo con explosivos incendiarios y convencionales, causaron una tormenta de fuego que mató a más de 25.000 personas y acabó con el centro histórico de la ciudad.

Una cuarta parte de la riqueza nacional de Japón se evaporó durante la guerra.

En 1945, Alemania estaba bajo el control de las potencias aliadas en Europa: los Estados Unidos, la URSS, Gran Bretaña y Francia.

Japón fue ocupado por los Estados Unidos después de su rendición formal.

¿Qué tan rápido se recuperaron?

En 1968, Japón se convirtió en la segunda economía más grande del mundo después de Estados Unidos, experimentando un crecimiento promedio de hasta un nueve por ciento anual entre 1955 y 1973.

El milagro económico alemán "Wirtschaftswunder" se aceleró aún más rápido, transformando a Alemania en la segunda potencia económica del mundo en la década de 1950.

"A diferencia de Alemania, ocupada por cuatro aliados victoriosos, Japón tuvo que diseñar su recuperación mientras estaba ocupada por una sola potencia," relata el profesor Tag Murphy  en su reciente libro, titulado "Japan and the Shackles of the Past" (Japón y los grilletes del pasado).

"Estados Unidos asumió la responsabilidad de darle seguridad a Japón", permitiéndole centrarse en su recuperación económica.

¿Qué efecto tuvo la Guerra Fría sobre la política económica?

En 1949 Alemania se dividió en dos países, con las zonas ocupadas, que pertenecían a las tres potencias occidentales fusionándose para formar la República Federal de Alemania (RFA), mientras que los soviéticos establecieron la República Democrática Alemana (RDA).

Sólo se reunificaron formalmente las dos Alemanias en 1990.

La RFA había recibido 1,3 mil millones de dólares en ayuda para la reconstrucción con el Plan Marshall financiado por los EEUU, pero el líder de la URSS, Joseph Stalin, rechazó el dinero estadounidense para la RDA.

El Acuerdo de Deuda de Londres de 1953 determinó la condonación del 60 por ciento de la deuda por préstamos y reparaciones de guerra.

El establecimiento de una economía occidental alemana construida bajo el molde de líneas capitalistas por el conservador Canciller Konrad Adenauer y su Ministro de finanzas Ludwig Erhard, hizo que el país prosperara rápidamente entre 1946 y 1975, con un crecimiento anual de alrededor del siete por ciento, aunque también experimentó recesión durante esos años.

El desempleo bajó del 11 por ciento en 1950 a 0.7 por ciento en 1965.

La ocupación estadounidense de Japón duró hasta 1952, tiempo durante el cual se intentó desmantelar conglomerados empresariales japoneses conocidos como "zaibatsu".

La Guerra de Corea de 1950-53 fue una época de auge para las empresas japonesas, cuyas proezas tecnológicas y de fabricación estaba en alta demanda por las fuerzas estadounidenses.

Al mismo tiempo, aumentaron los salarios en Japón con el aumento de la demanda de electrodomésticos y otros bienes.

Más allá de las políticas de gobierno, lo que condujo al crecimiento fue que…

En Japón y Alemania, la recuperación económica fue impulsada por las empresas con la lealtad de los empleados bajo la promesa de aumento de los salarios y garantía de puestos de trabajo de por vida, así como el desarrollo de productos innovadores que se exportaron a todo el mundo.

Ya fueran los conglomerados de antes de la guerra como Mitsubishi o Sumitomo, o las pequeñas empresas de antes de la guerra como el fabricante de automóviles Toyota o nuevas empresas que son ahora marcas -familiares- como la electrónica del consumidor del gigante Sony y el fabricante de automóviles Honda –las empresas japonesas fueron instituciones rígidamente jerárquicas que estrechamente se asemejaron a una familia o institución religiosa, según los expertos.

La estrecha coordinación del poderoso Ministerio de Industria ayudó a impulsar el crecimiento económico.

"La infraestructura humana proporciona un entorno muy favorable: Japón tenía un amplio equipo, de altamente motivado, disciplinado, diligente y rápido para aprender, de obreros dispuestos a trabajar largas horas por un salario (inicialmente) muy bajo y realmente comprometidos a servir a sus empresas," dijo el economista Ivan Tselichtchev, de la Universidad de Niigata.

"Esto fue amplificado por la formación de un modelo de empresa japonesa única con empleo a largo plazo, antigüedad y sindicatos de empresa cooperativas como sus pilares".

En Alemania, las empresas como Volkswagen, Siemens y Thyssen, que operan la industria automotriz, electrónica y sectores de ingeniería, fueron todos pilares del crecimiento de la posguerra.

¿Dónde se encuentran Japón y Alemania a nivel global hoy día?

Japón cayó detrás de China en términos de PIB anuales en 2010, para tomar su actual tercer lugar a nivel mundial.

Al asumir el cargo a finales de 2012, el primer ministro Shinzo Abe lanzó un agresivo plan de política pro-gasto que también exigió reformas económicas y masivos estímulos del banco central.

La lenta muerte de la cultura del empleo vitalicio y una mayor dependencia del empleo a tiempo parcial u ocasional, significa que los trabajadores de Japón, no las empresas que los emplean, asumen ahora casi todos los costos de la flexibilidad limitada del mercado de trabajo.

Alemania tiene la cuarta mayor economía del mundo, y las reformas en la última década han permitido la creación de empleos y han derivado al desempleo a una de las tasas más bajas entre las economías avanzadas, actualmente en alrededor del seis por ciento.

Sin embargo, muchas empresas están luchando con la desaceleración de China y la reciente volatilidad por la crisis griega, mientras el rol protagónico de Alemania en la Unión Europea y su poderosa influencia sobre la dirección de la moneda única de Europa está siendo escrudiñada.

Otras naciones miembros de la Unión Europea son los grandes mercados para las exportaciones alemanas.

Manafn: WWII: how did Japan and Germany become global powerhouses?


Artículo anterior:

Siguiente artículo: