Berlusconi defiende el apoyo que Mussolini le dio a Hitler

por Admin el 28 Enero, 2013

en Otros temas

Roma – el ex primer ministro de Italia Silvio Berlusconi elogió a Benito Mussolini por "haber hecho bien" a pesar de las leyes antijudías del dictador fascista, provocando inmediatamente expresiones de indignación mientras el domingo Europa recordaba el Holocausto.

Berlusconi defendió también a Mussolini por haberse aliado a Hitler, diciendo que probablemente razonó que sería mejor estar en el bando ganador.

El magnate de los medios, cuyas fuerzas conservadoras están en segundo lugar en las encuestas de votantes antes de las elecciones del próximo mes, habló a la prensa al margen de una ceremonia en Milán para conmemorar el Holocausto.

En 1938, antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el régimen de Mussolini promulgó las llamadas "leyes raciales," que sacó a los judíos de las universidades de Italia y de muchas profesiones, entre otras prohibiciones. Cuando los alemanes ocuparon Italia durante la guerra, miles de personas pertenecientes a la pequeña comunidad judía italiana fueron deportados a campos de concentración.

"Es difícil ponerse ahora en los zapatos de quien debía tomar decisiones en ese entonces," dijo Berlusconi sobre el apoyo de Mussolini a Hitler. "Ciertamente el Gobierno (italiano), temiendo que el poder alemán se convertiría en una victoria general, prefirió aliarse con Alemania, en lugar de oponerse a ella."

Berlusconi agregó que "dentro de esa alianza estuvo la imposición de la lucha contra los judíos y su exterminio. Así, las leyes raciales fueron la peor falla de Mussolini, que, en tantos otros aspectos, lo hizo bien".

Más de 7.000 judíos fueron deportados bajo el régimen de Mussolini, y casi 6.000 de ellos fueron muertos. A sus palabras siguieron la indignación, junto con la demanda de que Berlusconi sea procesado por promover el fascismo.

Entre los que expresaron su condena se encontraban personalidades judías en el extranjero.

Mussolini "modeló sus leyes antijudías basándose en las Leyes Nazis de Nuremberg que proscribían a los judíos del servicio civil", dijo el rabino Marvin Hier, fundador del Centro Simon Wiesenthal, en un comunicado.

"Es el extremo del revisionismo intentar restablecer a un dictador italiano que ayudó a legitimar y apuntalar a Hitler como un ‘reencarnado chico bueno", dijo el rabino, cuya organización investiga los incidentes antisemitas en todo el mundo.

La alabanza de Berlusconi a Mussolini constituye "un insulto a la conciencia democrática de Italia," dijo Rosy Bindi, un líder de centro-izquierda. "Sólo la política cínica de Berlusconi, combinada con el revisionismo histórico, podría separar la vergüenza de las leyes racistas, de la dictadura fascista."

Las leyes italianas promulgadas tras la desastrosa experiencia del país en la guerra prohíben la exaltación del fascismo.  Gianfranco Mascia, un candidato para las elecciones locales, prometió que él y sus partidarios presentará una queja formal el lunes a los fiscales italianos, pidiendo que Berlusconi sea procesado.

Horas más tarde, Berlusconi emitía una declaración diciendo que "lamentaba" que él no dejara bien en claro en sus comentarios anteriores que su análisis históricos "siempre se basan en la condena a las dictaduras", informó la Agencia de noticias italiana LaPresse.

También sostuvo que la izquierda estaba tratando de explotar su comentario acerca de Mussolini para abonar de su campaña electoral.

Abogando por el nacionalismo agresivo, Mussolini utilizó la fuerza bruta y el atractivo populista, evocando las antiguas glorias de Roma para obtener y mantener el control dictatorial del poder, desde principios de los años 20 y durante la Segunda Guerra Mundial. Sus leales fascistas los "camisas negras" reprimieron a los disidentes, a través de golpizas y encarcelamientos.

Alentó las grandes familias para propagar la población italiana, estableció una economía creciente y erigieron edificios monumentales y estatuas para evocar a la antigua Roma. Mussolini trató de imponer el orden en un pueblo de mentalidad generalmente individualista y por eso los italianos a veces recuerdan que los trenes llegaban a tiempo durante el fascismo.

Con sueños de un imperio, envió a las tropas italianas en misiones de ataque para ocupar tierras extranjeras, incluyendo Etiopía y Albania. Finalmente, los fracasos militares italianos en África y en Grecia fomentaron la rebelión entre los funcionarios de fascistas, y en 1943 fue puesto bajo arresto por órdenes del rey italiano. Su final llegó en manos vengativas de partisanos comunistas, que lo asesinaron junto con su amante y dejaron sus cuerpos colgados en una plaza de Milán en abril de 1945.

Los aliados del ex Gobierno de Berlusconi incluían a herederos políticos de movimientos neofascistas admiradores de Mussolini.

En 2010, Berlusconi le dijo a los líderes mundiales en una Conferencia en París que había estado leyendo los periódicos de Mussolini y años antes Berlusconi afirmó que Mussolini "nunca mató nadie".

Berlusconi es candidato a las elecciones parlamentarias del 24-25 de febrero, habiendo cambiado repetidamente de opinión sobre si busca un cuarto período como primer ministro. Monti también es candidato, pero las encuestas lo pusieron lejos del favorito Pier Luigi Bersani, un líder de centro-izquierda que apoya las medidas de austeridad de Monti para salvar a Italia de la crisis de la deuda de la eurozona.

Las encuestas muestran que un tercio de los votantes están indecisos.

News Day: Berlusconi defends Mussolini’s support of Hitler in WWII


Artículo anterior:

Siguiente artículo: