Descendientes de oficial alemán recuperan su propiedad en Polonia

por Admin el 9 Diciembre, 2010

en Otros temas

Se reabren viejas heridas de guerra.

Una familia alemana ha reclamado un edificio residencial en la ciudad occidental polaca de Opole, que hasta 1945 formó parte del Reich alemán.

Los polacos que viven en el edificio han impugnado la demanda, en lo que se ha convertido en una batalla amarga y prolongada tanto dentro como fuera de los tribunales.

Los reclamos de propiedades resultantes de la turbulencia causada por la Segunda Guerra Mundial siguen siendo un tema altamente emocional en Polonia, particularmente por los polacos temerosos de que los alemanes regresen a las zonas del país que alguna vez fueron parte de Alemania.

Los inquilinos de la ciudad de Opole han puesto en marcha un recurso contra una decisión judicial de conceder al alemán Max Merkel, cuya familia poseyó una vez el edificio antes de que grandes extensiones de Alemania oriental fueran entregadas a Polonia en 1945.

El tribunal consideró que el municipio de Opole no había demostrado los verdaderos derechos de propiedad, y por lo tanto la propiedad podría regresar a la familia de Merkel.

Esto provocó la consternación en los inquilinos, enojados de que les habían devuelto el edificio a los alemanes, a pesar de la historia de sufrimiento durante la guerra de Polonia bajo el régimen alemán.

"El dueño original murió en el frente oriental. En su oportunidad, la familia del Sr. Merkel pasó la propiedad a nombre del Tercer Reich, entonces ¿por qué la van a recuperar?" preguntó Krystyna Giecekiewicz, parte de un fideicomiso creado en nombre de los inquilinos para luchar por obtener derechos de propiedad.

La disputa se ha visto opacada por una relación entre inquilinos polacos y el propietario alemán.

El residente Wladyslaw Kurylo dijo que cuando el Sr. Merkel llegó al edificio,  las 20 familias que viven allí “se sintieron como intrusas en su propia casa" y fueron obligadas a pagar alquileres exorbitantes.

Otro inquilino dijo al diario Gazeta Wyborcza que el Sr. Merkel había cortado los servicios básicos.

"Para molestarnos, nos cortó el gas y una vez incluso tuvimos que llevar agua de un pozo durante algunos meses," dijo, añadiendo, que el Sr. Merkel les había llamado "ladrones polacos", y que algunas familias se habían movilizado en protesta.

Pero el señor Merkel manifestó que él era la verdadera víctima. "Me insultan porque yo soy alemán. Cuando se emborrachan destruyen mi propiedad y se niegan a pagar los daños."

Por Matthew Day, Varsovia 4:30 PM GMT 08 de diciembre 2010

YahooNews: Descendants of Nazi official awarded Polish property, reopening war wounds


Artículo anterior:

Siguiente artículo: