Rusia molesta a Japón con su visita a las islas Kuriles

por Admin el 1 Noviembre, 2010

en Otros temas

MOSCU (Por BARRY ELLEN) – El presidente Dmitri A. Medvedev, voló el lunes a las sureñas Islas Kuriles, que la Unión Soviética se apoderó de Japón al final de la Segunda Guerra Mundial, dejando en claro que Rusia no tiene planes de ceder ese territorio rico en minerales a pesar de las protestas japonesas.

Medvedev es el primer presidente de Rusia que visita una de las disputadas islas Kuriles. Las cuatro islas se encuentran entre la isla japonesa de Hokkaido y el resto del archipiélago de las Kuriles, que es territorio ruso.

Las cuatro islas están poco pobladas, pero dan acceso a buena pesca y a prometedores yacimientos de petróleo y gas.  Paseando por centros de turismo de día y casas de familia, el señor Medvedev dijo a los residentes que Rusia hará fuertes inversiones para aumentar los niveles de vida de los habitantes de las islas.

"Queremos que la gente permanezca aquí", dijo en una parada. "El desarrollo es importante. Definitivamente vamos a estar invirtiendo dinero aquí."

El viaje de inmediato agravó las relaciones con Japón, que durante mucho tiempo ha exigido que Rusia les devuelva las islas. El Ministro de Relaciones Exteriores, Seiji Maihara, dijo que la presencia del Sr. Medvedev "hiere los sentimientos de la población de Japón", y convocó al embajador de Rusia para entregarle una nota de protesta.

Los líderes japoneses advirtieron a Rusia en septiembre, que esa visita dañaría las relaciones bilaterales.

Tokio ya está enfrascado en una tensa disputa con China sobre las islas en el Mar Oriental de China. En septiembre, la Guardia Costera detuvo al capitán de un barco de pesca chino que chocó con dos de sus buques. El arresto provocó protestas anti-japonesas en China, país que es muy sensible a las amenazas a su soberanía.

Las autoridades japonesas han tratado de calmar las emociones, pero legisladores de la oposición quieren dar a conocer una cinta de video de la colisión, que a su juicio demuestra que el capitán chino tuvo la culpa.

El lunes, las autoridades rusas respondieron con enojo a las quejas japonesas. Mikhail Margelov, jefe del comité de asuntos internacionales  del  Consejo de la Federación Rusa, llamó a las protestas "absurdas, por decir lo menos."

"Es importante que nuestros vecinos japoneses y todos nuestros socios entiendan que hablar con Rusia desde una posición de amenaza es inútil", dijo el Sr. Margelov el servicio de noticias Interfax. "Nuestra postura no puede cambiar por la presión. Espero sinceramente que la sabiduría vuelva a las prácticas políticas japonesas."

Pero la visita de Medvedev al territorio en disputa transmitirá un mensaje claro a nivel nacional a un país cada vez más enfocado en las elecciones presidenciales de 2012.

Medvedev es generalmente visto como más mesurado y más liberal que su mentor, el primer ministro, Vladimir V. Putin, pero él ha tomado una línea dura en las disputas territoriales y decidió ir a la guerra con Georgia por el enclave separatista de Ossetia del Sur. En la declaración de 1956 que restableció los lazos de amistad entre Rusia y Japón, Rusia, se ofreció a devolver dos de las cuatro islas después que los dos países firmaran un tratado de paz. Sin embargo, Japón rechazó tal compromiso, manteniendo que las cuatro islas deben ser devueltas, y hasta ahora ningún tratado ha sido firmado.

El apoyo de Rusia a las islas Kuriles se debilitó en la década de 1990, cuando Moscú retiró su presencia militar de las islas y muchos colonos rusos abandonaron la isla mudándose al territorio continental.

El lejano oriente tiene una "enorme" importancia económica para Rusia en estos momentos, tanto por sus reservas de petróleo y gas y por las conexiones de transporte a los mercados asiáticos, dijo Elgena V. Molodyakova, un experto en la región de la Academia Rusa de Ciencias.

"Para nosotros, el problema de las Kuriles es cómo desarrollar la región", dijo. "Para los japoneses, el problema de las Kuriles es una disputa territorial que puede agitar su sociedad. Si toman una línea dura en esto, no tendrán éxito."

The New York Times: Russia Angers Japan With Visit to Disputed Islands


Artículo anterior:

Siguiente artículo: