El Plan Morgenthau

por Admin el 3 Septiembre, 2006

en Otros temas

En 1944, con la invasión Aliada a Europa, la guerra estaba decidida.  Sólo era cuestión de tiempo que las fuerzas aliadas cruzaran el continente en dirección al corazón de Alemania.  Desde el punto de vista militar todo se resumía a meras disposiciones de tipo logístico, mientras se continuaban los bombardeos de las ciudades alemanas.

La guerra psicológica estadounidense no tenía un saldo a su favor porque era pensada por gente incompetente en los círculos inmediatos del gabinete del presidente Roosevelt y practicada sobre  el terreno en el  marco  de las fuerzas en campaña. Eso la condenó a la ineficacia.  El  Gabinete del  presidente Roosevelt preparó muchos proyectos absurdos y vagos para la posguerra.  Entre muchos, el  “Treasury Plan for the Treatment of Germany” (Plan del Tesoro para el Tratamiento de Alemania), más conocido como Plan Morgenthau con vistas a una “Alemania  de pastores” fue uno de ellos, así como lo fue el plan Baruch para la “federalización de Alemania”.  Esos planes se concibieron  en camarillas de los edificios públicos de Washington sin tener en  cuenta la realidad económica y menos  aún  las aspiraciones y capacidad de las poblaciones que serían afectadas.

Después de muchas modificaciones y retoques, el Plan Morgenthau fue uno de los más perversos conjuntos de ideas a cada cuál más absurda y que habría sumido a Alemania y a Europa en un caos del cual no se habría recuperado sin otra guerra.

Muchos detalles están todavía por debelarse acerca del plan que tenía una enorme dosis de semitismo y anti-germanismo y poco de real política de estado pensada con miras a un futuro promisor.  Para evitar que Alemania se rearmara proponía Morgenthau desmantelar la industria, clausurar las minas y dispersar a la mano de obra calificada para evitar que se pudieran reunir.  Morgenthau tenía un sentimiento drástico en contra de la juventud alemana.  “Si dejamos que los niños de hoy sean adoctrinados con el hitlerismo por Tropas SS, ¿no estamos acaso dejando crecer otra generación de alemanes que querrán otra guerra?”   “¿No creen que lo que hay que hacer es arrancar la página del libro de Hitler y separar a esos niños de sus padres para que sean criados por el Estado, y emplear a ex oficiales estadounidenses, británicos y rusos para dirigir las escuelas y hacer que esos niños aprendan el verdadero espíritu de la democracia?” 

Con propósitos como esos, los primeros que se opusieron al plan fueron los oficiales del Departamento de Estado, la gran mayoría de políticos y al filtrase a la prensa, buena parte de la opinión pública hizo trastabillar las aspiraciones reeleccionistas de Roosevelt que inmediatamente dio marcha atrás para recuperar los votos.  Harry S. Truman, sepultó el Plan Morgenthau apenas asumió la presidencia de EEUU a la muerte de Roosevelt.

El Plan Morgenthau


Artículo anterior:

Siguiente artículo: