Revista alemana cede en la batalla para reimprimir el libro "Mein Kampf" de Hitler

por Admin el 27 Enero, 2012

en Otros temas

La intención de una revista alemana de utilizar extractos del "Mein Kampf" para promover una discusión sobre el pasado, fue bloqueada por la prohibición alemana de larga data sobre la reimpresión o la venta del texto.

Una revista alemana ha dado marcha atrás en sus intentos para volver a imprimir partes del libro "Mein Kampf" de Adolf Hitler, optando por retirar las páginas que contienen los extractos con el fin de evitar problemas legales.

Peter McGee, el editor británico de la revista alemana Zeitungszeugen, pretendía imprimir extractos del libro en la edición de hoy de la revista. "Ya era hora que el público alemán pueda ver el texto original", dijo McGee a la revista Der Spiegel. Sin embargo, fue disuadido por los procedimientos judiciales iniciados por el gobierno del estado de Baviera.

Después de la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas Aliadas nombraron al gobierno del estado de Baviera propietario de los derechos de "Mein Kampf" quien desde 1945 ha bloqueado cualquier intento de reimpresión del libro en Alemania.  Por esa razón y con el fin de no poner en riesgo la edición completa de Zeitungszeugen (literalmente "testigos de periódicos"), el Sr. McGee cambió de opinión justo antes de que su revista fuera impresa, dijo el Sr. McGee.

Alemania tiene estrictas leyes que prohíben la exhibición de símbolos nazis y la distribución de los textos que incitan al odio y el antisemitismo racial, sin embargo "Mein Kampf", publicado originalmente en dos partes en 1925 y 1926, no está del todo prohibido. Ediciones impresas antes de 1945 pueden ser adquiridas en librerías de libros de segunda mano o en Internet y los estudiantes y los científicos pueden obtenerlos en las bibliotecas. Sin embargo, no puede ser reimpreso y vendido.

Después de la Segunda Guerra Mundial, sólo se han impreso unos pocos libros que contienen pasajes del texto – siempre acompañado de notas explicativas.

"Es una medida simbólica", dice Edith Raim del Instituto de Historia Contemporánea de Munich. "Alemania tiene una responsabilidad singular hacia las víctimas del régimen nazi. No se puede ganar dinero mediante los escritos de los peores criminales de guerra".

En los círculos neo-nazis el libro tiene un valor casi icónico, dice la señora Raim.  Si se publicara, los ultra-derechistas querrán poner sus manos en el libro, sea cual fuere la situación jurídica existente, mientras que obras críticas, como en la que ella está trabajando, no serán del interés de esos grupos.  "Nuestro libro no encontrará compradores en la escena neo-nazi. Va a ser una sólida obra científica", dijo.

Horst Pöttker, profesor de periodismo en la Universidad Técnica de Dortmund, quien escribió el comentario de los fragmentos que fueron eliminados de Zeitungszeugen, dijo: "Quiero que la mayor cantidad de gente en Alemania lea el libro que causó un fuerte impacto en la historia alemana."

Zeitungszeugen es una revista semanal, publicada por primera vez en el 2009 con una tirada inicial de 300.000 ejemplares, después vendiendo alrededor de 50.000 ejemplares a la semana. Cada edición contiene las reproducciones de una selección de periódicos alemanes originalmente impresos entre 1933 y 1945 y una manga con comentarios actuales de un grupo de historiadores alemanes, algunos de ellos respetadas autoridades como Wolfgang Benz y Hans Mommsen. Las reimpresiones incluyen títulos como "Völkischer Beobachter" y "Der Angriff", publicado originalmente por Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de Hitler.

El hecho de que las reimpresiones se extraen fácilmente de la manga con comentarios dio lugar a acusaciones de que el editor británico McGee estaba tratando de sacar provecho de la propaganda nazi, con el pretexto de servir a un interés histórico. En el año 2009, el Ministerio de Justicia de Baviera intentó confiscar partes de la segunda edición que contenía extractos del "Völkischer Beobachter", pero un tribunal de Munich dictaminó que Zeitungszeugen actuó como una herramienta educativa y como tal, no viola ninguna ley alemana.

Los planes de hacer uso de partes de "Mein Kampf" han revivido el debate sobre los motivos de McGee. El ex presidente del Consejo Judío en Alemania, Charlotte Knobloch, dice que no encuentra ningún valor en la revista. "La mayoría de los alemanes tienen un enfoque muy claro de su pasado", dice. "Para aquellos que necesitan una lección de historia, este folleto no es apropiado."

En el 2015, expiran los derechos de autor de Baviera sobre "Mein Kampf". Si el gobierno bávaro se sale con la suya, se mantendrá la prohibición de las reimpresiones. "La divulgación de las ideas socialistas seguirá siendo un delito, incluso después de que los derechos de autor de ‘Mein Kampf’ terminen", dijo el gobierno en un comunicado.

YahooNews: German magazine caves in battle to reprint Hitler’s ‘Mein Kampf’


Artículo anterior:

Siguiente artículo: