Revelan bunker secreto de la Armada Imperial japonesa de finales de la guerra

por Admin el 27 Junio, 2015

en Otros temas

YOKOHAMA, JAPÓN – En una colina con vistas a un campo deportivo donde los estudiantes de secundaria juegan voleibol, hay una discreta entrada que conduce abajo de una cuesta polvorienta, resbaladiza y que aparentemente en su tiempo — fue la sede secreta de la Marina de Guerra Imperial de Japón en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial.

558d80df83552.image

Allí, los mandos navales de Japón ejercían el comando de la flota y fue donde se trazaron los planes para las batallas más encarnizadas, las del Golfo de Leyte, Iwo Jima y Okinawa además de las realizadas desde fines de 1944 hasta el fin de la guerra en agosto de 1945. Lloraron la pérdida cuando recibieron los informes de los oficiales a bordo del famoso Acorazado Yamato que sucumbió bajo el fuego enemigo y se hundió frente a Japón meridional.

Hoy en día, los túneles de hormigón se asientan tranquilamente debajo de una escuela superior universitaria, en gran parte sin haber sido tocados, son recorridos ocasionalmente por visitantes guiados por los estudiantes. La escuela le abrió a los medios de comunicación, por primera vez, esta semana para sensibilizar al público del lugar sobre la trágica historia que representa, en el 70° aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

"Es un patrimonio negativo para los seres humanos.", dijo Takeshi Akuzawa, Director Asistente de la Escuela Secundaria de Keio, que acompañó la gira de los medios de comunicación el martes. "Imagínese el enorme número de personas que tuvieron que morir en el último año de la guerra debido a las operaciones que se planificaron aquí".

Los túneles en forma de U invertida son un recordatorio de un tiempo cuando los estudiantes y muchos otros fueron enviados a la guerra, muchos a la muerte, bajo las órdenes que emanaban de este túnel en una escuela.

558d80e02bba6.image

Los expertos dicen que está aumentando la importancia de los restos arqueológicos de guerra, especialmente en esa época que se desvanece de la memoria y en medio de una creciente reticencia entre algunos japoneses a mirar el lado negativo de la historia.

Una de las mejores universidades japonesas, Keio, arrendó el sitio a la armada en 1944 bajo una orden del Ministerio de Educación, después que miles de profesores, estudiantes y personal fueron reclutados y enviados al campo de batalla, dejando casi vacío el campus. El Estado Mayor de la Marina Imperial al mando desde un dormitorio, usaban como refugio el centro de mando bajo tierra cuando aparecían los bombarderos B-29.

El Campus de Hiyoshi en Keio, al sur de Tokio, en Yokohama, fue elegido al parecer debido a su proximidad relativa a la Base Naval de Yokosuka y la sede del comando en Tokio. El campus de la colina también fue conveniente para instalaciones subterráneas.

La construcción de los túneles bajo tierra comenzó en julio de 1944, con movilización de tropas y trabajadores forzados coreanos. Una habitación para el Comandante en Jefe, Almirante Soemu Toyota y departamentos clave funcionaron en ese lugar durante unos meses.

Sólo en la habitación del Comandante Jefe, el cemento en las paredes estaba alisado, el piso estaba cubierto con esteras de tatami y había una puerta. Subía y bajaba 126 escalones entre los centros de comando, por encima y por debajo del suelo. Su habitación estaba ligeramente elevada para que el suelo permaneciera seco y hasta hubo un inodoro con descarga.

El centro de comando en el túnel también tenía ductos de ventilación, una habitación para las baterías, almacenamiento de alimentos, además de departamentos de desciframiento, cable y comunicaciones. Hay marcas en el techo de donde colgaban lámparas. Los túneles se encuentran a 30 metros de profundidad y se extienden a lo largo de unos 2,6 kilómetros.

Cientos de hangares, túneles y otros restos de la guerra aún existen en Japón, pero muchos han sido abandonados por la falta de interés. Un sentimiento creciente entre algunos conservadores favorece la eliminación de dichos restos si muestran el lado negativo de la historia.

The Sentinel: Japan’s secret navy bunker gives glimpse of war’s final days


Artículo anterior:

Siguiente artículo: