Familia del comandante de submarino hundido en 1942, lo encontró después de más de 70 años

por Admin el 8 Septiembre, 2013

en Otros temas

NUEVA ORLEANS — En julio de 1942, dos meses después de que Japón invadiera las islas Aleutianas, un submarino de EE.UU. de patrulla cerca a Kiska atacó e incapacitó al mercante japonés armado Kano Maru. Pero el submarino USS Grunion nunca regresó.

Un informe del comandante del Kano Maru afirma que el Grunion se hundió después de que un proyectil impactó en la torre. Él continuó diciendo, "Vimos la marejada de petróleo pesado y toda la tripulación gritó ‘¡BANZAI!’"

Pero muchos cuestionan que ese proyectil antiaéreo pudiera haber hundido al submarino. Se sospecha de un torpedo defectuoso u otros problemas del equipo, pero con certeza nunca se sabrá por qué se hundió el USS Grunion.

Durante 64 años, se encontró perdido con 70 hombres, incluyendo al Capitán, el Teniente Comandante Mannert "Jim" Abele.

Después de años de búsqueda de información acerca de su padre, John Abele fundador de la empresa Boston Scientific Co. y sus hermanos hicieron dos expediciones hacia el mar de Bering. La primera, en 2006, encontró algo en el fondo. La segunda, en 2007, demostró que era el USS Grunion.

John Abele y Mary Bentz, sobrina de un tripulante, hablarán el miércoles sobre la búsqueda, en el Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial.

Es una historia de muy lejana colaboración y audaces improbabilidades, dice Abele.

Lo que llama Abele "los improbables" incluyen la búsqueda de un investigador japonés a través del jefe de un hermano de la novia de su hijo; la localización de la campana del barco en el Centro de Bienvenida de Greenville, Mississippi, — donde todavía se muestra; y ponerse en contacto con la madre y los hijos del capitán japonés cuyo cazasubmarinos fue hundido por el Grunion antes de que el submarino atacara el Kano Maru.

Bruce y Brad, hermanos de Abele tenían 14 y 9 años cuando se hundió el Grunion. John Abele tenía 5 años y apenas recuerda a su padre. "Él estaba fuera un montón de tiempo. Eso es la Marina", dijo. "Recuerdo que me daba propinas por cepillarme los dientes".

Dijo que Brad Abele inició una investigación en la década de 1990, hablando con hombres retirados de la Marina que habían conocido a su padre o en la campaña de 14 meses por recuperar las islas Attu y Kiska de los japoneses.

Japón tomó las islas días antes de atacar la isla de Midway. Muchos historiadores piensan que la maniobra fue realizada para desviar la atención de las fuerzas estadounidenses del Pacífico central.

La Marina inició una campaña para recuperar las islas. Para eso trabajaba el USS Grunion."

Brad Abele escribió lo que sabía sobre el Grunion, y la novia del hijo de Bruce le dio una copia a su jefe, una aficionado a la Segunda Guerra Mundial. A su vez, encontró una publicación en Internet sobre un enfrentamiento entre un submarino y un barco mercante japonés armado. John Abele rastreó al traductor del documento, Yutaka Iwasaki, en 2002.

La investigación de Iwasaki logró encontrar el Cuaderno de Bitácora del Maru Kano, "archivado en los Archivos de la Defensa Nacional de Japón," dijo Abele. Incluía un mapa que muestra aproximadamente donde se encontraron el barco y el submarino, estrechando el área de la zona de búsqueda de más de 1 millón de millas cuadradas a cerca de 200. La ruta y la velocidad de la nave redujo la ventana a unas 20 millas cuadradas, dijo Abele.

Unos años más tarde, Abele escuchó al oceanógrafo Robert Ballard describir como encontró los restos del naufragio del Titanic. Abele después de hablar con él, decidió que su familia podría encontrar el Grunion. Ballard dijo que agosto era el único mes adecuado para buscar en el mar de Bering.

Los hermanos contrataron un barco cangrejero y un grupo de investigación por sonar para una exploración en agosto de 2006. En el Sonar apareció un contacto, pero no estaba claro si era el Grunion.

Mary Bentz, de Bethesda, Maryland, leyó acerca de la expedición y llamó a Bruce Abele. Su tío, Carmine Anthony Parziale torpedero del Grunion, había muerto antes de que naciera Bentz, pero ella creció escuchando historias sobre él.

Ella se ofreció a ayudar a encontrar a las familias de los otros miembros de la tripulación. Ella y otros trabajaron en Internet y le dieron a los teléfonos, cámaras de comercio, escuelas y personas que vivían cerca de la antigua dirección de la familia.

Sólo dos familias no fueron localizadas en agosto de 2007, cuando Bruce y John llevaron un mini submarino a control remoto al sitio del contacto con sonar.

Incluso en agosto, el mar estaba generalmente muy picado con riesgo de lanzar la máquina de 1 millón de dólares por la borda, dijo John Abele. Pero una noche, el mar se tranquilizó. "Fuimos esa noche y trabajamos hasta la madrugada", dijo. Tarda un tiempo para que un minisub baje a 3.000 pies de profundidad. Pero 20 minutos después tocó fondo, encontraron un submarino que había implosionado.

Con submarinos rusos y japoneses también hundidos en esas islas, se necesitó más investigaciones para confirmar que el barco era el Grunion.

Abele dijo que la prueba final se hizo con fotografías mostrando los restos del naufragio y los guarda-hélices en la popa — dispositivos que fueron retirados de los submarinos de Estados Unidos en septiembre de 1942.

Mientras los Abele estaban en el norte, Bentz envió la información a los periódicos en las ciudades natales de los dos últimos hombres encontrados, Detroit y Asheville, en Carolina del Norte. El artículo en el diario de Asheville reportó una llamada.

En Michigan, Mary Bentz se presentó en un programa de radio. Una mujer que regresaba a casa después decomprar víveres escuchó el nombre Byron Allen Traviss y llamó a la radio.

Abele dijo: "Descubrimos al nombre de la última persona que faltaba el mismo día que descubrimos el submarino".

NavTimes: Family of sunken WWII sub captain found boat, closure


Artículo anterior:

Siguiente artículo: