Por primera vez, desde 1945, Japón celebra el aniversario de la recuperación de su soberanía

por Admin el 29 Abril, 2013

en Otros temas

TOkio – El domingo, Japón celebró oficialmente, por primera vez, el aniversario del día en que recuperó su soberanía tras su derrota en la Segunda Guerra Mundial, como parte de la campaña nacionalista del Primer ministro Shinzo Abe.

rising_sun

Tras asumir como primer ministro en diciembre, Abe se centró principalmente en la recuperación de la caída de la economía de Japón, pero recientemente ha cambiado su enfoque para orientarlo hacia una agenda conservadora. La celebración el domingo del 61º aniversario de la recuperación de la soberanía es vista como un paso para lograr el apoyo para revisar la Constitución de inspiración estadounidense de un Japón pacifista. El partido conservador de Abe tiene años denunciando la Constitución actual como una carta magna impuesta por los Estados Unidos, que ocupó Japón desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta 1952.

El mes pasado, el Gabinete aprobó un plan del partido gobernante para designar el 28 de abril como el "Día de la Recuperación de la Soberanía" de Japón, y la ceremonia del domingo fue el primer evento patrocinado por el gobierno para conmemorarlo. Eventos similares fueron celebrados previamente de manera privada entre los legisladores ultraconservadores, principalmente del Partido Democrático Liberal de Abe y sus partidarios de la derecha.

Las ceremonias del domingo estuvieron llenas de rituales nacionalistas considerados símbolos de la política imperial guerrerista que llevó a Japón a la agresión del siglo XX en Asia. La ceremonia comenzó entonándose el polémico himno nacional "Kimigayo" ("el imperio de su majestad") y terminó con vítores de "Banzai!" para el Emperador Akihito. También hubo una decoración con un enorme sol naciente en el centro de la escena.

Durante la ceremonia, Abe instó a los japoneses a conmemorar el día en sus corazones, prometiendo hacer de Japón un país más fuerte y lleno de orgullo nacional. Dijo que hace 61 años los japoneses tuvieron muchas esperanzas y se comprometieron a hacer un mejor Japón, añadiendo que las personas hoy deben alcanzar esas expectativas.

"Estamos obligados a hacer un Japón fuerte y resistente, para que nuestro país se convierte en uno con el que pueda contar el resto del mundo", dijo Abe. Dijo que estaba buscando hacer de Japón una mejor y más "bella nación", una de sus frases favoritas, pero que sus críticos dicen que tiene un matiz nacionalista.

Morihide Katayama, politólogo de la Universidad de Keio, dijo que el evento fue parte de un "truco barato" de Abe para construir la unidad bajo símbolos nacionalistas, tales como la bandera nacional, el himno y los militares. En una entrevista publicada el sábado en el periódico Asahi, dijo que la ceremonia iba a convencer al público de que no existe una independencia real de Japón si no se revisa la constitución impuesta por la ocupación.

La ceremonia, celebrada en el museo del Parlamento en Tokio, fue el último de una serie de eventos nacionalistas y celebraciones que han provocado duras reacciones en los países vecinos que sufrieron por la agresión de Japón durante la guerra.

Varios ministros de gobierno y casi 170 legisladores visitaron este mes el Santuario de guerra de Tokio enfureciendo a China y Corea del Sur.  Las visitas de los dirigentes japoneses al Santuario Yasukuni, que honra a 2,3 millones de muertos en la guerra, incluyendo a 14 altos jefes militares condenados por crímenes de guerra, han sido un constante punto de controversia con esos países.

Abe también enfureció a China y Corea del Sur diciendo que no hay una definición clara de "agresión" y que Japón no "sucumbirá ante ninguna amenaza."

"¿Por qué Japón perdió una vez su soberanía en primer lugar? … ¿No es porque Japón eligió el camino equivocado?", dijo el diario Nikkei en un editorial del domingo. "Japón no ha mantenido su responsabilidad de la guerra de manera clara. Ha creado controversias en la interpretación de la historia, provocando conflictos con países vecinos 68 años después del final de la guerra".

Abe también ha hecho campaña para que se reconozca a las Fuerzas de Autodefensa de Japón como un verdadero ejército nacional, también para revisar las disculpas dadas por Japón por las atrocidades cometidas por su ejército Imperial antes y durante la Segunda Guerra Mundial y para actualizar la condición del emperador como Jefe de Estado, tal como se indica en la plataforma del Partido Liberal Democrático. El borrador de Constitución del partido también elimina la cláusula que garantiza los derechos humanos básicos como universales e inviolables.

La ceremonia provocó duras críticas en la isla de Okinawa, donde la ocupación de Estados Unidos continuó hasta 1972. En la ciudad de Ginowan, miles de personas organizaron una manifestación en un parque para protestar contra la ceremonia.

Okinawa alberga a casi las tres cuartas partes de las tropas de Estados Unidos estacionadas en Japón bajo un tratado bilateral, causando arraigados sentimientos antiestadounidenses en la isla, así como la desconfianza hacia el gobierno central del Japón por no hacer lo suficiente para aliviar a la isla de esa carga. El gobernador de Okinawa Hirokazu Nakaima boicoteó la ceremonia del domingo.

Japón firmó simultáneamente el Tratado de Paz de San Francisco y el Tratado de Seguridad con los Estados Unidos en 1951, que puso fin a la ocupación de Estados Unidos en la mayor parte del país siete meses más tarde, pero permitiendo que las tropas estadounidenses se quedaran en Okinawa hasta la fecha. Okinawa llama al 28 de abril "el día de la humillación".

Lubbock on Line: For first time, Japan celebrates anniversary of regaining sovereignty after WWII


Artículo anterior:

Siguiente artículo: