Polonia rechaza vandalismo de extrema derecha

por Admin el 4 Septiembre, 2011

en Otros temas

VARSOVIA (AFP) – Polonia manifestó su indignación por los actos vandálicos hechos a un monumento conmemorativo del Holocausto en el norte del país dedicado a judíos polacos que fueron quemados vivos en un granero por sus vecinos polacos durante la Segunda Guerra Mundial.

Desconocidos pintaron una esvástica verde en un monumento de piedra en Jedwabne, donde entre 340 a 1.500 judíos polacos fueron asesinados un 10 de julio 1941, masacre perpetrada por polacos instigados por los ocupantes alemanes, de acuerdo con varias versiones históricas.

Los vándalos también escribieron las palabras "Yo no me arrepiento de Jedwabne" y salpicaron con pintura verde una placa conmemorativa escrita en hebreo.

En un comunicado el jueves, el ministro de Relaciones Exteriores, Radoslaw Sikorski, dijo, "Deseo expresar mi profundo pesar por la profanación del monumento en la ciudad de Jedwabne".

Detalles de la masacre fueron revelados por primera vez en un libro publicado el 2001 por el historiador Jan Tomasz Gross, y respaldada después por un fiscal de la era de crímenes nazis y comunistas.

Sikorski también condenó "varios actos similares de hostilidad y vandalismo contra las minorías étnicas en Polonia."

"No hay lugar para tal comportamiento en la sociedad polaca – incluso si es la obra de un pequeño grupo de extremistas", agregó.

El incidente Jedwabne es uno de la serie de recientes actos de vandalismo contra las minorías étnicas en Polonia.

Grandes rocas donde se encuentran grabadas en lituano nombres de ciudades, fueron recientemente pintadas con los colores blanco y rojo de la bandera de Polonia.

Las relaciones entre las dos comunidades se han visto afectadas por los derechos, de la considerable minoría polaca de Lituania, de usar nombres bilingües en las señales públicas.

Alrededor de 28 señales de tráfico y un monumento que señaliza un teatro lituano fueron destrozados todos de la misma manera, de acuerdo con las autoridades locales.

El símbolo de la ultra-nacionalistas polacos de la Falanga, organización de extrema derecha, que data de la década de 1930, también pintaron señales de tráfico y monumentos.

Individuos no identificados también trataron de incendiar un centro islámico en la ciudad oriental de Bialystok y realizaron actos de vandalismo en una sinagoga histórica en el pueblo de Orla, también en el este de Polonia.

"Estoy convencido de que los autores serán rápidamente localizados y enfrentarán el brazo de la ley para dar cuenta de sus acciones", prometió el ministro Sikorski.

canada.com: Poland slams vandalism of Holocaust memorial


Artículo anterior:

Siguiente artículo: