Historia del mes sobre la mujer: Las WAVES de la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 1 Marzo, 2012

en Otros temas

A principios de agosto de 1942, una mujer regresó al servicio general en la Marina, después de una ausencia de 23 años.  Fue cuando Mildred McAfee juramentó como Teniente Comandante de la Reserva Naval, la primera oficial comisionada en la historia de la Marina de Estados Unidos y la primera directora de las Women Accepted for Volunteer Emergency Service" (WAVES), o "Mujer Aceptada Como Voluntaria para el Servicio De Emergencia".

waves En las décadas desde que las últimas mujeres dejaron el servicio activo en la Marina, el cuerpo fue un relativamente pequeño grupo de enfermeras que representaban a su género en el servicio naval y que nunca habían tenido el estatus de oficiales comisionados. Pero en ese momento, la Armada se disponía a aceptar, no sólo a un gran número de mujeres enlistadas, como lo hizo durante la I Guerra Mundial, sino que tendrían oficiales femeninas para supervisarlas. Fue un cambio de importancia, no obstante lo que decía el nombre WAVES, que significaba que sólo estarían en servicio durante el estado de "emergencia" por la guerra.

El establecimiento de las WAVES fue un esfuerzo prolongado. En las entreguerras los cambios en la legislación de la Reserva Naval específicamente limitaban el servicio a los hombres, por lo que era esencial una nueva legislación. Aunque personas visionarias en el Departamento de la Armada y especialmente en la Oficina de Aeronáutica, habían previsto durante mucho tiempo que las mujeres uniformadas eran una necesidad en tiempos de guerra, la opinión general sobre el servicio fue decididamente negativo hasta que la crisis se hizo presente. Incluso entonces, tuvieron que utilizar métodos creativos para convencer a los pilíticos y obtener la autorización del Congreso. El Presidente Roosevelt firmó la ley el 30 de julio de 1942. Los meses siguientes vieron la puesta en marcha del servicio por Mildred McAfee y varias otras prominentes mujeres educadores y profesionales, para llevar adelante la nueva organización.

Tuvo que desarrollarse un sistema de Reclutamiento, porque el número de mujeres interesadas fue muy grande, además de crear la estructura administrativa y el diseño de los uniformes. Estos últimos produjeron un diseño clásico que incluso hoy, casi seis décadas más tarde, tiene muchos elementos en uso. Las dificultades fueron superadas con energía y el indispensable buen humor , y en el plazo de un año 27.000 mujeres vestían los uniformes de WAVES.

Estas mujeres sirvieron en una amplia gama de ocupaciones que las que tuvieron antes las Yeomen (F), en la Primera Guerra Mundial. Mientras que los trabajos tradicionalmente femeninos, secretariales y clericales, ocuparon a una esperado mayoría, miles de WAVES realizaron funciones que anteriormente eran atípicos en la aviación, como profesiones médicas, comunicaciones, inteligencia, ciencia y tecnología. La demanda de la Marina fue enorme para contribuir con la guerra en Europa y en el Pacífico. Al final del conflicto, hubo más de 8.000 oficiales femeninas y unas diez veces más WAVES enlistadas, que representaba alrededor del 2,5 por ciento del total de efectivos de la Armada. En algunos lugares las WAVES constituyeron la mayoría de efectivos uniformados navales. Después muchas permanecieron en uniforme ayudando a la Marina durante la posguerra.

DCMilitary: Women’s History Month: WWII Era WAVES

Exordio: WAVES

Exordio: Las mujeres en la guerra


Artículo anterior:

Siguiente artículo: