Los científicos no encuentran petróleo en el buque hundido en 1941 en la costa de California

por Admin el 21 Octubre, 2011

en Otros temas

Científicos bucean en la costa de California para investigar los restos del naufragio del SS Montebello, un petrolero hundido por un submarino japonés en 1941, informaron el jueves que el barco – que se cree que tenía capacidad para 3 millones de galones de petróleo – no tiene ningún petróleo restante en su interior.

montebello

La noticia llegó para gran alivio de los biólogos, la Guardia Costera y los grupos ecologistas, que estaban preocupados de que el casco de la nave, asentada a 1.000 pies de profundidad, a seis millas al oeste de Cambria, un día podría romperse por el óxido, lo que podría causar un enorme derrame de petróleo a lo largo de la costa de California.

Pero después de más de una semana de exploración con alta tecnología de imagen y de perforación en los costados del envejecido casco, los científicos confirmaron que los 32 tanques del barco petrolero hundido  contienen ahora solamente agua de mar. En otras palabras, el combustible, suficiente para llenar los tanques de aproximadamente 70.000 automóviles ha desaparecido, y nadie sabe qué pasó con él.

"Podría haber sido una fuga lenta y gradual durante muchos años desde 1941. Podría ser que todo se derramó el día en que se hundió el barco en 1941. Básicamente, ¿quién sabe? Probablemente nunca lo sabremos", dijo Adam Eggers, portavoz de la Guardia Costera .

Después de Pearl Harbor

Los grupos ecologistas aplaudieron la noticia.

"Historias sobre barcos hundidos con grandes volúmenes de petróleo no suelen tener un final feliz. Es un cambio que es bienvenido", dijo Kaitilin Gaffney, directora del programa para el Pacífico del Ocean Conservancy, un grupo ambientalista con sede en Santa Cruz.

Los detalles del ataque al SS Montebello no son muy conocido en la actualidad. Sin embargo, el hundimiento del barco logró grandes titulares en 1941.

El 23 de diciembre de 1941, sólo 16 días después del bombardeo de Pearl Harbor, el buque partió de Puerto San Luis, en el condado de San Luis Obispo, poco después de la 1 am, con rumbo norte a las refinerías de Columbia Británica.

Los documentos muestran que el buque transportaba 75.346 barriles de petróleo crudo – alrededor de 3,1 millones de galones. En comparación, el Exxon Valdez derramó 11 millones de galones en el estrecho de  Príncipe William de Alaska.

Sólo cuatro horas después de salir del puerto, los vigías descubrieron un submarino japonés navegando en la superficie a unos 100 metros de distancia. El Montebello hizo un vano intento de escapar del submarino. A las 5:55 am, un torpedo impactó en la proa del buque.

El submarino entonces comenzó a dispararle al buque tanque con su cañón de cubierta, mientras que 38 miembros de la tripulación corrían a los botes salvavidas. El barco se hundió rápidamente, pero toda la tripulación logró salvarse después que dos remolcadores auxiliaron a los náufragos navegando en mar muy gruesa.

El paradero de la nave de 440 metros de largo, fue un misterio hasta que fue descubierto en 1996. Después de varias inmersiones de exploración, los funcionarios federales y estatales, decidieron realizar un gran esfuerzo para determinar si el buque seguía con petróleo en su interior.

El Servicio de Guardacostas, que supervisó los esfuerzos de la Oficina Estatal de Prevención y Respuesta a Derrames, financió la operación sin dinero de los contribuyentes. La Guardia Costera contrató a la Global Diving & Salvage, una empresa de Seattle, para hacer la investigación, pagando los gastos con el Fondo Fiduciario de Responsabilidad Derrames de Petróleo. El fondo federal fue creado con el impuesto de cinco centavos de dólar por barril aplicado a la industria petrolera por el presidente George Bush después del derrame de petróleo del Exxon Valdez en 1989.

No hay riesgo

Desde el pasado martes, alrededor de 50 personas han estado trabajando en un puesto de mando cerca de Morro Bay para supervisar las inmersiones en las frías profundidades. Los investigadores tomaron imágenes de alta tecnología, similares a ecografías, del casco de la nave. Se tomaron muestras de sedimentos y se perforó el costado del barco, en busca de petróleo, y luego las perforaciones fueron cubiertas con válvulas especiales. Las pruebas de laboratorio sobre el sedimento, agua de mar y casco de acero se llevarán a cabo en los próximos meses, con un informe final que saldrá la próxima primavera.

Funcionarios de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica realizaron simulaciones por computadora de las mareas y los vientos, y llegaron a la conclusión de que el petróleo probablemente se filtró lentamente a lo largo de muchos años y se alejó al sur, con gran parte de él se diluyéndose, hundiéndose o lavándose con el tiempo a lo largo de las playas.

Otros barcos hundidos han filtrado el petróleo en los últimos años. En 2002, los buzos de rescate de la Guardia Costera bombearon 85.000 galones de combustible del SS Jacob Luckenbach, un carguero que se hundió en 1953 a unas 17 millas al oeste de San Francisco. La limpieza de cuatro meses, que costó $20 millones, terminó con las fugas regulares de combustible que mataron a más de 50,000 aves marinas, entre Monterrey y las playas de las Playas Nacionales de Point Reyes, durante más de 10 años.

"Esta es una buena noticia", dijo Eggers sobre el Montebello. "Queríamos saber qué había allí, y si suponía un riesgo para la costa. Y ahora sabemos que no representa un riesgo."

Contra Costa Times: Scientists find no oil in sunken 1941 oil tanker off California coast


Artículo anterior:

Siguiente artículo: