Portaaviones Graf Zeppelin

por Admin el 3 Agosto, 2005

en Otros temas

Los alemanes planificaron la construcción de portaaviones como parte del Plan Z de construcciones navales. Al no tener experiencia en la construcción de ese tipo de naves, se basaron en las características del buque británico HMS Courageous y posteriormente del portaaviones japonés Akagi.

Bien diseñado desde el comienzo, sufrió variaciones a los largo de varios años pero nunca entró en servicio, quizás por tres causas principales: Primero por la indecisión de Hitler que desconfiaba de las armas navales, excepto los submarinos que demostraron su efectividad; segundo porque Alemania no estaba en condiciones de operar un portaaviones sin tener pleno dominio del mar; tercero por la situación geográfica de Alemania que sólo mantuvo unos años el control continental de Europa pero bloqueada por las fuerzas navales aliadas. Además de ello, la industria aeronáutica no estaba en condiciones de construir un avión naval antes de 1947.Practicamente, sólo el bombardero en picada Junker JU 87, fue probado exitosamente como avión embarcado, pero no hubo un caza adecuado para la misión de protección de la nave. Pero aparte de esas consideraciones, los planes para la construcción de portaaviones A y B podría haber sido una realidad si la guerra no hubiera estallado antes de 1946.

El primero de los portaaviones, el Graf Zeppelin, estuvo muy cerca de poder entrar en servicio si Hitler lo hubiera querido. Hundido al finalizar la guerra para evitar que cayera en manos enemigas fue reflotado por los rusos y usado para transportar el botín de guerra. Finalmente se hundió en el Báltico en circunstancias no suficientemente aclaradas.

Ver artículo Portaaviones Graf Zeppelin


Siguiente artículo: