Gabriele Koepp: ¿Por qué tuve que ser una niña?

por Andreas el 9 Marzo, 2010

en Otros temas

Una mujer alemana se ha convertido en la primera de las estimadas 2 millones de víctimas de violación por soldados soviéticos en la Segunda Guerra Mundial, que ha tenido el valor de romper el tabú y hablar públicamente sobre los crímenes cometidos por el Ejército Rojo.

Gabriele Koepp (80 años)

El libro de Gabriele Koepp “Warum war ich bloß ein Mädchen?” (¿Por qué tuve que ser una niña?), sobre las violaciones llevadas a cabo por los soviéticos, mientras marchaban hacia Berlín, es el primero en ser publicado con el nombre real de la víctima.

Gabrielle Koepp (15 años)

Los soldados soviéticos fueron alentados por su líder José Stalin a considerar la violación como un derecho, un botín de guerra, alegando que después que la invasión de Hitler, quedaron 26 millones de rusos muertos.

El gobierno de Rusia sigue negando los hechos.

‘Frau,’ komm – “Mujer, ven” – fue una frase que las mujeres temían escuchar de los soldados del Ejército Rojo.
En las semanas siguientes a la caída de Berlín, la epidemia de violaciones fue tan feroz que la Iglesia Católica consideró el aborto como una opción para algunas de las víctimas.

Incluso hoy en día, la señorita Koepp, con 80 años de edad, tiene problemas para dormir. Ella nunca tuvo un romance después de su horrorosa experiencia.

Dijo Koepp: “Yo no habría sido capaz de sentir algo de todos modos”. “Para mí, la sexualidad era sólo violencia”.

Sólo existe un testimonio de las violaciones en masa, hecha por una mujer de Berlín, que fue publicado después de la guerra. Su autora permaneció en el anonimato pero su veracidad está fuera de toda duda.

“Pero esa mujer tenía 30 años,” dijo la señorita Koepp. “Yo era poco más que una niña. Escribir esto no ha sido fácil, pero yo no tenía otra opción: ¿quién más podría hacerlo?”

El libro de la señorita Koepp habla por todas las víctimas.

Expertos, que entrevistaron a algunas de esas mujeres, dicen que fueron violadas un promedio de 12 veces, mientras los 5 millones de soldados del Ejército Rojo avanzaban hacia la capital alemana en 1945.

Las edades de las víctimas oscilaban entre los ocho y los 90 años, con muchas violaciones que terminaban con la muerte de la víctima.

Miss Koepp dijo a la revista Der Spiegel, que fue en la tarde del 25 de enero de 1945, cuando tenía 15 años, que su madre le dijo deben empacar rápidamente porque tienen que huir de los rusos.

Ellas vivían en Schneidemuhl, en la antigua región alemana de Pomerania que ahora es una ciudad polaca llamada Pila.
“En cierto sentido, me lanzó de cabeza al matadero,” dijo la señorita Koepp. Ella y su hermana se fueron al día siguiente a bordo de un tren de ganado que se suponía iba a dirigirse hacia Berlín.

Por alguna razón, el tren se fue en una dirección contraria y la locomotora fue rápidamente volada por la artillería rusa. “La puerta del vagón de carga estaba trancada por fuera”, dijo. “Me las arreglé para subir y arrastrarse fuera por una ventana. Mi hermana se quedó atrás y no la volví a ver más.”

Al día siguiente, en un pequeño pueblo, las tropas soviéticas recorrieron las casas en busca de presas.

Ella fue violada dos veces ese día y dos veces a la mañana siguiente. Dijo que se escondió debajo de una mesa en un vestíbulo lleno de refugiados. Cuando los soldados llegaron al edificio, pidiendo a las niñas, las mujeres mayores gritaron: ‘¿Dónde está la pequeña Gabi?” y la sacaron de debajo de la mesa donde estaba escondida.

“Sentí el odio bullendo dentro de mí”, escribió. “Fui arrastrada a una casa saqueada. No tenía más lágrimas para llorar”, recordó.

“A la mañana siguiente, fueron las mujeres viejas las que me empujaron a los brazos de un asqueroso oficial. Odio a muerte a esas mujeres.”

Su calvario se prolongó por dos semanas hasta que fue acogida en una granja donde se escondió de los rusos.

Gabriele Koepp se reunió con su madre 15 meses más tarde en Hamburgo, pero dice que su madre se volvió fría con ella cuando trataba de hablar de su tragedia y vergüenza que le causaba.

Gabriele Koepp piensa que su madre sentía remordimientos por haber dejado que ella y su hermana escaparan solas de la casa.

El libro será traducido al Inglés a finales de este año.

Fuente:
MailOnLine: German victim is first to break silence on Red Army rapists after 65 years

Ver también:
Cronología de la caída de Berlín (2-5-1945)

Ofensiva soviética contra Alemania (12-1-1945)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: