Operación Bernhard

por Admin el 17 Octubre, 2005

en Otros temas

Operación Bernhard fue el nombre del plan secreto para destruir la economía británica con billetes de banco falsificados durante la Segunda Guerra Mundial. El nombre lo tomaron del primer nombre del Mayor-SS Bernhard Krüger quien fue responsabilizado de la organización que se encargaría de la fabricación de copias perfectas del papel moneda británico.Krüger seleccionó un plantel de falsificadores procedentes del Campo de Concentración de Sachsenhausen, donde se encontraban detenidos delincuentes sentenciados por falsificación. Krüger también se asesoró con expertos en diversas áreas relacionadas con la Banca y el dinero en sí. Desde 1942, el trabajo de impresión, del que se cuidaba hasta el más mínimo de los detalles para que cada falsificación fuera exactamente igual a las libras esterlinas del Banco de Inglaterra, se realizó en el más completo secreto. Como no era conveniente sacar todos los días a los presos del campo, Krüger decidió montar los talleres de falsificación en el mismo Campo de Concentración de Sachsenhausen.

Los británicos habían lanzado cartillas de racionamiento en las ciudades alemanas con el propósito de desestabilizar la economía del Reich, de manera que los Servicios Secretos de Himmler pensaron devolverles su propia medicina lanzando desde el aire millones de libras esterlinas en las ciudades inglesas, con la seguridad de que la mayoría de las personas se guardarían los billetes en vez de entregarlos a las autoridades. Sin embargo, luego pensaron que podían sacarle doble provecho a la operación, lavando el dinero en operaciones de compras internacionales, con el pago a los espías extranjeros y mediante la distribución del dinero por parte de los agentes alemanes en todo el mundo.  De esa forma el Reich obtenía millones en divisas de monedas duras.

La operación fue tan exitosa que pasó un tiempo antes que los ingleses se percataran de lo que estaba sucediendo. El gobierno británico debía hacer algo para controlar la situación, pero no lo hizo de la forma en que cualquiera puede imaginar…

Pese al éxito de la Operación Bernhard, a finales de la guerra quedó mucho dinero que no había sido distribuido, incluyendo una partida de dólares estadounidenses que por decisión superior fueron retenidos. Entre los cientos de personas que participaron en la Operación Bernhard, desde Himmler hasta el último de los falsificadores profesionales de Sachsenhausen, muchos de ellos fueron juzgados por crímenes de guerra, pero ni uno solo fue acusado por los Aliados en relación con la falsificación de dinero. Los presos fueron salvados de una muerte segura por el propio Mayor Krüger, quien luego, al igual que otros expertos alemanes, terminaron trabajando para otros gobiernos durante la Guerra Fría. ¿Qué pasó con el dinero restante? Siga leyendo


Artículo anterior:

Siguiente artículo: