Documentos muestran que EE.UU. ocultó crimen soviético de Katyn

por Admin el 10 Septiembre, 2012

en Otros temas

VARSOVIA, Polonia – Prisioneros de guerra estadounidenses enviaron mensajes secretos codificados a Washington con la noticia de una atrocidad soviética: En 1943 vieron hileras de cadáveres en avanzado estado de descomposición en el bosque de Katyn, en la frontera occidental de Rusia, prueba de que los asesinos no podían haber sido los alemanes, quienes recientemente había ocupado la zona.

Poland Silencing Stalin’s Massacre

Algunos estudiosos creen, que el testimonio acerca de la infame masacre de oficiales polacos podría haber reducido el destino trágico que afectó a Polonia bajo el régimen soviético. En cambio, el testimonio desapareció misteriosamente en el centro del poder estadounidense. La sospecha de larga data de que el presidente Franklin Delano Roosevelt no quería enojar a Josef Stalin, aliado de los estadounidenses con quienes contaban para derrotar a Alemania y Japón durante la Segunda Guerra Mundial.

Los documentos dados a conocer el lunes y vistos de antemano por The Associated Press dan peso a la creencia de que el ocultamiento en los más altos niveles del gobierno de EE.UU. ayudó a encubrir la culpa soviética en la matanza de unos 22.000 oficiales polacos y otros prisioneros en el bosque de Katyn y otros lugares en 1940.

La evidencia se encuentra entre las alrededor de 1.000 páginas de documentos desclasificados del Archivo Nacional de Estados Unidos que fue puesto en línea este lunes. Los historiadores que vieron el material días antes del lanzamiento oficial lo describen como importante y compartieron algunos aspectos con la AP. La revelación más espectacular hasta el momento es la evidencia de los códigos secretos enviados por los dos prisioneros de guerra estadounidenses – algo que los historiadores no conocían y que se suma a la evidencia de que la administración Roosevelt sabía de la atrocidad soviética relativamente pronto.

Los documentos desclasificados muestran también que Estados Unidos sostuvo que no podía determinar de manera concluyente la culpabilidad (soviética) hasta que fue admitido por Rusia en 1990 – una declaración que parece improbable dada la enorme cantidad de evidencia sobre la culpabilidad soviética que había surgido ya décadas antes. Los historiadores dicen que el nuevo material ayuda a profundizar en la historia de lo que los EE.UU. sabía y desde cuándo.

La policía secreta soviética mató a los 22.000 polacos con disparos en la parte posterior de la cabeza. Su objetivo era eliminar a una élite militar e intelectual que habría opuesto una fuerte resistencia al control soviético. Los hombres (asesinados) estaban entre los más destacados de Polonia – oficiales y reservistas que en su vida civil eran médicos, abogados, profesores u otros profesionales. Su pérdida resultado ser una herida permanente a la nación polaca.

En los primeros años después de la guerra, la indignación por parte de algunos funcionarios estadounidenses sobre el ocultamiento inspiró la creación de una comisión especial del Congreso de EE.UU. para investigar Katyn.

En un informe final publicado en 1952, el Comité declaró que no había duda de la culpabilidad soviética y llamó a la masacre "uno de los crímenes internacionales más atroces en la historia del mundo." Se encontró que la administración de Roosevelt suprimió el conocimiento público del crimen, pero dijo que era por necesidad militar. También recomendó al Gobierno presentar cargos contra los soviéticos en un tribunal internacional – algo que nunca se llevó a cabo.

Pese a conclusiones firmes de la comisión, la Casa Blanca mantuvo silencio sobre Katyn durante décadas, mostrando una falta de voluntad de centrarse en un tema que se habría sumado a las tensiones políticas con los soviéticos durante la Guerra Fría.

The Army Times: Memos show U.S. hushed up Soviet crime, por Randy Herschaft y Vanessa Gera – AP


Artículo anterior:

Siguiente artículo: