Akihito: Emperador japonés no deseó la guerra

por Admin el 12 Noviembre, 2009

en Otros temas

El Emperador de Japón Akihito, celebrando hoy 20 años en el trono, ofreció una poco común defensa de los registros de tiempos de guerra de su padre, diciendo que la agresión japonesa había sido contraria a sus deseos.

Sobre la Segunda Guerra Mundial, dijo el Emperador de 75 años de edad, que su padre Hirohito se opuso a la opción de Japón de ir a la guerra, un comentario inusual en el soberano que en su momento fue considerado divino por su pueblo pero que fue considerado el agresor por las potencias aliadas.

El Sr. Akihito, dijo que su padre, llamado a título póstumo Emperador Showa en Japón por el nombre de la era imperial de 1926 a 1989, visitó como príncipe heredero el lugar donde se realizó la Batalla de Verdún durante la Primera Guerra Mundial.

“Él había tomado muy en serio la importancia de mantener la paz”, dijo Akihito.

“Mi percepción es que los acontecimientos que condujeron a la guerra deben haber sido contrarios a lo que él deseaba.”

Los historiadores están divididos sobre si el emperador fue el responsable de la agresión de Japón antes y durante la Segunda Guerra Mundial o si estaba dominado por los dirigentes militares y políticos.

Hirohito no fue juzgado en el Tribunal de Crímenes de Guerra de Tokio que condenó a muerte a siete militares y líderes del gobierno, incluyendo al Primer Ministro Hideki Tojo.

El Sr. Akihito habló la semana pasada a los medios de comunicación, pero sus comentarios fueron retenidos para ser publicados recién el día de hoy, aniversario de su subida al Trono del Crisantemo, de conformidad con la práctica habitual de la Casa Imperial.

El Sr. Akihito, que desde la Constitución de la posguerra tiene una función principalmente ceremonial y está prohibido de comentar sobre la política, dijo que los acontecimientos durante la época de su padre “nos enseñaron muchas lecciones”. Dijo: “Creo que es esencial para nosotros aprender de los hechos históricos y prepararnos para el futuro”.

De AFP en Tokio.
Publicado en el Herald Sun de Australia


Artículo anterior:

Siguiente artículo: