Crisis del euro abre viejas heridas de guerra en Grecia y Alemania

por Admin el 22 Octubre, 2012

en Otros temas

La realidad de Grecia es que es un país con la economía devastada, con desempleo endémico, una racha de suicidios que va en aumento, y aparentemente no hay ninguna solución a la vista.

CNN 20 de octubre

Grecia la cuna de la democracia ahora depende de los rescates de la eurozona y está sujeta a decisiones políticas tomadas en Bruselas y Berlín. La semana pasada, los atenienses marcharon en las calles para dejarle en claro a la canciller alemana Angela Merkel, en su primera visita a la capital griega desde el 2009, que no era bienvenida. Merkel se reunió con el primer ministro griego Antonis Samaras para evaluar la salud económica del país, mientras intenta conducir al país mediante más medidas de austeridad, para obtener aún más dinero de rescate.

greece-financial-crisis-merkel

En su breve visita, Merkel prometió el apoyo alemán para Grecia, pero resultaba claro que Grecia no puede dar más y por lo tanto, no se realizarán más reformas de austeridad. Francotiradores en las azoteas y 7.000 policías griegos fueron desplegados para mantener las protestas bajo control. Los manifestantes con banderas con la esvásticas fueron mantenidos alejados de la Plaza Syntagma, el punto focal de los manifestantes durante la crisis. Fue aquí, seis meses atrás, que un jubilado griego se quitó la vida frente al Parlamento, citando las medidas de austeridad en su desesperación. Las conversaciones entre Merkel y Samaras fueron sólo el último episodio entre dos países con una historia difícil y tumultuosa. Algunos manifestantes evocan recuerdos amargos de la ocupación alemana de Grecia entre 1941 y 1944, durante la cual fueron muertos miles de griegos.

Fue sólo en 1951 que la Unión Europea comenzó a tomar forma mediante el Tratado de París y la Mancomunidad Europea del Carbón y del Acero. El tratado firmado por seis países: Bélgica, Francia, Alemania Occidental, Italia, Luxemburgo y Holanda pretendía crear una estabilidad económica y política duradera para un continente devastado por la guerra.

Tres días después de que Merkel dejó Grecia, la Unión Europea ganó el Premio Nobel de la paz por el restablecimiento de la armonía de Europa. A pesar de la concesión, las relaciones entre países, especialmente entre los de Europa del Norte y los del Sur han sido puestos a prueba por la crisis.

Spyros Economides, un profesor de relaciones internacionales y política europea en el London School of Economics, dijo que los griegos "no son del todo muy positivos" en sus opiniones hacia Alemania. Le dijo a CNN: "en parte es una cosa generacional para aquellos que recuerdan la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias, pero es también por los jóvenes que están desempleados y sufren la dislocación económica, que ellos achacan a otras personas, en este caso los alemanes". Mientras que la visita de Merkel destinada a fortalecer la unidad de la eurozona anuló cualquier temor inmediato de un "Grexit" (salida de Grecia) de la zona euro, muchos europeos no quedarían decepcionados al verlos partir, según Economides.

"Habrá mucha gente en las instituciones europeas y las capitales nacionales en Europa que dirá, si los griegos deciden dejar la zona del euro, entonces que así sea. "Buena manera de solucionar el problema", dijo. Para permanecer, los griegos vienen bajo la intensa presión de la eurozona liderados por Alemania para implementar más medidas de austeridad por 13,5 billones de euros [$17,7 billones]. Economides, explicó que los recortes previstos podrían desglosarse en 11,5 billones de euros con los recortes de Pensiones y salarios, así como la venta de bienes del Estado y los restantes 2 billones de euros de impuestos adicionales. Las medidas asegurarán que los acreedores internacionales suministren el tramo siguiente de 31 billones de euros [$40,6 billones] del rescate de alivio para la economía griega. Esto le permitirá al Gobierno griego obtener el efectivo para cumplir con sus obligaciones de deuda más allá de finales de noviembre.

Pero el enfrentamiento entre los dos países sobre los términos del rescate de Atenas ha llevado a los altos dirigentes de los partidos políticos alemanes y griegos a emplear un retórica agresiva.

Frank Schaeffler, miembro del Parlamento alemán en el Partido Democrático Libre, previamente ha defendido la venta de las deshabitadas islas griegas para financiar los pagos a los acreedores. Le dijo Schaeffler a CNN que "Lamentablemente" la correcta aplicación de un programa de ajuste griego es una "ilusión". "Siento temor porque Alemania ha suavizado su postura sobre Grecia últimamente… el mismo Samaras ha dicho que Grecia está dispuesta a vender sus islas deshabitadas."

El ex Ministro de Asuntos Exteriores Griego Stavros Dimas llama "insultante" a esa sugerencia, y dijo que Alemania debe pagar reparaciones por los daños y la pérdida de vidas infligidas a Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Le dijo a colegas parlamentarios que Grecia nunca ha renunciado a su derecho a reclamar reparaciones, incluido el préstamo que Alemania obligó a Grecia a hacer para pagar su propia ocupación. Agregó: "nadie puede borrar las tragedias que nuestro país sufrió… Ellas están grabadas en nuestra memoria colectiva". Los líderes europeos se reúnen en Bruselas esta semana para discutir la crisis de la deuda de la región, y las autoridades consideran crear un presupuesto separado para la Unión monetaria de las 17 naciones.

Joerg Kraemer, economista jefe del Commerzbank de Alemania, el segundo banco más grande dijo a CNN: "Si Grecia no cumple con las reformas y la austeridad, la troika (BCE, FMI y la Comisión Europea) no recomendará dar más dinero fresco, en términos económicos puros."

A Alemania le preocupa que una salida de Grecia de la eurozona pueda provocar un efecto dominó, según el cual un número de países endeudados incluyendo Irlanda, Portugal y potencialmente España e Italia, puedan verse obligados a retirarse de la moneda común, lo que podría llevar a una ruptura completa de la Unión Monetaria. El gobierno de Samaras está negociando con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea sobre la ampliación de los cortes por otros dos años hasta el 2014 y aún más allá.

Si lo logra, Economides dice que esto representaría una victoria política para el Gobierno de coalición, ya que fue elegido en parte con la promesa de ampliar el plazo para hacer los cortes. Kraemer agregó: "No creo que Grecia sea parte de la eurozona en cinco o diez años, pero en estos momentos los políticos en Alemania y de otros países no desean tirar del tapón".

Sunday Observer: Euro crisis opens old wounds for Greece, Germany
http://www.sundayobserver.lk/2012/10/21/wld03.asp


Artículo anterior:

Siguiente artículo: