Cuartel General de la Wehrmacht en el Castillo Ksiaz en Polonia

por Admin el 27 Octubre, 2015

en Otros temas

El Castillo Ksiaz se asienta sobre una colina arbolada en la ciudad de Walbrzych, en el sudoeste Polonia.

ksiaz-castle

Si te sientes fascinado por los secretos de la Segunda Guerra Mundial, los tesoros y fantasmas, el Castillo Ksiaz es el lugar para ti. Un sitio impresionante, ubicado en una colina arbolada en la ciudad de Walbrzych, en el sudoeste Polonia.

Recientemente, la zona llamó la atención en todo el mundo, cuando dos exploradores anunciaron que habían localizado un túnel secreto que esconde un tren de guerra blindado alemán con una preciosa carga de tesoros.

La noticia revivió la leyenda local del tren cargado de oro y objetos de valor que al parecer, los alemanes ocultaron del Ejército Rojo en las montañas de la zona en 1945.

Las autoridades están tomando medidas para verificar la aseveración de los exploradores, pero el antiguo centro de la mina de carbón de Walbrzych (ciudad conocida como Waldenburg mientras fue territorio alemán) y el castillo, son apreciados lugares para los turistas y reporteros cuyos número se ha incrementado enormemente ante la noticia del presunto hallazgo.

Incluso sin el tren y sin el oro, los visitantes disfrutan de la belleza de las Montañas del Búho en la cadena montañosa de los Sudetes, además de la rica y dramática historia de la zona y la visita al magnífico Castillo Ksiaz.

El castillo fue incautado por el mando alemán en 1941 como una futura residencia para el Alto Mando.

Muchos de los históricos interiores fueron desmantelados por una mal entendida modestia. Los militares alemanes entonces comenzaron a construir un búnker de unos 50 metros bajo el castillo como medida de protección contra los bombardeos aliados.

Eventualmente fue construido un laberinto de túneles y bunkers con mano de obra del cercano campo de concentración de Gross-Rosen, pero el complejo no se completó debido al fin del conflicto y su verdadero propósito sigue siendo un misterio 70 años después de la guerra.

Dicen algunos historiadores que el complejo fue convertido en sede del Estado Mayor de la Wehrmacht, otros alimentan la intriga diciendo que se usaron los túneles para albergar una fábrica de armamentos y hasta un laboratorio de armas nucleares.

Algunos de los túneles altos y húmedos pueden ser visitados por los turistas, pero muchos permanecen inexplorados. La leyenda del tren de oro oculto fue sacada a la luz en la década de 1970, por Tadeusz Slowikowski, un minero jubilado,  pero se ha mantenido vivo por los misterios que rodean al complejo.

El enorme castillo gris y rosado presenta varios estilos arquitectónicos, que se remontan al siglo XIII y a gobernantes de origen eslavo.

Luego pasó a manos austriacas y prusianas y fue conocido como Schloss Furstenstein, mientras sufrió repetidas ampliaciones, la última realizada a principios del siglo XX.

Fue propiedad privada de la familia aristocrática de Hochberg desde principios del siglo XVI, hasta que los alemanes lo incautaron para castigar a los Hochbergs que no apoyaban a Hitler. Cuando las fronteras cambiaron de dueño después de la Segunda Guerra Mundial, esta región de Baja Silesia fue puesta bajo la soberanía de Polonia.

La última propietaria, fue Mary Theresa Olivia Cornwallis-West, de origen galés, primera esposa del Príncipe Hans Heinrich XV, quien fue expulsada por los alemanes del castillo. Tenía el título de Princesa de Pless, pero era  popularmente conocida como Daisy, una mujer de gran belleza, una socialite, relacionada por matrimonio con Winston Churchill.

Su hermano George fue el segundo marido de Jennie la madre de Churchill. La princesa murió en 1943 y fue enterrada en el Mausoleo de Hochberg cerca del castillo, pero sus sirvientes trasladaron el cuerpo varias veces para proteger la tumba del saqueo por las tropas soviéticas, que ocuparon la zona desde mayo de 1945 hasta finales de 1946.

Como resultado, el lugar de descanso de la princesa Daisy sigue siendo desconocido. Es otro de los misterios del castillo que tiene su propia leyenda, pues dicen que el espíritu de la dama lo visita.

El Castillo KSIAZ: abre de lunes a viernes de 10:00-15:00; Sábados y domingos, 10:00-16:00 con gran variedad de tours disponibles. Hay alojamiento en los terrenos del castillo: el Ksiaz Hotel o el Hotel Przy Oslej Bramie, con restaurantes y cafetería. También hay hoteles y restaurantes en la ciudad de Walbrzych, donde se encuentra el castillo. Walbrzych es accesible por tren, autobús o automóvil desde Wroclaw, a unos 70 kilómetros (43 millas) de distancia, donde hay un aeropuerto. Walbrzych está situado aproximadamente a 350 kilómetros (220 millas) de Berlín y a 450 kilómetros (280 millas) de Varsovia.

Shanghai Daily: Discover WWII secrets at Poland’s Ksiaz Castle


Artículo anterior:

Siguiente artículo: