Más de 60 bombas fueron encontradas en universidad de Filipinas desde 2008

por Admin el 21 Abril, 2013

en Otros temas

Ante las recientes explosiones de bombas en la Maratón de Boston que mató a tres personas e hirió a casi 200, el distrito de policía de la ciudad de Quezon en Filipinas recordó al público no sólo permanecer vigilantes contra explosivos plantados por los delincuentes y terroristas, sino también extremar la prudencia en el manejo objetos desenterrados que se asemejan a  antiguas bombas y municiones.

universidad-filipinas

Solamente en el campus de la Universidad de Diliman en Filipinas, según la división de artefactos explosivos de la Policía de Quezon, más de 60 bombas han sido recuperadas desde junio de 2008, sobre todo en las operaciones de excavación hechas por contratistas en el área. Entre las municiones recuperadas hay 63 bombas de aviación de 15 kilos, dos proyectiles de 155 mm, un mortero de 60 milímetros y una granada fragmentaria de mano M20.

El último descubrimiento registrado fue de una bomba aérea de 15 kilos, encontrada el pasado 28 de febrero. Las bombas fueron de las que no explotaron al ser disparadas por cañones o lanzadas desde el aire durante la Segunda Guerra Mundial, dijo Christopher Marquez del Dep. de Policía de Quezon.

Durante la guerra las fuerzas japonesas ocuparon dos edificios de la facultad de arte y las facultades de derecho y administración de empresas construidos en los recién adquiridos terrenos para la expansión de la universidad en Diliman. Márquez agregó que la bombas de 15 kilos fueron lanzadas desde un avión, mientras que los otros proyectiles se dispararon por medio de un cañón o una bazooka.

A pesar de su antigüedad, los explosivos enterrados siguen siendo una amenaza, ya que pueden ser golpeados por el equipo pesado de construcción, añadió.

Pero no se ha establecido ninguna operación de la policía para detectar y eliminar las bombas de la época, según las autoridades.

El arquitecto del campus de la Universidad, Gerard Rey Lico, también admitió que aunque practican mucha precaución, ninguna operación de limpieza previa fue establecida en la Universidad para eliminar las bombas.

Noel Sublay dijo que las bombas de la guerra siguen siendo peligrosas, y que la maquinaria pesada que se utiliza para cavar los cimientos puede detonarlas.

Lico confirmó eso, diciendo que es parte de su Protocolo comenzar los trabajos a mano antes de usar una retroexcavadora en operaciones de excavación durante las actividades de construcción.

Márquez del Departamento de Policía de Quezon dijo que a los contratistas en Diliman y áreas cercanas se les recomienda no utilizar maquinaria pesada para excavar cimientos, porque pueden detonar las bombas.

Las bombas descubiertas ya han sido detonadas en el Campo de Entrenamiento de O’Donnel de Crow Valley en Capas, Tarlac, según Márquez. — BM, GMA News

PH News: More than 60 WWII bombs found in UP Diliman campus since 2008


Artículo anterior:

Siguiente artículo: