El horror olvidado: El Gran bombardeo de Tokio

por Admin el 28 Marzo, 2012

en Otros temas

TOKIO – Durante una despejada noche de marzo de 1945, más de 300 bombarderos estadounidenses B-29 lanzaron uno de los ataques aéreos más devastadores de la historia. Al amanecer, más de 100.000 personas habían muerto, un millón quedaron sin hogar, y 40 kilómetros cuadrados de Tokio fueron quemados hasta los cimientos.

bombardeo_tokio

Más personas murieron en el bombardeo de Tokio en la noche del 9 al 10 de marzo, que en los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki ocurridos cinco meses después. Sin embargo, este nefasto episodio sigue siendo uno de los horrores olvidados de la Segunda Guerra Mundial. Cerca de 700 fotografías del ataque y sus consecuencias, recientemente descubiertas, están ahora en exhibición en un pequeño museo en Tokio.

"Incluso en Japón, la mayoría de las personas no son conscientes de la magnitud de la devastación ocurrida", dijo Masahiko Yamabe, investigador en jefe del Centro de Daños y Perjuicios de la Incursión Aérea de Tokio. "Pero es importante que la gente recuerde esto. Al ver fotos reales se ayuda a la gente a comprender que la mayoría de las víctimas eran ciudadanos de a pie. La mayoría no estaban involucrados en la industria de guerra en absoluto – no eran más que personas comunes que vivían sus vidas."

Se sabe que muy pocas fotos de los ataques de EE.UU. en Tokio han sobrevivido a la guerra. Sin embargo, recientemente varios miles de negativos fueron descubiertos en los archivos de Tohosha, una agencia de tiempos de guerra que produjo una publicación trimestral con el estilo de la revista Life.

Este mes, después de minuciosa restauración, las fotos fueron puestas en exhibición por primera vez.  La exhibición de Tohosha se organizó para ofrecer una visión brillante y vibrante del Japón con el trabajo de los fotógrafos que evitaron mostrar en lo posible la muerte y el sufrimiento causados por las incursiones, sin embargo, las nuevas fotos revelan gran parte de las sombrías realidades del atentado y sus consecuencias.

Durante la incursión del 9 al 10 de marzo, unas 1.700 toneladas de bombas incendiarias fueron lanzadas sobre el distrito de Shitamachi el densamente poblado centro de Tokio en un esfuerzo por interrumpir la producción de guerra y destruir la moral japonesa. El agua de los ríos y canales de Tokio hirvió por la tormenta de fuego, el vidrio se fundió y las altas columnas de fuego derribaron casi una docena de aviones B-29.

La exposición fotográfica continuará hasta el 8 de abril. Todas las fotos mostradas son cortesía del Centro de Daños y Perjuicios de la Incursión Aérea de Tokio. Ver fotos >>

Time: A Forgotten Horror: The Great Tokyo Air Raid

Exordio: Los Bombardeos de Tokio


Artículo anterior:

Siguiente artículo: