Fuerza Aérea Roja (2)

por Admin el 31 Agosto, 2005

en Otros temas

Con los Airacobra, la URSS se defendió como pudo hasta que comenzaron a producir nuevos aviones, con más poder de fuego, más velocidad y maniobrabilidad, pero sobre todo con el obnjetivo de alcanzar la superioridad numérica.La aviación soviética no fue una fuerza con mando propio, pues estaba bajo las órdenes del Ejército Rojo, conformando un arma táctica de las fuerzas terrestres. Sin embargo, fue recuperando el control del aire con la ayuda del invierno a fines de 1941. Eso contribuyó a incrementar el número de aviones y cuando el tiempo mejoró al llegar la primavera de 1942, la situación comenzó a revertirse. Los nuevos aviones soviéticos eran ya iguales o en algunos aspectos superiores a los aparatos alemanes, aunque sus pilotos no contaban con la experiencia y entrenamiento de los pilotos alemanes. Pero eso no le preocupaba a Stalin, lo importante era, tener más aviones en el aire que la Luftwaffe.

A mediados de 1943, la superioridad aérea en el Frente del Este le pertenecía a la aviación del Ejercito Rojo. En julio de ese año apareció el Focke-Wulf 190 y aumentó el número de Junkers y Messerschmitts, lo que equilibró la balanza temporalmente. Sin embargo, la proporción entre el número de aviones alemanes y soviéticos se inclinaba día a día en favor de la URSS.

Al finalizar la guerra, la Luftwaffe había destruido 45.000 aviones rusos pero los soviéticos tuvieron capacidad para construir 80.000, que se sumaron a los 18.000 aviones suministrados por EEUU y Gran Bretaña. Durante la ofensiva final, los rusos emplearon 17.000 aviones, cuando la Luftwaffe apenas contaba con algo más de 1600 aviones para oponérseles.

 Ver artículo Fuerza Aérea Roja (2)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: