Bonos de Guerra: Demanda al gobierno de EEUU

por Admin el 22 Octubre, 2009

en Otros temas

Hace casi 70 años, el gobierno federal de Estados Unidos comenzó a emitir cientos de miles de millones de dólares en bonos de ahorro para financiar el esfuerzo de guerra más grande en la historia de la nación, que comenzó con el presidente Franklin D. Roosevelt comprando la primera serie.

Pero ahora con los bonos ha surgido un gran problema: No se pagaron durante 40 años. A medida que las décadas pasaban, después de la Segunda Guerra Mundial, los certificados de bonos, con un valor de 16,7 mil millones dólares, fueron olvidados en los desvanes o junto con desperdicios fueron arrojados a la basura.

Ese tesoro nunca fue reclamado, pero una demanda judicial podría cambiar esa situación.

Seis estados de los Estados Unidos han demandado al gobierno federal para lograr que el dinero les sea reintegrado, alegando que el Departamento del Tesoro no ha hecho nada para encontrar a los tenedores originales de los bonos o a sus descendientes – ni siquiera envió una carta oportunamente avisando que el gobierno pagaría esos bonos. Por otra parte, los gobiernos estatales dicen, que tienen leyes que les capacitan para administrar la propiedad no reclamada, lo que sería una infusión de dinero muy bienvenido en un momento de dificultades económicas.

Se espera que el juicio oral comience en las próximas semanas en el Tribunal de Distrito de Nueva Jersey, donde la demanda fue presentada originalmente.

“Es consternante”, dijo Randall Berger, socio de Kirby McInerney que representa a los estados – Kentucky, Missouri, Montana, Nueva Jersey, Carolina del Norte y Oklahoma. “Pero los Estados lo están haciendo porque necesitan el dinero y porque tienen estatutos establecidos claramente sobre lo que debe hacerse… con la propiedad no reclamada.”

Funcionarios del Departamento del Tesoro y la oficina del fiscal de EE.UU., que representan al Departamento de Estado, se negaron a comentar el asunto.

El caso se convertirá en una disputa para conocer cuáles son los límites entre el poder federal y el estatal, dijeron los abogados de los Estados.

Si el tribunal falla a favor del gobierno de EE.UU., el Departamento del Tesoro podría guardarse el dinero que le debe a los ciudadanos estadounidenses comunes y corrientes.

Pero si los estados ganan, en el futuro las demandas podrían continuar para otros estados hacerse de bonos no reclamados, en efecto, eso establecería una nueva fuente de financiamiento en Washington.

Algunos estados, como California y Nueva York, pueden llegar a recabat más de US$1,6 mil millones, según cifras compiladas por los Estados sobre la base de datos federales. Es cierto que varios Estados no se han adherido a la demanda sólo porque no conocen el problema, dijo Berger.

Cuando los bonos de ahorro fueron vendidos en 1941, el Gobierno hizo hincapié en el deber patriótico que tenían los ciudadanos para apoyar el esfuerzo de guerra.

El Tesoro produjo musicales de radio instando a los oyentes a comprar bonos de guerra, y las redes de difusión utilizaron a sus celebridades para hacer el juego. Las empresas de periódicos se ofrecieron a vender bonos a lo largo de sus rutas.

Debido a que muchos de los bonos se pueden haber perdido en las últimas décadas, los funcionarios estatales, dijeron, que sin embargo esperan que una parte sustancial de los fondos no reclamados terminen en sus arcas si ganan la demanda. El Tesoro mantiene una lista de las direcciones originales de los tenedores de bonos, pero nunca trató de ponerse en contacto con ellos, según documentos judiciales presentados por los Estados. En muchos casos, los tenedores originales de bonos fallecieron y sus derechos pasaron a sus familiares.

Los gobiernos de los Estados emplean funcionarios que son responsables de la conciliación de propiedad no reclamada con los legítimos propietarios; todo desde la tierra hasta las cuentas bancarias. Pero los funcionarios estatales no trataron de ubicar a los tenedores de bonos antes de que el gobierno federal aportara los detalles de los fondos no reclamados. El Tesoro puso obstáculos, y en 2004, los Estados pusieron la demanda.

En abril, el senador John D. Rockefeller IV (DW.Va.) presentó un proyecto de ley para que el Departamento del Tesoro pague US$30 a cada tenedor de bono que logren localizar.

Dijo el senador Rockefeller, “Creo que debemos devolver los bonos no reclamados a sus legítimos propietarios, poniendo el dinero en los bolsillos de sus familias en estos tiempos de dificultades económicas”. La portavoz Rebecca Gale dijo “Él (Rockefeller) presentó este proyecto de Ley con el apoyo de los tesoreros de los estados, quienes tendrían la oportunidad de analizar los archivos y encontrar a los legítimos dueños”.

Todavía ningún proyecto de ley ha sido aprobado en el Senado. Por ahora, parece, le corresponderá a los tribunales federales resolver el caso.

Para los Estados, la cuestión es simple. “Los bonos de ahorro se emitieron desde hace unos 60 años, y si los bonos no fueron reclamados, no quedaron allí para beneficiar al gobierno federal,” dijo el Procurador General de Montana Bullock.

Bonos de Defensa y Bonos de Guerra de EEUU


Artículo anterior:

Siguiente artículo: