La olvidada historia del HMS Jervis Bay

por Admin el 13 Noviembre, 2012

en Otros temas

El ataque se produjo desde más de diez kilómetros de distancia en el Atlántico Norte. Pero la acción enemiga — que fue una de las primeras en la batalla de seis años en el Atlántico — llevó sorpresivamente la Segunda Guerra Mundial a Terranova.

ss-jervis-bay

El HMS Jervis Bay fue un ex buque de pasajeros australiano. Cuando estalló la guerra, la Royal Navy convirtió el buque de 14.000 toneladas en un crucero mercante armado, equipado con siete anticuados cañones de seis pulgadas.

El 05 de noviembre de 1940, el Jervis Bay fue el único escolta del Convoy HX84, compuesto por 37 cargueros que zarparon de Halifax, Nueva Escocia, con destino a Gran Bretaña.

Esa tarde, el acorazado de bolsillo alemán de 15.000 toneladas Admiral Scheer ubicó al convoy y lo atacó.

El comandante del Jervis Bay, capitán Edward S.F. Fegen, sabía que su barco no era rival para la potencia de fuego y velocidad del Admiral Scheer. Ordenó el convoy que se dispersara  y lanzó una cortina de humo para ocultarlos a la vista del buque alemán.

Entonces, cambió el rumbo hacia el corsario alemán para atraer su fuego. De esta manera, puso Jervis Bay  directamente entre el convoy y el enemigo.

La primera de las andanadas de 11 pulgadas del Admiral Scheer puso fuera de combate el cañón de proa y destruyó el puente, hiriendo a Fegen (uno de sus brazos quedó destrozado). Sin embargo, permaneció al mando de la nave.

Otros disparos del acorazado alemán hicieron blanco el Jervis Bay, lo pusieron fuera de combate y quedó en llamas. Gravemente incapacitado, el Jervis Bay continuó haciendo fuego con los cañones que le quedaban pero todos los disparos quedaban cortos.

"No creo que ellos erraran alguno", le dijo el sobreviviente Lewis Tilley a la Radio CBC en 1959. "Se desató el infierno … Me imagino que fue entonces que el capitán Fegen fue alcanzado. En realidad, no podía ver mucho porque también yo fui herido."

Se dio La orden de abandonar el barco

El ataque duró unos 24 minutos. Fue suficiente tiempo, sin embargo, para darle una oportunidad de escapar a los barcos mercantes. El Admiral Scheer los persiguió, hundiendo a otros cinco cargueros. Pero treinta y dos barcos pudieron finalmente regresar con seguridad al puerto.

Cerca de tres horas después que la batalla comenzó, el Jervis Bay se hundió. Unos 190 hombres perdieron la vida, incluyendo el capitán. Fegen recibió póstumamente la Cruz de la Victoria "por su valor al desafiar sin probabilidades de éxito y ofrendar su vida" para darle oportunidad a los muchos barcos que era su deber proteger.

Los muertos fueron de Gran Bretaña, Canadá y cuatro marineros de Newfoundland: Cecil Stansbury, James Stamp y Gordon Sheppard de St. John y Wilson Avery de Long Beach, Bahía de Trinity.

Sesenta y cinco hombres sobrevivieron al ataque.

Uno de los buques mercantes en el convoy, el carguero sueco Stureholm — corrió el riesgo de volver a la escena varias horas más tarde para recoger a los sobrevivientes de regreso a Halifax.

Yahoo News: The fearless, near-forgotten story of HMS Jervis Bay


Artículo anterior:

Siguiente artículo: