Restauración del famoso Bombardero Memphis Belle en todo lo alto

por Admin el 15 Julio, 2013

en Otros temas

BASE aérea WRIGHT-PATTERSON, Ohio – Contemplando al B-17, con grandes partes del cual no podrán ser vistas en ningún sitio, con grandes agujeros en su vientre y algo de su pintura original, nunca sabrías que este es uno de los aviones más famosos en la historia militar de Estados Unidos.

memphis_belle

Una vez fue sólo un bombardero B-17 entre los miles enviados a Europa para luchar en la Segunda Guerra Mundial, se trata del Memphis Belle, el avión que en una época ayudó a convencer los descorazonados americanos que sería posible derrotar a los alemanes volando con éxito 25 misiones de bombardeo y para luego regresar a casa.

De esa manera, el avión -cuyo nombre deriva del de la novia del piloto que vivía en Menphis, Tennesee, el teniente Robert Morgan- fue el primero en alcanzar ese hito, algo que hasta entonces se había pensado que era poco probable, porque la resistencia alemana era muy fuerte contra los bombarderos en los primeros años de la guerra.

Con ese logro, el avión -y su tripulación- fueron regresados de vuelta a Estados Unidos y enviados en una gira promoviendo la venta de bonos de guerra alrededor del país, levantando el ánimo de los estadounidenses, en parte debido a la esperanza que daba su hasta entonces poco probable éxito. En el proceso, se hizo famoso, fue la base para un documental de 1944 y un largo metraje en 1990.

Pero el destino del avión después de su gira promoviendo bonos de guerra no fue tan glamoroso. Durante años, quedó escondido en un cementerio militar de Oklahoma, y luego estuvo en exhibición en Memphis. En 2005, sin embargo, el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de Estados Unidos tomó posesión de la Memphis Belle y comenzó lo que hasta ahora es un proceso de restauración de ocho años que se espera que le devuelva la apariencia que tenía el B-17 cuando volaba esas 25 misiones.

Taller de restauración

El Museo Nacional de la fuerza aérea de Estados Unidos es gigantesco. Con cientos de aviones y miles de otros artefactos militares, el museo ocupa tres hangares enormes y pronto, un cuarto. Ubicado no muy lejos, de la base de Wright-Patterson de la Fuerza Aérea, su taller de restauración está a cargo de Greg Hassler. Recae sobre él y su equipo, la responsabilidad de reparar todos los aviones del inventario desde un Spad-13 hasta un bombardero B2 e incluso un MiG ruso que una vez fue propiedad de Saddam Hussein y devolverlos a su óptima condición lo que a menudo desmiente sus largos años de decrepitud.

En 2005, el Memphis Belle se unió a la flota. Se usaron seis camiones para llevar el avión completo a la base. Afortunadamente para el equipo de Hassler, tener que dividir las alas en dos piezas con el fin de cruzar la carretera a la base les permitió abrir las entrañas del avión, un paso crucial en la lucha contra los años de corrosión acumulados y hacer muchas reparaciones estructurales.

En primer lugar, Hassler y su equipo desnudaron el opaco revestimiento, exponiendo gran parte de la corrosión y el daño. Se dieron cuenta que tenían que reformar manualmente algunos de los miembros estructurales en el centro de la parte inferior del fuselaje del Memphis Belle debido a que la erosión de años causada por agua atrapada en su interior era muy grande.

Otro trabajo fue limpiar y desmontar los cuatro motores del avión, que no son los originales pero son auténticos, dijo Hassler.

Dada la historia del Memphis Belle, había dos formas de hacer el trabajo: ver el avión como bombardero de la Segunda Guerra Mundial, o como una máquina de relaciones públicas durante su gira de promoción de venta de bonos de guerra. Se decidieron por al avión de combate, dijo Jeff Duford, curador del Museo, ya que es lo que lo hizo famoso en primer lugar.

Pero el Memphis Belle presenta un desafío, dijo Duford. Fue modificado en el teatro de guerra, y no hubo planos que muestren los cambios. Eso significa un montón de incógnitas, como qué tipo de equipo llevó. Y en casos en los que no saben qué era lo original, dijo Hassler, los restauradores decidieron no adivinar. "Es mejor dejarlo como está que adivinar", explicó Hassler, añadiendo que él y su equipo no quieren equivocarse.

"Siempre podremos agregar cualquier cosa más adelante," dijo Duford.

También hay piezas del avión tal como está hoy en día que podría ser tentador dejarlas pero hay que cambiarlas porque no son las originales. Un ejemplo es algo del arte en la nariz del avión. En la actualidad, cuenta con el modelo del avión, el B-17F, pintado, así como una serie de cruces gamadas representando aviones alemanes derribados por el Memphis Belle.

Originalmente, ese "B-17F" era una calcomanía, dijo Hassler. Para hacer eso bien, el taller de restauración utilizará la calcomanía  de una empresa de especializada que utiliza la misma fuente de letras que usaba la Boeing para el avión. Pero las esvásticas y el nombre del navegante y bombardero- añadidos durante el periplo de promoción de bonos de guerra– tienen que desaparecer. La pintura de la novia del piloto y una sola esvástica que son lo que estaba en el avión cuando se encontraba en combate se quedarán.

Duford dijo que hay una serie de fotografías que muestran al Memphis Belle después sus 25 misiones de combate, así como planos de Boeing y fotografías que son muy útiles para restaurar correctamente el avión.

No se sabe exactamente cuándo se terminará la restauración de Memphis Belle, pero es probable que sea en algún día a fines del 2014, o comienzos del año 2015, el avión será exhibido en la parte principal del Museo para que los 1,3 millones de visitantes anuales pueden ver cómo el equipo le devolvió el avión a la vida.

Pero hay cosas que no ven en ese momento y probablemente nunca se verán. Hassler dijo que están trabajando para reemplazar el intercambiador de calor dentro del ala del avión, pero que una vez que el ala se cierre, será invisible para el mundo. "Es la forma correcta de presentar al avión, con un enésimo grado de precisión y no como un cascarón vacío", dijo Steve Jobs.

Cnet: Restoration of famed WWII bomber Memphis Belle flies high (fotos)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: