Churchill ‘se opuso a Nuremberg queriendo que jefes nazis fueran ejecutados o encarcelados sin juicio’, revelan diarios de guerra del MI5

por Admin el 26 Octubre, 2012

en Otros temas

Winston Churchill quería que los líderes nazis fueran ejecutados y otros encarcelados sin juicio – en lugar de ser sentenciados en los tribunales de crímenes de guerra de Nuremberg, según diarios de guerra desclasificados hoy.

juicio-nuremberg

Pero, se dice, que el Primer Ministro de Gran Bretaña durante la guerra, cambió su postura en la famosa Conferencia de los ‘Tres Grandes’ de 1945, convencido por el Presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt y el dictador soviético Joseph Stalin.

Roosevelt sostuvo que la opinión pública de Estados Unidos deseaba juicios adecuados y Stalin pensó que proporcionarían buena propaganda. Los británicos aprobaron las audiencias, pese a los temores de que podrían establecer un precedente peligroso.

El diario de 1940 y 1950 fue escrito por Guy Liddell, ex jefe del contraespionaje del MI5, que apoyó un plan del Director de Procesamientos Públicos (DPP), Sir Theobald Mathew, de ‘darle una paliza’ a algunos nazis.

Él dictó una anotación en junio de 1945 sobre conversaciones con un miembro de la Junta de Crímenes de Guerra británico, un oficial del MI6 y un representante de la Junta de Operaciones Especiales sobre una acusación por crímenes de guerra.

El señor Liddell dijo que el DPP quería un Comité para ‘llegar a la conclusión de que ciertas personas debían ser eliminadas y otros debían recibir diversas penas de prisión’, informó al diario The Guardian.

Esto debía ser puesto en manos de los Comunes – y ‘cualquier instancia militar para que encontraran a estos individuos’ con la autoridad ‘para detenerlos e infringirles el castigo que se hubiera decidido aplicarles’.

‘Esto fue una propuesta mucho más clara y no pondría a la ley en descrédito,’ dijo el Señor Liddell.

Según The Times, añadió en el diario que él fue llamado "Wallflowers": ‘Winston propuso esto en Yalta pero Roosevelt sentía que los estadounidenses deseaban un juicio.

‘Joe apoyó a Roosevelt en la propuesta perfectamente válida de que a los rusos le gustaban los juicios públicos para fines de propaganda’.

«Me parece que nosotros simplemente estamos siendo arrastrados al nivel del lugar que ha estado teniendo la justicia en la URSS durante los últimos 20 años.»

Un año más tarde el señor Liddell voló a Nuremberg con el Subjefe del MI5, Oswald Harker, para presenciar el proceso de 21 líderes nazis – y sentía que había confirmado su preocupación acerca de un juicio mediático, informó The Guardian.

"Uno no puede escapar a la sensación de que la mayoría de las cosas por las que fueron procesados los 21 acusados ocurrieron durante un período de 14 años, cuando los rusos hicieron lo mismo a lo largo de 28 años," escribió en el diario.

El señor Liddell dijo que esto contribuyó a la atmósfera un tanto fantasmal de todo el proceso’.

Agregó que la experiencia lo llevó a afrontar una de sus mayores preocupaciones, de que la corte fue "la corte de los vencedores que inventaron sus propias reglas, sus propios procedimientos y sus propias pruebas y evidencias para actuar en represalia contra los vencidos".

Los juicios de Nuremberg fueron un momento definitorio en la justicia por crímenes de guerra que mostró a 21 reos, acusados por actos tales como crímenes contra la paz y la humanidad y el asesinato de prisioneros.

Fue descrita por el presidente británico del tribunal, el juez Geoffrey Lawrence, como ‘único en la historia de la jurisprudencia del mundo y de suprema importancia para millones de personas’.

Los acusados incluyeron a Hermann Goring, Comandante en Jefe de la Luftwaffe; al Almirante Karl Donitz, quien se convirtió en Presidente de Alemania después de la muerte de Adolf Hitler; y al amigo de Hitler, el arquitecto Albert Speer.

Churchill fue elegido primer ministro durante la Segunda Guerra Mundial en mayo de 1940 y fue el inspirador de la nación a la victoria, antes de perder el poder en 1945. Fue primer ministro por segunda vez desde 1951 a 1955.

Por Mark Duell

Dily Mail: Churchill ‘opposed Nuremberg and wanted Nazi leaders executed or jailed without trial’, extraordinary MI5 wartime diaries reveal


Artículo anterior:

Siguiente artículo: