Nuevo Primer Ministro de Japón plantea viejas preocupaciones en Asia

por Admin el 1 Septiembre, 2011

en Otros temas

"¿Cuáles criminales de guerra?", dijo el nuevo Primer Ministro japonés Yoshihiko Noda.  "Bajo la ley japonesa, ellos no fueron criminales."

El martes, el primer ministro chino, Wen Jiabao, llamó al recién elegido Primer Ministro de Japón, Yoshihiko Noda, para felicitarlo, diciéndole que los fuertes lazos de amistad entre Japón y China son algo bueno, tanto para los dos países como para el resto del mundo. Al parecer, no hablaron nada sobre la preocupación de China y otras naciones asiáticas sobre las declaraciones de Noda sobre el legado de Japón de la época de la guerra.

Noda dijo que él no cree que los mayores criminales de guerra japoneses condenados por los aliados después de la Segunda Guerra Mundial, hayan sido de hecho criminales de guerra bajo la ley japonesa. Esa opinión, que repitió en una conferencia de prensa a principios de este mes, provocaron las quejas de China y Corea del Sur, países que fueron ocupados por Japón durante la guerra. Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur dio a entenderlo en declaraciones del martes.

Además de la declaración de Noda sobre los japoneses condenados como criminales de guerra también causó preocupación su posible visita al santuario Yasukuni de Japón, que honra a unos 2,4 millones de muertos en la guerra, incluidos los 14 criminales de guerra ajusticiados. Las visitas de anteriores primeros ministros japoneses al santuario molestó a muchos en Asia que sienten que Japón no ha expiado su culpa por la agresión del pasado. Media docena de viajes, de Junichiro Koizumi, durante su mandato del 2001 al 2006 apaciguaron a los conservadores en casa, pero enturbiaron las relaciones del Japón con sus vecinos. Desde entonces, ningún ministro en funciones del Gobierno ha visitado el santuario, lo que ha ayudado a mejorar las relaciones entre Japón y China. En los últimos años las dos naciones han crecido económicamente cerca, con China superando a los EE.UU. como el socio comercial más grande de Japón.  Noda no ha dicho si va a visitar el santuario, pero la agencia de noticias estatal china, Xinhua, ya ha emitido una dura advertencia en contra de ella:

"Para mejorar la relación entre la segunda y tercera economías más grandes del mundo, el gabinete de Noda debe cuidarse de elaborar e implementar una política adecuada en el tratamiento del pasado del Japón durante la guerra, para aliviar el resentimiento de la población china hacia Japón.

Además, ningún político japonés debe visitar el Santuario Yasukuni, que es un símbolo del pasado militarista de Japón que honra a unos 2,5 millones de japoneses muertos en la guerra, entre ellos 14 criminales de guerra. Y nunca debe permitir que estos problemas históricos tomen como rehén las relaciones entre los dos países."

Si Noda decide evitar la visita al santuario, todavía quedan varios puntos de fricción en las relaciones chino-japonesas. El año pasado, Japón detuvo a un capitán de barco de pesca chino cerca de la Diaoyutai, un grupo de islas en el Mar Oriental de China retenidas por Japón, que también son reclamadas por China. El alboroto inmediato se apaciguó después de que Japón liberó al capitán quien regresó recibiendo una bienvenida de un héroe en China. Por otro lado, el incremento de la capacidad operativa de la marina de guerra china ha inquietado a Japón. Y la guardia costera japonesa dice que la semana pasada dos buques de patrulla de pesca chinos entraron en aguas reclamadas por Japón, cerca de la Diaoyutai, que es conocido en Japón como Senkaku. Japón protestó oficialmente por la incursión, y un portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores respondió que las islas "han sido territorio chino desde tiempos inmemoriables."

Time: What War Criminals? Japan’s New P.M. Raises Old Concerns in Asia


Artículo anterior:

Siguiente artículo: