USS Iowa será museo naval en California

por Admin el 13 Mayo, 2012

en Otros temas

El USS Iowa realizó sus últimos actos de servicio a finales de los años 80 en el Mar de Arabia, escoltando buques petroleros kuwaitíes desde el Golfo Pérsico a través del estrecho de Ormuz durante la guerra Irán-Irak.

USS Iowa

Unos 25 años más tarde, después de años de envejecer en el área de buques de reserva en la Bahía de San Francisco, la nave de 270 metros de eslora, que una vez llevó a Presidente Franklin Roosevelt a una Cumbre durante la Segunda Guerra Mundial para reunirse con Winston Churchill, Josef Stalin y Chiang Kai Shek, una vez más vuelve a la vida mientras se prepara para el que será probablemente su último viaje.

No lejos de donde personal femenino construía barcos, en el puerto de Richmond en la década de 1940, el buque de 58.000 toneladas está siendo restaurado para ser remolcado el 20 de mayo a través del Golden Gate, y navegar después varios cientos de kilómetros al Sur hacia San Pedro en el puerto de Los Ángeles. Ahí será convertido en un museo naval interactivo.

El 1º de mayo, la propiedad del Iowa fue oficialmente transferida de la Armada de Estados Unidos al Centro de Acorazados de Pacífico, organización sin fines de lucro que ha estado restaurando el barco para su nueva misión.

Durante la década pasada, el Iowa, primer buque de su clase, conocido como "The Big Stick" ha permanecido anclado junto con buques de carga en la cercana bahía de Suisun. Esta primavera, los trabajadores comenzaron la limpieza y pintura del  exterior del Iowa, reemplazando la cubierta de teca y reimplantando el mástil en preparación para su presentación como Museo el 4 de julio.

Jonathan Williams, ejecutivo del Grupo Acorazado del Pacífico, ha sido el supervisor del proyecto, que superará los 4 millones de dólares cuando concluya. Williams atribuye a la dedicación personal de los voluntarios, junto con las contribuciones financieras desde el estado de Iowa, el hacer posible la restauración.

"La US Navy, MARAD (Administración Marítima de Estados Unidos) y la tripulación que mantuvo el acorazado en los últimos 22 años hicieron un excelente trabajo preservando el corazón y el alma de Iowa," dijo Williams.

"Las cosas están en camino y estamos cumpliendo el calendario como estaba previsto", añadió. "Estamos tratando de asegurarnos que nada falle porque el proceso es muy complejo".

Los veloces acorazados de la Clase Iowa, ordenados por la Marina en 1939 y 1940, podían navegar a una velocidad de 33 nudos. El Iowa, fue comisionado en 1943 y de nuevo en 1951 y en 1984, sirvió en la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea. Tomó parte en la escolta de  petroleros en el Golfo Pérsico durante la guerra Irán-Irak, antes de ser dado de baja en 1990.

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue transferido a la flota del Pacífico en 1944, el buque bombardeó las playas de desembarco en Kwajalein y Eniwetok antes de los desembarcos anfibios aliados y protegió a portaaviones que operaban en las Islas Marshall.

Fue uno de los dos barcos de su clase durante la Segunda Guerra Mundial — y también fue el único que fue equipado con una bañera, instalada para el Presidente Roosevelt. El Iowa también sirvió como buque insignia de la Tercera Flota, al mando del Almirante William F. Halsey acompañando al USS Missouri en la ceremonia de rendición japonesa en la Bahía de Tokio.

Una parte oscura de la historia del barco tuvo lugar en 1989, cuando 47 marineros murieron en una explosión en la torreta Nº 2.  Después del accidente, la Marina alegó que un tripulante del barco causó la explosión como consecuencia de una relación fallida con otro miembro de la tripulación masculina. Una investigación posterior encontró que la explosión fue probablemente producto de un error humano.

La mayoría de los visitantes dirigen sus miradas los poderosos nueve cañones de 16 pulgadas del Iowa, que podían lanzar un obús anti-blindaje, con el peso equivalente al de un automóvil pequeño, a 39 kilómetros de distancia. Cuando el barco fue modernizado en la década de 1980, fue equipado con misiles de crucero Tomahawk, misiles antibuque Harpoon y misiles de defensa antibuque Phalanx. También fue uno de los primeros barcos equipados con un avión sin piloto para vuelos de reconocimiento.

Los planes futuros para el Iowa incluyen vistas interactivas que permitirán al visitante experimentar lo que es la vida en el mar durante el servicio activo. Entre las más destacadas experiencias será ver el interior de una de las torres principales de cañón, visitar el puente blindado con planchas de acero de 44,45 cm de espesor y la visita al camarote de Roosevelt.

También habrá recorridos por los puestos de armas secundarias, misiles, ingeniería, armamento y otros espacios especiales.

El Museo está programado para abrir el 7 de julio.

YahooNews: WWII-era battleship USS Iowa being refitted to move to new home as naval museum in California


Artículo anterior:

Siguiente artículo: