Campos de Concentración británicos

por Admin el 15 Febrero, 2006

en Otros temas

Los refugiados en Gran Bretaña

Uno de los episodios oscuros de la guerra mundial fue el maltrato a los civiles.  Sobre los abusos cometidos por los alemanes hay muchos miles de libros y docenas de películas.  Sin embargo, sobre los abusos cometidos por los Aliados no se dice todo, porque siempre fueron cuidadosamente minimizados y en muchos casos permanecen ocultos hasta nuestros días.

El caso del maltrato a los refugiados procedentes de países del Eje y a los residentes legales en Inglaterra, procedentes de esos países, es uno de ellos.  Al comenzar la guerra en Inglaterra residían unos 70 mil alemanes, muchos de ellos refugiados a causa de la persecución política.  Inicialmente el gobierno británico sólo formó tribunales locales para estudiar caso por caso a los residentes extranjeros, pero al aumentar la presión de la prensa y ante la avalancha de refugiados procedentes de los Países Bajos la situación cambió.  El embajador británico en Bélgica declaró que los refugiados alemanes fueron la quinta columna que hizo posible la derrota del ejército belga y la capitulación del Rey Leopoldo.  Tamaño disparate fue recogido por la prensa y la presión pública obligó a los políticos cambiar de posición.

Churchill dijo “Collar the lot” una expresión que no tiene traducción literal pero que significa algo así como “amarren a los indeseables.”  A partir de ese momento comenzó el acoso a los extranjeros procedentes de Alemania, Austria e Italia.  Fueron encerrados.  Los hombres trasladados a varios lugares para ser enviados a campos de concentración en Canadá y Australia  y las mujeres, niños y ancianos obligados a vivir en lugares donde podían ser vigilados.

Los hombres comenzaron a ser enviados en barcos, pero la tragedia llegó cuando el segundo buque SS Arandora Star, zarpó a Canadá con el segundo contingente de alemanes e italianos.  El U-47 disparó el único torpedo que le quedaba y hundió al buque.  Un segundo barco enviado a Australia con refugiados y residentes alemanes “peligrosos” para la seguridad británica, fueron maltratados por los guardias quienes fueron acusados de brutalidad y antisemitismo y condenados por un tribunal militar en Australia.

Lea el artículo Campos de Concentración británicos: Los refugiados en Gran Bretaña


Artículo anterior:

Siguiente artículo: