Alemania podría comenzar a espiar a Estados Unidos tras escándalo del agente doble

por Admin el 9 Julio, 2014

en Sueltos

Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, Alemania puede cambiar su política de no espiar a sus principales aliados de la OTAN en respuesta al último escándalo de espionaje, que expone a un oficial de inteligencia alemán como un agente doble que filtró documentos secretos a Estados Unidos.

 

Tras la derrota de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, las nuevas autoridades de la República Federal de Alemania adoptaron la política de hacerse de la vista gorda ante las actividades de inteligencia de algunos de los vencedores, es decir Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. Sin embargo, el Ministro del Interior Thomas de Maizière del gobierno de la canciller Angela Merkel puede cambiar esa situación, dijo el periódico Bild.

Dijo que Alemania necesita urgentemente adquirir "una visión de 360 grados" en las operaciones realizadas en su territorio, lo que significa que debe llevar a cabo la vigilancia de todos los agentes de inteligencia extranjeros que trabajan en el país.

El periódico dice que ha obtenido un documento detallado de las "contramedidas concretas" que planea implementar al respecto.

El posible cambio en la postura de Alemania sigue al descubrimiento de un oficial de inteligencia alemán, quien trabajó para el Servicio Federal de inteligencia (BND), como un doble agente estadounidense. El agente de 31 años de edad se habría contactado con la Embajada de Estados Unidos y le ofreció la "cooperación", después de lo cual filtró al menos 218 documentos secretos a cambio de pagos en efectivo por valor de más de $34.000.

Irónicamente, uno de los principales objetivos que Estados Unidos esperaba lograr con el doble agente estaba destinado a conocer fue investigación alemana sobre el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos contra la Canciller Merkel y otros ciudadanos alemanes.

El escándalo reavivó la indignación en Alemania sobre vigilancia estadounidense, con algunos legisladores pidiendo la expulsión del país de los controladores del agente doble. Hasta ahora el gobierno se abstuvo de comentar sobre la investigación en curso del contraespionaje, pero Merkel dijo que si se prueba que las denuncias son ciertas, sería "un caso grave".

El Ministro de Relaciones Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier dijo que las relaciones entre Alemania y los Estados Unidos cambiarían si se confirman las denuncias.

"Se debe confirmar las sospechas de que las agencias de inteligencia estadounidenses están involucradas, porque eso  es un asunto político donde uno no puede simplemente voltear la página," su oficina lo citó diciendo eso durante una visita a Mongolia.

El Presidente alemán Joachim Gauck dijo que si se demuestra que las denuncias son ciertas, "Entonces realmente es necesario decir: estos ya es suficiente."

El gobierno de Merkel enfrenta críticas por la tímida respuesta dada después de la revelación de que la NSA estaba husmeando en Alemania, y el nuevo escándalo le da a sus críticos más municiones.

"Para responder a estas acusaciones con la consigna ‘ahora nosotros vamos a espiarlos a ellos’ es simplemente absurdo y una señal de impotencia del gobierno," comentó Konstantin von Notz, un miembro de la Comisión de Investigación Parlamentaria sobre la Actividad de la NSA. "O estas actividades son ilegales y hacemos algo para frenarlos, o no".

La revelación de la intervención del teléfono de Merkel en publicaciones basadas en filtraciones del informante de la NSA Edward Snowden, desencadenó un acalorado debate en Alemania, que hace prudente la vigilancia del gobierno debido al récord histórico negativo que el país tenía. El gobierno alemán quería que los Estados Unidos firmaran un acuerdo de no-espiarse para enfrentar la preocupación pública, lo que Washington rechazó.

La falta del acuerdo de no-espiarse resurgió esta semana tras el nuevo escándalo de espionaje. La ex Secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton dijo a la revista Der Spiegel que Washington nunca accedería a eso.

"Estados Unidos nunca firmará un acuerdo de no-espiarse con ningún otro país, ni con ustedes, ni con Gran Bretaña o Canadá," dijo Clinton. "Pero eso no quiere decir que los dos países y sus agencias de inteligencia no deberían aclarar qué es lo apropiado y qué no lo es".

El comentario se produjo poco después de que la Ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, hizo una llamada personal a Clinton, quien estaba de visita en Berlín.

"Por amor de Dios, asuma una línea dura contra los servicios secretos," dijo la ministra. "Los buenos amigos no se espían el uno al otro".

RT: First since WWII: Germany may start spying back on US after double-agent scandal


Artículo anterior:

Siguiente artículo: