Líderes japoneses visitan campo de batalla de Iwo Jima

por Admin el 14 Diciembre, 2010

en Otros temas

Ioto, Japón (AP) – Haciendo un raro viaje a Iwo Jima, el Primer Ministro japonés Naoto Kan presentó sus respetos el martes a los más de 21.000 soldados que murieron en uno de los más sangrientos campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial – y que después de 65 años sigue entregando a sus muertos.

Restos de soldado japonés en Iwo Jima
La visita de Kan sigue al reciente descubrimiento de dos fosas comunes en la pequeña isla volcánica donde los cuerpos de unos 12.000 soldados japoneses aún no se han recuperado. Los funcionarios que viajan con Kan dijeron que la visita subraya su determinación para resolver finalmente el destino de todos los muertos en Iwo Jima.

"Vamos a examinar cada grano de arena. Por favor, sean paciente por un tiempo más", dijo Kan. "Recé desde el fondo de mi corazón por las almas de los que murieron aquí".

Ahora conocida en Japón como Ioto – que era como los residentes de la isla la llamaban antes de la guerra – Iwo Jima fue el lugar donde se libró una de las batallas más fatales y emblemáticas en el Pacífico y que ayudaron a cambiar la marea en contra de los japoneses.

Para muchos estadounidenses, una fotografía de The Associated Press mostrando a Infantes de Marina de EE.UU. y un miembro de la Marina levantando la bandera en la cima del Monte Suribachi, se ha convertido en uno de los símbolos permanentes de la guerra y del sacrificio y la valentía de los estadounidenses. Más medallas de honor más que en cualquier otra campaña, 27 en total, incluyendo cerca de un tercio de todas las otorgadas a los infantes de marina durante la guerra – fueron entregadas por su valor en Iwo Jima.

En Japón, sin embargo, Iwo Jima es vista por muchos como una de las más sangrientas derrotas.

En general se ha ignorado desde el fin de la guerra, se ha dejado en gran parte intacta y ahora está deshabitada, excepto por unos pocos cientos de tropas en un pequeño puesto de avanzada militar japonesa. Kan es sólo el segundo primer ministro en visitar la isla.  Junichiro Koizumi, fue el primero, hace cinco años.

Pero el gobierno de Kan, inspirado en parte por el éxito en Japón de la película de Clint Eastwood en el 2006 "Cartas desde Iwo Jima", le preocupa que el tiempo se acaba y por eso ha hecho un gran esfuerzo para darle un cierre al caso Iwo Jima, promoviendo la  gestión de la misión civil para recuperar todos los muertos japoneses.

Ese proyecto se inició en julio y dio un gran paso adelante en octubre, cuando dos fosas comunes que pueden tener los restos de más de 2.000 soldados japoneses fueron descubiertos por los equipos de búsqueda.

Basando el trabajo en los documentos presentados por el National Archives and Records Administration (Archivos Nacionales de EE.UU.), equipos japoneses que se encuentran en los sitios que figuran como "cementerios del enemigo" cerca de una pista en el actual puesto militar japonés y al pie del Monte Suribachi.

"Muchas tropas regresarán a casa, ahora que estas fosas se han encontrado. Oré para que descansen en paz", dijo el legislador Yoshitaka Shindo. Su abuelo fue comandante de las tropas japonesas en Iwo Jima. "Pero la batalla de Ioto no habrá terminado hasta que todos los cuerpos sean recuperados."

Yukihiko Akutsu, un asesor especial del primer ministro, que encabeza la misión de búsqueda, dijo a The Associated Press que el sitio principal se estima que tiene cerca de 2.000 cuerpos y el sitio en  Suribachi entre 70 y 200 cuerpos. El esfuerzo de excavación se espera que tome varios meses, pero Akutsu dijo que los equipos ya han encontrado 51 restos, algunos envueltos en bolsas de plástico verde oliva, en las dos áreas.

Akutsu dijo que el Gobierno notificará a Washington si cualquiera de los restos exhumados pertenecen a estadounidenses.

El descubrimiento de las fosas comunes podría ser uno de los mayores avances en las últimas décadas hacia la recuperación de los muertos en Iwo Jima.

"Esta es una misión muy importante", dijo Akutsu.

"Porque perdimos la guerra, durante mucho tiempo no hubo mucho entusiasmo acerca de proyectos como éste", añadió. "Pero el tiempo se está acabando. Las familias de los muertos, sus hermanos y hermanas, están en sus 80s. Nos gustaría resolver este problema en los próximos tres años".

Los defensores japoneses de Iwo Jima estaban atrincherados  en cuevas, búnkeres y túneles muy profundamente excavadas en la montaña, y el bombardeo de la isla por los estadounidenses fue tan intenso, que la recuperación de sus cuerpos ha sido una misión casi imposible a pesar de las búsquedas anuales en pequeña escala hechas desde la década de 1950.

La identificación de los restos es otro obstáculo difícil. Pocos soldados japoneses llevaban placas de identificación u otra identificación, y sus restos ya están muy deteriorados. Los restos no identificados se envían a una tumba en Tokio donde reposan los soldados desconocidos.

Prácticamente todos los 22.000 soldados japoneses encargados de la defensa de la robusta peña murieron en la batalla, que cobró 6.821 vidas estadounidenses y 21.570 japonesas. Decenas de restos se recuperan cada año, pero cerca de 12.000 japoneses todavía están clasificados como desaparecidos en acción y presuntamente muertos en la isla, junto con otros 218 estadounidenses.

La isla, a 1.100 kilómetros al sur de Tokio, era vista como clave para los Estados Unidos porque en ella había una estación de radar de alerta temprana y tres pistas de aterrizaje utilizadas por los aviones de combate japoneses que representaban una amenaza para los bombardeos de EE.UU. contra Tokio y las principales islas de Japón.

EE.UU. quería esos campos de aviación para estacionar sus aviones de caza de escolta.

Los combates comenzaron el 19 de febrero de 1945 en Iwo Jima, pero no se declaró segura hasta el 26 de marzo. Japón se rindió en agosto de ese año, después de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki.

Yahoo News: Japanese leader visits WWII battlesite Iwo Jima

Exordio: Invasión de Iwo Jima


Artículo anterior:

Siguiente artículo: