Benito Mussolini – Los italianos siguen alabando a Il Duce y siguen comprando su calendario anual

por Admin el 3 Enero, 2013

en Sueltos

Él puede ser considerado el infame fundador del fascismo italiano, que se alió con Adolf Hitler, acabó con la democracia y presentó una serie de leyes antisemitas en Italia.

Pero al parecer el ex dictador Benito Mussolini todavía es alabado en el país, casi 70 años después de su asesinato, cuando fue colgado boca abajo con una cuerda de piano y su cuerpo escupido por los transeúntes.

calendario-mussolini-2013

Muchos italianos están marcando el amanecer de un nuevo año adornando sus paredes con calendarios con fotos de Il Duce.

Pero los calendarios con Mussolini no son nada nuevo – año a año van a la cabeza de las ventas junto con los de famosas estrellas del deporte y llamativos animales – las preocupantes ventas siguen subiendo según una de las firmas que los hacen, con muchos jóvenes italianos empezando a idolatrar al dictador.

Renato Circi, director de la imprenta Gamma 3000 de Roma, dijo a The Guardian que su compañía está vendiendo más calendarios de Mussolini que los que vendía hace una década.

"No pensé que continúe siendo un fenómeno, pero los jóvenes los están comprando también", dijo Circi.

ultras

El resurgimiento de la ideología de Mussolini parece estar emergiendo en Italia.

El Fascismo desde hace mucho tiempo está mostrando la huella que dejó en el país, con grupos de los llamados Ultras mostrando visiones extremas que se retrotraen a la Italia de los años 1920, tomando desde hace décadas las graderías de los estadios de fútbol del país.

Pero la imagen de culto parece haberse deslizado hacia la preferencia de la conciencia pública.

Es venerado por los jóvenes neofascistas que irrumpieron en las escuelas secundarias de Roma en octubre enarbolando banderas neofascistas y lanzando bombas de humo en las aulas durante las clases.

La capital ha sido sacudida por un aumento en la militancia de extrema derecha desde el otoño con jóvenes neofascistas del grupo "Blocco Studentesco" que celebran con manifestaciones semanales en Roma que a menudo terminan en violentos enfrentamientos con la policía.

Y en noviembre, un ataque a los fanáticos del Tottenham Hotspur, que viajaron a Roma para el partido de la Serie A por la Copa UEFA de la Liga Europea contra los gigantes del Lazio, está vinculados a los fanáticos neo-fascistas.

Ashley Mills de 25 años, seguidor del Tottenham Hotspur, fue apuñalado en ese incidente.

Anteriormente en 2012, un pueblo al sur de Roma rindió homenaje al Mariscal de Campo Rodolfo Graziani con una estatua de £100.000 honrando su memoria.

ultras2

Un destacado empresario también había debatido la idea de cambiar el nombre de aeropuerto de Forli en el norte de Italia por el de Aeropuerto Mussolini.

No sólo es el resurgimiento de ideas fascistas las que se atribuyen en parte a Silvio Berlusconi quien llevó a los conservadores post-fascistas a su Gobierno de coalición en 1994 y 2001.

Pero mientras Alemania trató de distanciarse del fascismo tras la caída del Nacionalsocialismo en 1945, Italia nunca ha puesto en práctica los poderes sancionados en 1952, que prohíben la existencia de partidos fascistas.

En parte porque plantea un riesgo a la Constitución italiana y en parte por una deliberada admiración por la ideología fascista, según James Walston, profesor de política en la Universidad Americana de Roma.

Su resurgimiento como un ídolo entre algunos italianos también se dice que es el resultado de la recesión, que ha golpeado a Italia con particular dureza.

El país está ad portas de su cuarta recesión en una década y su economía apenas si ha crecido en ese período.  La deuda pública de Italia está entre las más grandes en Europa.

Y se piensa que muchos jóvenes italianos buscan cada vez más a grupos de extrema derecha y a sus ideologías con la esperanza de que un líder fuerte pueda surgir y mejorar la suerte de la nación.

Por supuesto, Italia estaba en apuros financieros tras la Primera Guerra Mundial y el fascismo económico de Mussolini hizo  crecer a la economía en más del 20 por ciento, en cuatro años, al comienzo de la década de 1920 y el desempleo cayó en casi un 80 por ciento.

Simone di Stefano, vicepresidente del grupo neofascista italiano CasaPound le dijo a The Guardian: "Quien compra el calendario (Mussolini) admira su trabajo – no se pueden separar las dos cosas".

"Hay una necesidad hoy de su política, de alguien que ponga a la banca y las finanzas al servicio de Italia".

The Daily Mail: Benito Mussolini – fascist, dictator and PIN-UP: How Italians still laud Il Duce and are even buying his 2013 calendar

Exordio: Biografía de Benito Mussolini


Artículo anterior:

Siguiente artículo: