Equipo de especialistas en Cosford preparados para restaurar el Dornier Do 17

por Admin el 13 Junio, 2013

en Otros temas

Especialistas en conservación del Museo de la RAF en Cosford, Shropshire, están preparados para restaurar el avión que es único en su clase.

El bombardero alemán Dornier Do 17 que fue recuperado del fondo del Canal de la Mancha, es el último en su clase y por ello se han planificado utilizar técnicas pioneras en conservación.

El proceso, según explicó Tim Wallis, director del centro de conservación Michael Beetham, es la primera vez que se empleará en un avión, pero es similar al usado en el Mary Rose hundido en el Solent en 1545 y que fue recuperado en 1982 y ahora es un museo.

En lugar de sumergir las alas y el fuselaje en grandes y costosos tanques, planean rociarlos con agua y luego con una mezcla de ácido cítrico y de hidróxido de sodio para intentar detener la corrosión.

Los productos químicos serán recuperados, analizados y luego reciclados.

Ya se instalaron una serie de mangueras dentro de dos cobertizos al lado de uno de los hangares principales.

Las mangueras pueden extenderse y proveer diferentes patrones para el rociado de los químicos y poder cubrir toda la aeronave.

La técnica es "innovadora" y ha sido desarrollada junto con científicos del Imperial College de Londres, que han probado muestras de Dornier con diferentes productos químicos.

El avión será cubierto con un gel especial para evitar que se seque, antes de ser llevado a Cosford.

Una vez allí, comenzará en serio el trabajo de conservación.

Estabilizar los diversos metales – aleaciones de aluminio, acero, cobre y latón – y detener la corrosión se espera que tome de 15 a 18 meses

Por haber estado sumergido en el canal durante los últimos 70 años, los expertos saben que algunas partes de la Dornier ya se han perdido debido a la acción corrosiva del agua de mar.

Se cree que el Dornier fue derribado el 26 de agosto de 1940 por un Boulton Paul Defiant, que fue fabricado en Wolverhampton que está justo en el camino a Cosford.

El señor Wallis dijo, que sin embargo, hay esperanza para el equipo, porque los aviones al comienzo de la guerra estaban mejor construidos, con materiales más gruesos que los empleados al final de la guerra.

Algunas piezas del avión se sabía que estaban en buen estado pues el estudio con el sonar así lo mostró y hasta los neumáticos están inflados.

El equipo de especialistas es considerado mundialmente como excelente en su campo y tienen experiencia en recuperar aviones raros.

Un equipo del centro está actualmente en Kuwait restaurando un Spitfire que será exhibido en la Embajada Británica cuando la reina haga una próxima visita oficial.

Actualmente en Cosford, el equipo también está restaurando un biplano LVG alemán de la Primera Guerra Mundial, que es único en el mundo.

Un Hawker Siddeley Kestrel, uno de los pocos fabricados, también se encuentra en el hangar, junto a un bombardero Wellington y un Handley Page Hampden.

BBC: Cosford team prepare for ‘unique’ Dornier 17 bomber


Artículo anterior:

Siguiente artículo: