Miras de Bombardeo

por Admin el 8 Septiembre, 2005

en Otros temas

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, las miras de bombardeo estaban basadas en los mismos principios que fueron utilizados a fines de la guerra, en 1919. Todas estaban compuestas por dispositivos mecánicos fijos en la proa o debajo del avión. Un apuntador o bombardero echado boca abajo hacía los ajustes necesarios de acuerdo a las variables mencionadas antes y mediante señales visuales, o usando un intercomunicador de voz, le iba indicando al piloto los ajustes en el rumbo y cuando creía tener el objetivo en la mira, apretaba un botón, daba una señal para que fueran soltadas las bombas o él mismo lo hacía, usando una conexión mecánica para soltarlas.Este mecanismo de bombardeo dependía de muchos factores, incluyendo la suerte, porque si el avión estaba muy fuera de curso, si un golpe de viento transversal lo desviaba del rumbo, o si el piloto perdía la sangre fría y trataba de evadir el fuego enemigo, no había otra alternativa que abortar el bombardeo y volver a iniciar la pasada sobre el objetivo. Por supuesto que eso hacía que los tripulantes lanzaran silenciosas imprecaciones al piloto, al bombardero o al clima, pues no era cosa de gracia tener que hacer un rodeo para volver a iniciar la operación en medio del fuego antiaéreo y la amenaza o la presencia de cazas en los alrededores. También, si el bombardero perdía el control podía lanzar las bombas fuera de curso y caerían en cualquier parte, menos en el blanco. Fue esa muchas veces la causa de la muerte de cientos de miles de civiles y la destrucción de iglesias, hospitales, orfanatos etc.

Ver artículo Miras de Bombardeo.


Artículo anterior:

Siguiente artículo: