El Papa recuerda bombardeo de la Basílica de San Lorenzo de Extramuros en 1943

por Admin el 20 Julio, 2013

en Otros temas

Ciudad del Vaticano, 19 de julio de 2013 / 14:02 (CNA/EWTN noticias) – El Papa Francisco se hizo eco de las palabras del pontífice Pío XII durante la Segunda Guerra Mundial en un mensaje que recuerda hoy el bombardeo hace 70 años de la Basílica de San Lorenzo de Extramuros en Roma por aviones Aliados.

san_lorenzo

El 19 de julio de 1943, Roma fue bombardeada, violentamente, por 521 aviones estadounidenses, sobre tres objetivos, causando miles de víctimas civiles.  Después de la incursión, Pío XII, junto con Monseñor Montini (futuro Papa Paulo VI), fueron a la Basílica de San Lorenzo de Extramuros, que había sido gravemente dañada y distribuyó ayuda a los damnificados.   Entre las 11 y 12 del mediodía, 150 bombarderos B-17 bombardearon la zona. Nuevamente, en la tarde, una segunda incursión atacó el "Scalo del Littorio" en el lado norte de Roma.  Una tercera incursión estadounidense atacó el aeropuerto de Ciampino, en el sureste de Roma.

"El recuerdo de ese dramático día del bombardeo resuena una vez más en cada una de las palabras del Papa Pío XII, ‘nada se pierde con la paz, todo puede perderse con la guerra,’" dijo el Papa Francisco el 19 de julio.

"La paz es un don de Dios, para encontrar esos corazones abiertos para recibirlo y trabajar para ser constructores de la paz y la reconciliación", dijo el vicario general de la Diócesis de Roma, cardenal Agostino Vallini.

La Basílica de San Lorenzo fue bombardeada el 19 de julio de 1943 por aviones aliados con el objetivo de interrumpir la comunicación ferroviaria, y fue el bombardeo más catastrófico en Roma durante la Segunda Guerra Mundial.

El Papa Francisco subrayó que el aniversario del evento debe ser "una ocasión para rezar por los desaparecidos y una meditación renovada por el terrible flagelo de la guerra, así como una expresión de gratitud hacia el hombre que era padre providente y atento."

El Pontífice también alentó la asistencia a los heridos y a los desamparados en su mensaje al cardenal.

"Me gustaría recordar a todos aquellos que, en un momento tan dramático, colaboraron con oferta moral y material de ayudar en la curación de las heridas del cuerpo y el alma y en la prestación de asistencia a los desamparados", dijo.

"Fue una carrera de caridad que se extendía a cada ser humano en peligro y con necesidad de amistad y apoyo," dijo el Papa Francisco en su mensaje.

Enfatizó que durante ese tiempo, "muchos obispos, sacerdotes, religiosos hermanos y hermanas en Roma y toda Italia fueron como el buen samaritano en la parábola del Evangelio, apoyando a su hermano en el dolor, para ayudarlo y darle consuelo y esperanza."

El Papa Pío XII, recordó, "no dudó en correr, inmediatamente y sin escolta, entre las todavía humeantes ruinas del Distrito de San Lorenzo, con el fin de ayudar y consolar a las víctimas."

"Incluso en ese momento, se mostró como abnegado pastor cuidando a su rebaño, especialmente en tiempos de prueba, listo para compartir los sufrimientos de su pueblo".

El Papa Francisco recalcó que el gesto de Pío XII era un "signo del trabajo incesante de la Santa Sede y la Iglesia en sus diversas formas, parroquias, institutos religiosos, internados, para dar alivio a la población".

Señaló que "entre otros, me gustaría hacer mención a Monseñor Giovanni Battista Montini, el futuro Papa Paulo VI, entonces Vicesecretario de Estado, quien acompañó a Pío XII en la visita al barrio destrozado por las bombas".

Agencia Católica de Noticias: ‘Everything is lost in war,’ Pope says of WWII church bombing


Artículo anterior:

Siguiente artículo: