Policía checa inicia pruebas de ADN en supuesta masacre de alemanes

por Admin el 11 Diciembre, 2010

en Otros temas

Praga – La policía checa, dijo el viernes que están listos para hacer pruebas de ADN para determinar la identidad de los restos encontrados en un sitio donde supuestamente los checos locales  asesinaron civiles alemanes poco después de la final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

En agosto, los investigadores desenterraron fragmentos de huesos humanos en un campo cerca de la ciudad oriental de Dobronin, donde se informó que tuvo lugar la masacre de finales de la guerra.

El examen de ADN se realiza después que antropólogos de la Universidad Masaryk con sede en Brno, dijeron que los restos exhumados son probablemente los de 13 hombres. Las edades de seis de estos hombres se estima entre 30 y 60 años.

Expertos del Instituto de Criminología en Praga esperan ahora poder identificar a las víctimas con la ayuda de muestras de ADN que se tomarán de potenciales parientes en Alemania. Los resultados preliminares deberán estar disponibles a finales de febrero, dijo una portavoz policial.

La decisión sobre un lugar de descanso final para los restos se hará sólo después que termine la investigación, dijo la policía.

La antigua Checoslovaquia fue el hogar de una gran minoría étnica alemana.

Poco después de que terminara la guerra, algunos checos lincharon y masacraron a sus vecinos alemanes, en venganza por las atrocidades cometidas durante la guerra por las fuerzas de ocupación.

El caso Dobronin, que fue en gran medida desconocida en la República Checa hasta que la investigación se hizo pública en agosto, fue descrito en una novela, titulada Bergersdorf, por el escritor alemán Herma Kennel.

En mayo de 1945, un grupo de checos locales en estado de ebriedad expulsaron a unos 15 alemanes étnicos locales fuera de la villa.  Los alemanes habrían sido obligados a cavar sus propias tumbas y luego o bien fueron fusilados o golpeados hasta la muerte.

Pero los antropólogos dijeron que no pudieron confirmar que las presuntas víctimas sufrieron una muerte violenta, posiblemente debido a que los huesos hallados en la tumba estaban fracturados y en muy mal estado.

"Los huesos no muestran señales evidentes de violencia, lo que podría apuntar a la certeza de una causa o circunstancia de la muerte", dijo la antropóloga Petra Urbanova en un comunicado.

Ella dijo que las lesiones que los científicos descubrieron en los huesos habían sanado antes de la muerte.

Aparte de Dobronin, la policía ha puesto en marcha una investigación sobre un caso similar en la ciudad oriental checa de Moravsky Krumlov, dijo una portavoz policial.

Los oficiales están recopilando información de archivo y buscando posibles testigos con el fin de determinar si es posible realizar una excavación similar a la hecha cerca de Dobronin.

Unos 3 millones de alemanes fueron expulsados de Checoslovaquia a Alemania después de la guerra, en un acto de castigo colectivo. El tema ha sido durante mucho tiempo un obstáculo para las relaciones entre Praga y Bavaria, un estado alemán que aceptó a muchos expulsados.

En un gran avance en las relaciones checo-bávaras, los días 19 y 20 de diciembre, por primera vez, un premier de Bavaria hará una visita oficial a la República Checa.

Earth Times: Czech police to start DNA probe into alleged post-war massacre


Artículo anterior:

Siguiente artículo: