Investigación culpa al capitán por hundimiento del HMAS Sydney (19-11-1941)

por Admin el 12 Agosto, 2009

en Otros temas

Una investigación militar, finalizada el 12 de agosto de 2009, culpó al capitán del HMAS Sydney por “error de cálculo” en la tragedia que enlutó a Australia con la muerte de 645 tripulantes del crucero que fue hundido por un buque mercante armado alemán, durante la Segunda Guerra Mundial.

La pérdida del HMAS Sydney aguas afuera de la costa australiana el 19 de noviembre de 1941, en una encarnizada batalla contra el pequeño HSK Kormoran, un carguero convertido, conmocionó a Australia. El misterio acaparó la imaginación por generaciones, incitando a numerosas investigaciones e incontables teorías para explicar la total ausencia de supervivientes australianos.

El titular de Defensa australiano que ordenó abrir la investigación el 31 de marzo de 2008, dijo que los expedientes de quien ordenó la averiguación después del hundimiento del HMAS Sydney, fueron encontrados el año pasado junto con nueva y vital evidencia de la batalla final. Dijo que los informes respondieron preguntas importantes acerca de las circunstancias de la tragedia.

“Durante un largo tiempo, nuestra nación se ha esforzado en comprender cómo ocurrió nuestro mayor desastre marítimo”, dijo en una declaración el Mariscal del Aire Angus Houston, Ministro de Defensa de Australia.

El informe de la investigación aceptó la versión de la batalla suministrada por los 318 supervivientes a los interrogadores militares australianos cuando fueron tomados como prisioneros de guerra.

De acuerdo con las declaraciones de esos prisioneros, el Sydney “actuó de manera inexplicable por parte de un buque de guerra australiano bajo el mando de un oficial competente y experimentado”, dice el informe.

El Presidente de la Junta de Investigación, el jurista Terence Rhoderick Hudson Cole, encontró que el oficial comandante del HMAS Sydney, Capitán Joseph Burnett, le dio ventajas tácticas, de mayor velocidad y poder de fuego, al crucero armado alemán, al acercarse a menos de 3.300 pies (un kilómetro) del buque corsario, que estaba camuflado como un mercante holandés.

Cole encontró, que el capitán Burnett se aproximó al Kormoran siguiendo los protocolos escritos para naves que parecían “inocentes”, en vez de aplicar los procedimientos establecidos para aproximarse a naves “sospechosas”.

Dijo Cole después de la entrega de su informe final que, “el conocimiento de Burnett sobre la posibilidad de que un buque auxiliar armado alemán podía estar en el área y dado que no habían mercamtes “amigos” a menos de 300 millas (500 kilómetros), hace que su decisión de tratar a la nave avistada como “aparentemente” inocente sea casi inexplicable”,

Dice el informe que el Kormoran lanzó la primera devastadora y decisiva salva de la corta batalla.

Según el informe, probablemente Burnett murió en el primer intercambio de disparos y el 70% de la tripulación resultó muerta antes que el barco se fuera a pique.

“Aunque yo esté satisfecho por la investigación, el capitán Burnett cometió errores de juicio, pero no he encontrado ningún signo de negligencia”, dijo Cole. “Uno no puede decir cómo hubiera actuado de estar en la posición de Burnett.”

A pesar de haber sido arrasado por el Kormoran, el Sydney pudo responder al fuego infligiendo daños masivos al Kormoran, que tuvo que se abandonado por su tripulación y hundido, después de se dinamitado y que la carga de minas explotara.

Los supervivientes alemanes fueron capturados al día siguiente en botes salvavidas o en las playas de la costa de Australia.

Los restos de los buques siniestrados fueron encontrados por equipos de búsqueda usando aparatos de sondeo electroacústico en marzo de 2008.

Hundimiento del HMAS Sydney
Hundimiento del HKS Kormoran

Referencia:
Australian inquiry blames captain for WWII tragedy por ROD McGUIRK (Associated Press)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: